17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El político socialista, que murió a los 67 años, promovió junto a la locutora Encarna Sánchez la construcción de la estatua de 'El Yiyo' en Las Ventas

Aniversario del adiós a Tierno Galván, 'el alcalde de la Movida' que amaba los toros

Tierno Galván.
Tierno Galván.
El 19 de enero de 1986 Madrid despedía a Enrique Tierno Galván quien falleció a los 68 años de edad víctima de un cáncer de colón. El político socialista, también conocido como 'viejo profesor', fue una de las figuras históricas del PSOE y también conocido como el 'alcalde de la Movida'. Junto a la actriz Susana Estrada protagonizó una de las fotografías históricas de la Transición y junto a Encarna Sánchez promovió la construcción de la estatua en homenaje a 'El Yiyo'.

El 19 de enero de 1986 Madrid se echó a la calle para despedir a Enrique Tierno Galván. El político socialista fallecía víctima de complicaciones relacionadas con un cáncer de colón que le fue diagnosticado en 1985. Más de un millón de personas se agolparon por las calles capitalinas para homenajear la figura del 'Viejo Profesor'.

Con la muerte de Tierno Galván desapareció un socialista histórico que concitó en torno a su figura un reconocimiento unánime que fue mucho más allá de la afiliación política. Admirado por políticos de otras formaciones, aquel 19 de enero miles de personas de varias generaciones dijeron adiós al que estaba considerado como el 'alcalde la Movida'.

El 'viejo profesor'

Nacido en Madrid el 8 de febrero de 1918, Enrique Tierno Galván trazó sus primeros pasos académicos en el Instituto Cervantes, donde cursó el bachillerato. Inicialmente, emprendió sus estudios universitarios en la Universidad Central de Madrid, pero la irrupción de la Guerra Civil interrumpió su formación. A raíz de sus experiencias en la contienda, donde participó activamente en el bando republicano, dio inicio a su carrera política como una destacada figura opositora al franquismo desde el ámbito universitario. A lo largo de las décadas de los cincuenta y setenta, se erigió como símbolo del descontento y más tarde de la rebeldía dentro de la comunidad universitaria.

Un siglo de Tierno Galván, el marxista enrollado que colocó a Madrid

Enrique Tierno Galván.

En 1942, a la temprana edad de veinticuatro años, obtuvo su doctorado en la Universidad de Madrid con la presentación de su tesis 'El tacitismo, una contribución al pensamiento político español', bajo la dirección del filósofo Francisco Elías de Tejada. Su incursión en el ámbito académico marcó el inicio de una carrera intelectual destacada.

Este ilustre personaje ostentaba no solo el título de Doctor en Derecho, sino también el de Doctor en Filosofía y Letras, destacando su amplia formación académica. Su trayectoria como catedrático de Derecho Político abarcó desde 1948 hasta 1953 en la Universidad de Murcia, y posteriormente, desde 1953 hasta 1965, en la Universidad de Salamanca. 

Durante su tiempo en la Universidad de Salamanca, logró formar un grupo cohesionado, y entre sus discípulos destacados se encontraban figuras prominentes como Raúl Morodo, Pablo Lucas y Fernando Morán, quienes no solo fueron alumnos destacados, sino que también se convirtieron en colaboradores políticos del mencionado académico. El cariñoso apelativo de "viejo Profesor" resaltaba la reverencia y admiración que sus estudiantes y 'colegas' profesionales sentían hacia él, consolidando así su reputación como una figura respetada y querida en el ámbito académico y político. En cuanto a su vida personal, el político socialista contrajo matrimonio en 1945 con Encarnación Pérez-Relaño, con quien tuvo un hijo, Enrique, doctor en Ciencias Físicas, y una hija, Berta, que falleció con tan solo seis meses de edad.

Un histórico del PSOE

En la década de los setenta, su renombre político e intelectual alcanza su cúspide, aunque marcada por un episodio confuso relacionado con su ingreso y posterior expulsión de la Agrupación Socialista Madrileña, vinculada teóricamente al PSOE histórico con sede en Toulouse (Francia). Este reconocimiento se debió en parte a su presentación como un intelectual marxista no "escolástico" y, de manera significativa, a su expulsión perpetua de las universidades españolas en 1965 junto a otros académicos, como José Luis López Aranguren y Agustín García Calvo, debido a su apoyo a las protestas estudiantiles contra la dictadura franquista.

En 1966, decide trasladarse a Estados Unidos, donde ejerce como profesor en la Universidad de Princeton y lidera la Federación Socialista en Madrid, también conocida como el "grupo de Marqués de Cubas". En 1968, funda el Partido Socialista del Interior (PSI), que más tarde en 1974 se transforma en el Partido Socialista Popular (PSP). En ese mismo año, junto con el Partido Comunista de España (PCE), el Partido del Trabajo de España (PTE), el Partido Carlista (PC) y otras personalidades, forma la Junta Democrática de España (JDE). Su regreso a la universidad española en 1976 durante la Transición política coincide con el surgimiento de un PSOE liderado por Felipe González, quien le disputa el liderazgo en la izquierda socialista.

A pesar de reafirmar la línea marxista y revolucionaria en el I Congreso del PSP en 1976, Tierno Galván no logra competir con el auge del PSOE, respaldado por partidos socialistas europeos y adoptando una línea socialdemócrata. Ese mismo año un jovencísimo José Bono ofrecía su primer mitin en el Colegio Mayor Pío XII. Fue un encargo del profesor Tierno Galván para que interviniera en un acto público en contra del referéndum de la Ley de Reforma Política, que posteriormente y mayoritariamente el pueblo español votaría a favor. 

Fechas después, las deudas acorralaron al PSP y el PSOE trató de absorberlo. En abril de 1978 se firmó un acuerdo de unidad entre el PSOE y el PSP. Bono fue uno de los hombres-puente de la operación por el PSP, y Alfonso Guerra, el otro, por el PSOE. Desde entonces, Bono fue considerado por algunos medios como el “topo” de Alfonso Guerra en la defenestración del PSP. Nunca perdonaría el “viejo profesor” las maniobras de su alumno Bono, quien a partir de la absorción subió enteros dentro del PSOE. El profesor Tierno Galván murió enfadado, como lo certifican los párrafos agresivos que le dedica en su libro “Cabos sueltos” a José Bono, por entonces ya mandatario de Castilla La-Mancha.

Tierno Galván, en primer plano, con un joven Bono levantando el brazo detrás.

Fue un año antes cuando durante las elecciones de 1977, cuando Tierno Galván obtiene un acta de diputado por Madrid dentro de la coalición Unidad Socialista. En agosto del mismo año, interviene en la resolución de un secuestro perpetrado por un miembro del GRAPO. Marginado por el PSOE, acepta la integración del PSP en el PSOE en 1978 y vuelve a ser diputado en 1979 y 1982. Nombrado presidente honorario del PSOE en 1978, renuncia en 1979 debido a discrepancias con la ejecutiva de González, que abandonaba el marxismo y marginaba al socialismo madrileño.

El 'alcalde de la Movida'

En las pioneras elecciones municipales de la democracia celebradas en abril de 1979, Tierno Galván se postulaba para la alcaldía de Madrid. A pesar de que su partido, el PSOE, no obtiene la mayoría de votos puesto que la UCD encabezaba las preferencias, una coalición con el PCE le otorga la alcaldía. Su gestión al frente del Ayuntamiento de Madrid gozó de una popularidad abrumadora, resultando en su reelección en 1983. Lo destacado de su mandato no solo radicó en sus logros políticos, sino en la peculiar unanimidad de apoyo que suscitó, trascendiendo su filiación política y extendiéndose incluso más allá de las fronteras nacionales.

Como alcalde, Tierno Galván lideró un renacimiento espectacular en la vida cultural, artística y social de Madrid. Este período de efervescencia se conoció como la "movida madrileña" llegando a ser conocido como 'el alcalde la Movida'. Durante esta década, Tierno dejó anécdotas históricas como aquel icónico discurso durante el enclave de la Tercera Fiesta del Estudiante y la Radio organizada por el programa 'Tiempo de Universidad' de Radio 3 en el Palacio de los Deportes de Madrid. El político acostumbraba a acudir a actos relacionados con la juventud o a conciertos de artistas conocidos del movimiento como los que se celebraban en la Pradera de San Isidro. 

Quise que los socialistas me explicaran por qué me quitaron el derecho al  voto

Tierno Galván y Susana Estrada.

La influencia de Tierno Galván en este resurgimiento cultural y social fue tan marcada que llegó a presidir la Federación Mundial de Ciudades Unidas y también era conocida su admiración por el ámbito de la cultura, el cine o la música. De hecho, fue Tierno quien protagonizó una de las fotografías históricas de la Transición española. Lo hizo junto a la actriz del destape Susana Estrada en el marco de los premios que otorgaba el periódico 'Pueblo'. Su estilo de populismo peculiar conectó tanto con la juventud como con la tercera edad, consolidándose como una figura emblemática de la ciudad. 

Un amante de los toros

Una de las características del edil socialista era su afición a asistir a las corridas taurinas. Aquella afición la puso de manifiesto en su ensayo 'Los toros, acontecimiento nacional' en el que reveló que "los toros son el acontecimiento que más ha educado social, e incluso políticamente al pueblo español". Tierno también fue el artífice, junto a la locutora Encarna Sánchez, para homenajear la figura de 'El Yiyo', fallecido en agosto de 1985. 

En ese momento la periodista almeriense era la reina de la radio española gracias a su programa vespertino de la COPE Directamente Encarna. El 17 de diciembre de ese mismo año, Encarna decidió hacer un programa especial dedicado a su figura del joven toreo con el fin de recaudar dinero para erigir una estatua en su honor en Las Ventas realiza por Luis Sanguino.

Monumento de 'El Yiyo' frente a la Plaza de Toros de Las Ventas (Madrid).

En el programa de Encarna participaron toreros como Palomo Linares o Antonio Chenén 'Antoñete', que había compartido cartel con 'El Yiyo' la tarde de su muerte. También intervinieron en directo Carmen Sevilla, Lola Flores y el periodista Antonio D. Olano que publicaría una biografía sobre el finado diestro titulada Adiós, príncipe, adiós. Se recaudó un millón de pesetas, pero para ello eran necesarios los permisos municipales. Para eso Encarna recurrió al entonces alcalde de Madrid, el socialista Enrique Tierno Galván. 'El viejo profesor' se llevaba bien con la locutora desde que se conocieron en 1981 cuando ella emitía desde los estudios de radio Miramar en Barcelona, porque su mujer, Encarna Pérez, "era una gran fan del programa de Encarna Sánchez", explica a Elcierredigital.com Pedro Pérez, productor de Encarna Sánchez en ese momento. 

El 19 de enero de 1986 la sociedad madrileña y el PSOE despedían a una de sus figuras históricas. Una figura que, a día de hoy, continua siendo admirada por los herederos de aquella generación que tuvieron la oportunidad de escuchar en directo al 'viejo profesor' pronunciar la mítica frase de "Rockeros, el que no esté colocao que se coloque y al loro". Porque Tierno Galván siempre será un icono de la política y de la Movida. 

COMPARTIR: