28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su candidato, Hugo García, ha conseguido solo 6.438 votos, unos resultados que ratifican su poco peso como ocurrió en Portugal con su homónimo, el PAN

PACMA, en caída libre: Decaen los apoyos animalistas en CyL, con un 30% menos de votos

Javier Luna, presidente de PACMA.
Javier Luna, presidente de PACMA.
Las elecciones autonómicas de Castilla y León, celebradas el pasado domingo, en las que ha ganado el PP que podrá gobernar si consigue el apoyo de VOX, ha dejado a PACMA muy tocado. El partido animalista ha sufrido un nuevo batacazo electoral, continuando así con su declive y volviendo a sufrir un duro revés: no ha conseguido ningún escaño. Los partidos animalistas parecen estar de capa caída.

El partido animalista PACMA ha sufrido un nuevo batacazo electoral este domingo, continuando así con su declive y volviendo a sufrir un duro revés en las elecciones de Castilla y León, a las que se presentaba como candidato el político Hugo García. Con el 100% de los votos escrutados, el partido animalista, que establece tres bloques prioritarios: animales, medioambiente y personas, ha obtenido 6.438 votos, casi un 30% menos que en las últimas elecciones, lo que confirma que los ciudadanos de esta comunidad autónoma también dan la espalda a esta opción minoritaria. El aumento de opciones políticas y la aparición de partidos provinciales ha restado votos a la formación animalista, especialmente en León y Soria.

De esta manera, el partido que preside Javier Luna encadena una nueva derrota. La última tuvo lugar el pasado mes de mayo en los comicios a la Comunidad de Madrid, donde tampoco obtuvieron representación y sumaron 15.507 votos, un 42,67% menos que en las anteriores, volviéndose a demostrar que no cuenta con apoyo social. Recordemos que en las elecciones de Cataluña -anteriores a las madrileñas- ni siquiera llegaron a presentar candidato. En cuanto a las últimas elecciones generales, PACMA obtuvo su peor resultado desde 2015 y fue la primera vez que obtuvo menos sufragios que en los anteriores comicios.

Hugo García, candidato de PACMA a las elecciones de Castilla y León.

Esta tendencia a la baja también se ha visto en otras formaciones europeas, como el descalabro que sufrió el partido animalista PAN en las elecciones presidenciales de Portugal, en las que perdió miles de votos y dos de los tres diputados que consiguió en 2019. 

PACMA ha obtenido el 0,53% de los votos en Castilla y León respecto al 0,63% de los anteriores comicios. Sobre estos resultados la formación afirma no estar “contenta” ya que “el objetivo siempre es obtener representación política”, pero celebra haber conseguido frenar la inclinación evidentemente negativa del voto animalista que caracterizó al partido en los dos últimos años.

Positivos frente a la adversidad

“Somos conscientes de lo complicado que resulta para un partido especializado como nosotros conseguir que las personas con ideas más tradicionales y arraigadas nos voten, especialmente en esta comunidad autónoma, por lo que estamos agradecidos del esfuerzo realizado por nuestros voluntarios y simpatizantes a pesar de las circunstancias locales”, declara la formación política.

El Partido Animalista afirma sentirse reforzado, con un equipo renovado y nuevas motivaciones para “seguir siendo la única opción verde que proporcione esperanzas políticas para activistas de las causas animalistas, medioambientalistas y sociales”.

“Tenemos muchos proyectos de futuro que irán viendo la luz en los próximos meses y nuestros equipos provinciales se están implicando cada vez más; estamos recuperando terreno”, explica su presidente, Javier Luna.

Javier Luna.

Además, Luna recuerda que “estamos experimentando cambios sociales que aluden directamente a la conciencia de los ciudadanos sobre la forma en que tratamos a los demás seres vivos y al planeta, y es precisamente ahí donde una ideología pionera como la de PACMA tiene cabida”. “Sabemos que nuestro potencial votante es joven y está concienciado”, añade.

El Partido Animalista, cuya junta directiva fue renovada en octubre de 2021, garantiza la presencia del partido en el horizonte político actual. “Estamos dispuestos seguir liderando el movimiento animalista y prevemos opciones de representación de cara a las próximas elecciones, en las que haremos una fuerte apuesta por las políticas municipales”.

La formación política concluye su comunicado agradeciendo el “enorme apoyo” recibido por parte de los equipos provinciales y los simpatizantes que, a su juicio “son personas con unos valores increíbles que, sin duda, nos motivan a seguir hacia delante y luchar por la causa. Son el combustible de PACMA; podemos decir con orgullo que somos un partido que se distingue por sus ideales y no por intereses”, finaliza Javier Luna.

Caída libre de los animalistas en Portugal

Los partidos animalistas no parecen estar pasando por sus mejores momentos. El pasado 30 de enero, las elecciones presidenciales de Portugal supusieron un batacazo para el PAN, el partido animalista luso, que perdió miles de votos y dos de los tres diputados que consiguió en 2019. 

El PAN (Personas, Animales y Naturaleza), tras haber sido considerado en las elecciones de 2019 el partido con el ascenso más meteórico de la escena lusa, sufrió una importante caída. La formación está dirigida por Inês de Sousa, una jurista lisboeta de 41 años que se define como feminista, vegana y adicta al trabajo, y que estudió Derecho Animal y Sociedad en la Universidad Autónoma de Barcelona. Es la portavoz parlamentaria del partido, que logró su único escaño "in extremis".

El único sillón en el Parlamento lo lograron por la demarcación de Lisboa, en contraste con los comicios de hace dos años, en los que la formación obtuvo cuatro representantes aunque, finalmente, se quedaron con tres cuando una de ellas salió del partido y pasó a diputada no inscrita. Los animalistas cayeron de un 3 a un 1,4% de votos.

COMPARTIR: