24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La NBA es una de las grandes derrotadas por el COVID-19, ya que tendría unas pérdidas de más de 1.000 millones de dólares

La pandemia golpea al deporte: Eventos importantes sin fecha concreta o pospuestos para 2021

El deporte está prácticamente parado debido a la pandemia provocada por el coronavirus COVID-19
El deporte está prácticamente parado debido a la pandemia provocada por el coronavirus COVID-19
Los Juegos Olímpicos de Tokio podrían marcharse a 2021 si el COI lo ve oportuno debido a que los deportistas no pueden prepararse correctamente por culpa del coronavirus. Las finales de Champions League y Europa League, a las que se les cambió la fecha por la pandemia, están de nuevo en el aire. El Giro de Italia de ciclismo ha tenido que decir adiós debido a la situación tan grave por la que atraviesa el país.

Más de 600.000 personas han sido infectadas por el coronavirus COVID-19 y cerca de 30.000 han fallecido. Ni un país ha podido escapar en esta pandemia. Mientras tanto, el deporte ha visto como ha tenido que echar el freno, al menos en la gran mayoría de países, para evitar cualquier propagación.

Todos los ases del deporte sueñan con representar a su país en los Juegos Olímpicos y el coronavirus estaba haciendo imposible que entrenaran de manera correcta. Por lo tanto, los JJOO de Tokio, que debían inaugurarse el 24 de julio han sido pospuestos para 2021. Así lo anunciaba durante la semana el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, después de llegar a un acuerdo con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

En los 124 años de Olimpiadas modernas, nunca se habían tenido que posponer, ni siquiera cuando ocurrió la desgracia de Múnich ’72 cuando varios atletas isralíes fueron asesinados por terroristas palestinos. Habrá que ver si cuando se disputen los del año que viene, habrá que esperar tres años hasta los siguientes y que se disputen en año bisiesto o bien, se mantendrán los cuatro.

JJOO_de_Tokio_cancelados

Los Juegos Olímpicos de Tokio han sido trasladados al 2021 por el coronavirus

De hecho, el nadador español Eduardo Blasco, ya avisaba de que la carrera por los Juegos Olímpicos se le estaba haciendo muy difícil a los deportistas debido a que no tienen instalaciones donde entrenar, ya que están cerradas por el coronavirus. “Lo mío ha sido un desfase. En Badajoz estuve, pero nada. Luego subí a Valladolid, fui a León, luego en Burgos en casa de un amigo con una piscina de 25 metros. Después en Palencia con unos amigos y ya me volví a casa”, explicaba Blasco para elcierredigital.com. El nadador añade que está siguiendo unos ejercicios específicos fuera del agua, además de comer menos. Todo ello para paliar unos efectos que pueden ser terribles para él.

El fútbol prácticamente parado

Algunas ligas como la rusa o la australiana se han disputado hasta hace unos días hasta que los gobiernos han dicho basta para evitar cualquier riesgo de propagación entre la población. Competiciones de África y Sudamérica mantienen sus encuentros, aunque están con el rabillo del ojo por si en algún momento tienen que detener el balón por el virus.

Mientras tanto, la afición europea al fútbol se mantiene en vilo por las finales de las competiciones continentales. Las de Champions League y Europa League fueron llevadas a junio, pero, ante la crecida del COVID-19, se han quedado sin fecha y habrá que esperar a ver si estas dos ediciones se cancelan o que pasa finalmente con ellas.

Atalanta_-_Valencia

El Valencia - Atalanta de UCL se jugó a puerta cerrada por el coronavirus

En España, mientras, todas las categorías están en “stand by” hasta nueva orden, desde la élite hasta el fútbol base. De hecho, Javier Tebas, presidente de LaLiga, ha suspendido la competición en Primera y Segunda División hasta que Sanidad diga cuando se puede volver a jugar. Luis Rubiales, máximo dirigente de la RFEF, hizo lo mismo con las categorías inferiores. El público tendrá que conformarse con las reposiciones de encuentros que están poniendo diversos canales deportivos hasta que pase el coronavirus.

Las grandes vueltas, adiós por el coronavirus

Italia se despide de uno de sus grandes eventos deportivos: el Giro no podrá competirse debido a la situación tan grave que vive el país a causa del COVID-19. La pandemia ha tirado al traste los planes de todos los equipos. El parón en la primera gran ronda por etapas de la temporada es la cresta de la ola de un tsunami que amenaza tanto a carreras, marchas y equipos como a patrocinadores, marcas, ferias, fabricantes y distribuidores. De momento, el Tour de Francia mantiene la fe en poder realizarse, aunque se están buscando alternativas como realizarlo en pista cubierta.

Mientras todo el deporte europeo cerraba sus puertas a la espera de que remita la pandemia, el pelotón boqueaba como un pez fuera del agua por las carreteras del sur de Francia, en una París-Niza que decidió suspender su etapa final el 22 de marzo después de que algunos participantes abandonaran ante el peligro de quedarse confinados en el país.

Paris_-_Niza

La París-Niza se corrió sin público y a falta de una etapa se canceló

Ese mismo día, la Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció la cancelación de todos los eventos del calendario internacional y la suspensión de todas las clasificaciones, así como de las competiciones de calificación, en todas sus modalidades, para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. Las vueltas clásicas del ciclismo también han sucumbido a la pandemia, por lo que han sido canceladas las grandes rutas de París-Roubaix, Lieja-Bastogne-Lieja y Flecha Valona, según informó la Amaury Sport Organisation (ASO).

La NBA, una de las grandes perdedoras

La hora de comenzar a evaluar los efectos económicos que dejará la pandemia del coronavirus al deporte profesional y universitario de Estados Unidos ya llegó a la NBA, que comienza a tener sobre la mesa los primeros informes que indican unas pérdidas de más de 1.000 millones de dólares, si al final no se acaba la temporada regular ni se disputan los playoffs.

Ante esta realidad, unida a la crisis con China, el comisionado de la NBA, Adam Silver, se encuentra ante el mayor reto económico al que se podría enfrentar y que con toda seguridad ya va a significar una reducción considerable en el próximo tope salarial.

Silver ya admitió en el mes febrero, durante el All-Star Weekend o Fin de Semana de las Estrellas, que la crisis generada con China por el tuit que envió el gerente general de los Houston Rockets, Daryl Morey, en apoyo de los manifestantes de Hong Kong, iba a costarle a su organización la perdida de entre 300 y 400 millones de dólares de ingresos. Ahora, la situación será aún más crítica.

Por primera vez, una liga que durante la pasada década ha tenido una prosperidad histórica, la combinación de la controversia de Hong Kong y la crisis del coronavirus la enfrenta a un desafío financiero sin precedentes y totalmente inesperado.

Rudy_Gobert_Dononvan_Mitchell

Rudy Gobert y Donovan Mithchell son dos de los jugadores que han dado positivo por COVID-19 en la NBA

Solamente durante los pasados 35 años, el tope salarial, que va unido a los ingresos que obtiene la liga, ha declinado por dos veces, pero nunca por debajo de los 2,5 millones de dólares. Mientras que, durante el mandato de Silver, que llegó al cargo el 1 de febrero del 2014, se ha destacado por el importante crecimiento económico de la NBA al pasar de 58 millones de dólares, que tenía el tope salarial cuando fue nombrado comisionado, a 109 millones en la presente temporada, gracias a los multimillonarios contratos televisivos que fueron firmados. La liga también generó unos ingresos de 8.000 millones de dólares anuales, el doble de los que se daban hace una década.

El deporte, al igual que la economía, está siendo goleado por el coronavirus COVID-19, mientras los aficionados siguen impacientes por el que ocurrirá de cara al futuro. Habrá que ver cómo afecta a los deportistas de cara al futuro la más que probable crisis que se generará después del fin de la pandemia.

COMPARTIR: