05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La hasta ahora baronesa popular y su número dos, Álvaro Queipo, luchaban por liderar al partido en el Principado en 2023

Génova 13 sopesa 'acoger' a Teresa Mallada tras su renuncia a liderar el PP asturiano

/ Teresa Mallada.
Alberto Núñez Feijóo ha forzado la caída de Teresa Mallada como presidenta del Partido Popular en Asturias. La hasta ahora baronesa 'popular' mantiene la portavocía del partido en el Parlamento autonómico y podría recibir una compensación de Génova 13 a través de un cargo a las órdenes del vicesecretario de Economía, el andaluz Juan Bravo.

El Partido Popular cree que puede recuperar Asturias a pesar de que el partido está totalmente dividido por la pugna que mantenían la baronesa Teresa Mallada y su número dos, Álvaro Queipo.

Génova 13 ha tomado partido contra la primera, que ha renunciado a la presidencia del partido en el Principado al no gozar de la confianza de Alberto Núñez Feijóo para ser candidata en 2023. 

Mallada mantiene, al menos, la portavocía del PP en el Parlamento de Asturias y podría recibir una compensación de Génova 13 que, según señalan fuentes del partido a Elcierredigital.com, consistiría en un puesto a las órdenes del vicesecretario de Economía 'popular', el andaluz Juan Bravo

A un lado

La hasta ahora baronesa se ha despedido de los afiliados: "Siempre he creído que las personas que formamos parte de un partido político debemos estar donde creamos que somos más útiles para el proyecto que representamos. Y lo más conveniente es que me centre en mi labor como portavoz en el Parlamento de Asturias para facilitar que la elección del candidato autonómico a las elecciones de mayo de 2023 se tome con total autonomía". 

Mallada cree que el candidato designado "debe tener las mayores posibilidades de ganar las próximas elecciones autonómicas, experiencia de gestión, conocimiento de Asturias e, internamente, capacidad para unir y guiar a todos los afiliados de nuestro Partido. Por tanto, coincido con la Dirección Nacional en que lo deseable es evitar la bicefalia"

Es posible que Feijóo descarte el nombre de Álvaro Queipo con tal de coser las heridas abiertas a nivel orgánico. Este hecho aliviaría a Mallada, que ya fue a las urnas muy carbonizada en 2019 tras ser imputada por el 'caso Hulla'

De la quema se ha salvado por ahora uno de sus principales apoyos, Pablo González, miembro de la Ejecutiva de Feijóo y presidente del PP de Gijón a pesar de estar imputado por malversación y falsificación de documentos. 

Feijóo deberá elegir al candidato o candidata tras haber mostrado su confianza en María José Sáenz de Buruaga en Cantabria, Javier García en Navarra y Gonzalo Capellán en La Rioja

La larga sombra de Álvarez-Cascos 

Francisco Álvarez-Cascos descartó definitivamente el pasado año recuperar el control de Foro Asturias. El exvicepresidente del Gobierno llevaba dos años de pulso político con su sucesora, la exalcaldesa de Gijón Carmen Moriyón

Pero Moriyón, que renunció al acta de parlamentaria en la Cámara de Asturias en 2019 tras lograr solo dos representantes, se ha hecho fuerte dentro del partido y ha contraatacado a las críticas del fundador con una querella por apropiación indebida contra este. 
 
El sector oficialista estaba harto de que el 'casquismo' dibujase a Foro Asturias como una muleta del PSOE en la región. Y tenían un 'as bajo la manga': los gastos que Cascos cargaba al partido y que, a priori, son difícilmente justificables. 
Teresa_Mallada2

Alberto Núñez Feijóo. 

El que fuera sombra de Aznar cargó al partido más de 5.000 euros en gastos que no parecen muy políticos: hoteles para su suegro, entradas de tenis para sus hijos o comida para su domicilio. Y no solo eso: según el sector de Moriyón, el fundador cobraba los mítines en los que participaba a precio de conferencias. 
 

La ética en el candelero

Cascos anunció su marcha de Foro Asturias, partido "en el que sus dirigentes protagonizan el episodio insólito de demolición ética, ideológica, estratégica, táctica y organizativa del proyecto político singular de Foro que gestamos hace diez años". 
 
El sector 'casquista' ha denunciado que Foro Asturias se está plegando a los intereses socialistas sobre el bable y Moriyón niega cualquier "cambio en la postura de Foro frente a la oficialidad, que es la misma que hemos mantenido siempre, y que llevábamos una vez más en el programa que presentamos a las últimas elecciones autonómicas".
 

La debacle de 2019

Cascos respaldó en 2019 a Moriyón a pesar de sus discretos resultados: "Sigo creyendo en este proyecto. Sigo creyendo en Foro. Y me comprometo a propiciar los cambios necesarios para adaptarnos al nuevo escenario político".
 
La presidenta de Foro Asturias no recogió siquiera su acta de parlamentaria: "Los resultados de Foro se han alejado mucho de los objetivos previstos. Como cabeza de la candidatura y candidata a la Presidencia del Principado, asumo la responsabilidad política de la derrota en las urnas. En consecuencia, renuncio al acta de diputada. Cuando se sufre una derrota en política, se dimite". 
COMPARTIR: