18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los hechos pudieron ocurrir debido a que Leo D’Souza no habría pagado los 50.000 euros que aún le debe al jugador

Un nuevo escándalo de Karim Benzema: acusan al entorno del futbolista del intento de secuestro de un agente deportivo

Karim Benzema
Karim Benzema / EFE
El jugador del Real Madrid, Karim Benzema, fue acusado de secuestro el jueves pasado por un agente deportivo. El hombre denunció que varias personas del entorno del futbolista intentaron meterle en una furgoneta

El delantero del Real Madrid, Karim Benzema, podría estar inmerso en un nuevo escándalo fuera de los campos de fútbol. El jugador francoargelino fue acusado el pasado jueves de intento de secuestro.

El suceso habría ocurrido el pasado 7 de octubre cuando el futbolista fue a ver un encuentro entre el PSG y el Olympique de Lyon, equipo en el que se formó el ariete. Un agente denunció que varias personas del entorno del futbolista intentaron meterle en una furgoneta para llevárselo.

Aquel domingo, mientras Benzema se encontraba en el estadio de Parc des Princes en París, a la misma hora, un agente llamado Leo D’Souza era citado en un bar del Distrito XIII de la misma ciudad. El representante aseguró en la denuncia que interpuso en una comisaria de policía de Nanterre que, un amigo común del agente y de Benzema quedó con él para hacer una videollamada con el jugador, momento en el que asegura que se le tendió la trampa.

Según la información sacada por el medio francés ‘Mediapart’, afirma que D’Souza no se encontró con la persona que esperaba sino con un amigo de la infancia del jugador madridista, llamado Smaine Tabennehas, la agente de comunicación y marketing del futbolista, Yamma Aghrib y el chófer que siempre lleva al delantero cuando viaja por Francia. El agente afirma para este medio que fue agredido físicamente y sufrió un intento de secuestro con una furgoneta negra.

El medio francés contactó con las personas que denunciaba D’Souza, pero estas aseguraron que sí hubo reunión pero que no hubo ningún tipo de violencia. Eso sí, el grupo de Benzema aseguran que el agente se lanzó al suelo. ‘’Salí de la camioneta y me encontré con Leo, al que consideraba un amigo. De repente, se emocionó: se tiró al suelo y comenzó a hacer un teatro. Nunca había visto algo así", señaló Tabennehas.

El fin de estos hechos podrían tener que ver con dinero. El propio D’Souza aseguró que el origen de la disputa tuvo que ver con un pago de 50.000 euros que aun debe el representante al jugador. Una cantidad que tendría que haber cobrado Benzema el pasado mes de julio en concepto de una serie de patrocinios que realizó en Marruecos. Según el agente, las autoridades aeroportuarias de Marrakech el efectivo fue incautado.

Benzema negó cualquier acusación

Sylvain Cormier, abogado del futbolista, fue el primero que salió al paso para defenderlo. Aseguró que la denuncia era ‘’una mentira’’ e incluso afirmó que D’Souza encontró en la reunión una oportunidad perfecta para ‘’tapar sus mentiras’’. Además, ‘Mediapart’ aseguró que el entorno de Benzema tiene todavía en su poder un recibo que confirma que el agente transfirió los 50.000 euros, pero estos nunca llegaron al jugador.

Tuit que colgó Karim Benzema en la mañana del jueves | Twitter

A raíz de los hechos, el jugador intentó callar las críticas con un mensaje en Twitter: "Un allegado de Benzema toca el brazo de Souza, es un secuestro". "D'Souza es severamente golpeado, y no tiene ningún día de incapacidad laboral". "D'Souza dice que Benzema estaba en la furgoneta, tesis desestimada por los investigadores". ¿Es este un mundo serio?" acompañado de un emoticono vomitando.

Por lo tanto, Benzema vuelve a estar en el ojo del huracán, un jugador que a lo largo de su travesía futbolista se ha visto envuelto en escándalos relacionados con prostitución o tráfico.

COMPARTIR: