16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ESTE ABULTADO MARCADOR EN PARTIDO DE INFANTILES ENTRE Bellver Palma y el At.Balear PROVOCA DURAS CRÍTICAS A LA FEDERACIÓ DE FUTBOL

Indignación tras un partido de fútbol en Baleares por 'humillar' a los niños: Resultado 0-29

Un equipo de menores del Atlétic Baleares celebrando un gol.
Un equipo de menores del Atlétic Baleares celebrando un gol.
El debate sobre el cambio de la reglamentación para evitar humillaciones no es la primera vez que está sobre la mesa. En los últimos años, algunos partidos han acabado con una diferencia tan abultada que se ha criticado a los árbitros por permitir ese resultado. Tanto en fútbol como en otros deportes se ha estudiado el cierre de los marcadores. El director del fútbol base del Balears buscará una solución con el presidente de la FFIB.

El pasado fin de semana tuvo lugar un partido de fútbol de Segunda Regional de Infantiles entre el Bellver Palma y el At.Baleares que se ha convertido en actualidad en las islas por el sorprendente marcador registrado. El Baleares ganó 0-29 a su favor. El hecho de que la Federació de Futbol de les Illes Balears permita estas diferencias en los marcadores ha generado un aluvión de críticas que consideran una humillación innecesaria para los menores estos registros.

En las categorías inferiores de fútbol, hasta alevines, el marcador se cierra cuando un equipo llega a una diferencia de 10 goles y se sopesa si mantener la regla en categorías superiores e imponer, por parte de la federación, una diferencia máxima de goles a partir de la cual se cerrara el marcador. Al igual que ocurre hasta alevines, el objetivo es impedir que los niños pierdan la motivación, primando que desarrollen habilidades básicas de movimiento, de equipo, se diviertan y compartan campo con sus amigos, no la goleada.

En España, de hecho, ya tenemos algunas competiciones de menores que han establecido el cierre del acta cuando un equipo gana por una determinada diferencia. En las ligas autonómicas y los campeonatos estatales de baloncesto, en las categorías hasta infantil, se para el marcador cuando se alcanza una diferencia mayor a los 50 puntos. Así, aunque los pequeños seguirían jugando, el marcador quedaría inmovilizado. En la liga de balonmano de Castilla y León se establecen los 20 goles de distancia. En el fútbol las medidas son minoritarias, ocurriendo solo en el caso de alevines cuando se alcanza una diferencia de 10 goles. 

Imagen de un partido de categorías inferiores del Mallorca

El fútbol tiene una enorme aceptación en España y a la hora de practicar deporte, es la preferencia mayoritaria de los jóvenes. A los padres, también les agrada la elección pues ellos mismos comparten el gusto por el deporte rey español. Y aunque podríamos iniciar un debate sobre lo que es más importante cuando un chaval o chavala practica deporte, el hecho es que ganar apetece a todos. Sin embargo, en una misma liga existen diferencias considerables entre equipos, lo que provoca diferencias excesivas en los marcadores que pueden afectar a los niños provocando desgana e incluso rechazo al deporte.

Hace cinco años, el Racing ganaba por 0-15 en el descanso a los jugadores del Calasanz. Estos niños salían llorando y se negaban a salir después de los quince minutos de parón. Para evitar estas situaciones, la Federación de Fútbol de Cantabria propuso dividir los grupos de las categorías por nivel para igualar lo máximo posible, añadir un límite de goles en los resultados o retirar el criterio de golaveraje para los desempates al final de la liga.

Joan Vich, director de fútbol base del Atlètic Baleares, salió en defensa de su entrenador que había recibido insultos a través de las redes sociales. Alegó que su intención era formar jugadores de fútbol y que el resultado es lo de menos. Además, reconoció que el entrenador había quitado a los niños que destacaban más para evitar la goleada y había pedido que bajasen la intensidad en la presión.

No obstante, al ver las reacciones que ha provocado el encuentro, el director del Baleares apoyaba tomar medidas para evitar otro caso similar. Para ello, Joan Vich tendrá una reunión con el presidente de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) para buscar una solución parecida a la adoptada en estas otras ligas españolas de menores.

COMPARTIR: