28 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La joven de 23 años, centrocampista del Olympique Lyonnais, esperó sin éxito la llamada del seleccionador y ha optado por Países Bajos para el Mundial

La futbolista vasca Damaris Egurrola liderará la Selección Holandesa tras el último y criticado 'error' de Jorge Vilda

Damaris Egurrola.
Damaris Egurrola. / Foto: UEFA.
La futbolista Damaris Egurrola, la joven vasca centrocampista titular del Olympique Lyonnais, es uno de los 'errores' del seleccionador Jorge Vilda para el Mundial de Fútbol Femenino. Tras asegurar Vilda que fue ella la que rechazó su entrada en la Selección, la jugadora ha afirmado que nunca recibió la llamada del técnico y que por ello acabó optando por la selección holandesa. Voces expertas en el fútbol aseguran que los actos de Vilda recuerdan al anterior seleccionador, Quereda.

Damaris Egurrola es centrocampista titular del Olympique Lyonnais, el equipo más laureado de Europa con ocho Champions League, y ha sido recientemente convocada de nuevo para jugar con la selección holandesa (subcampeonas del mundial de 2019 y ganadoras del Europeo de 2017) en el mundial de este verano en Australia y Nueva Zelanda. La vasca es, a sus 23 años, una jugadora esencial para su equipo en Lyon, Francia.

A pesar de que una gran parte del juego del Olympique Lyonnais se basa en las transiciones, el mediocentro es probablemente la posición más disputada dentro del equipo francés. Con jugadoras como Danielle van de Donk, Dzsenifer Marozsán o Lindsey Horan no es fácil hacerse con la titularidad, pero Damaris lo consiguió en 2021 durante su primera temporada con el conjunto francés, cuando el equipo se encontraba en uno de los mejores momentos de su historia y de contar con las mejores jugadoras del mundo, como siempre han hecho. El talento de Damaris es innegable, lo que hace preguntarse por qué está jugando con Países Bajos cuando podría estar jugando con la selección Española.

La centrocampista cuenta con triple nacionalidad ya que nació en Estados Unidos, creció en el País Vasco y su madre es de procedencia holandesa. Al haber vivido en España, su inquietud fue siempre vestir la camiseta de España en el estadio internacional. A pesar de poder jugar en las tres selecciones dentro de las categorías inferiores, Damaris jugó regularmente con la Selección Española, que ganó el Europeo sub-19 en Irlanda del Norte en 2017. Sin embargo, fue en el mundial sub-20 cuando las cosas empezaron a torcerse con España.

Tal y como declaró ella, en la final de aquel mundial estaba presente el seleccionador de la absoluta, Jorge Vilda, que no dudó en bajar al vestuario durante el descanso para hacerle saber lo poco que le gustaba su manera de jugar, lo que provocó que Damaris saliese al segundo tiempo entre lágrimas. Estas declaraciones recuerdan al seleccionador que precedió a Vilda, Ignacio Quereda.

Quereda estuvo 30 años como seleccionador, no solo sin conseguir nada a nivel deportivo, sino además con un trato calificado como 'vejatorio' hacia las futbolistas. En 2015, después de perder contra Corea en el mundial de Canadá, las jugadoras consiguieron alzar la voz sobre los presuntos malos tratos del seleccionador, al que se acabó destituyendo. Fue entonces cuando Jorge Vilda tomó el mando de la selección femenina.

21839_sel_esp

Jorge Vilda con algunas de las jugadoras de la Selección femenina de fútbol.

Aunque este cambio aparentaba ser la salvación, éste no se hizo más que para aparentar un nuevo rumbo. Si bien las condiciones han mejorado respecto a Quereda, siguen siendo extremadamente inferiores a lo que una selección de élite debería ser. Según los expertos en fútbol consultados por elcierredigital.com, el staff técnico es "extremadamente limitado, que no contaba hasta este mismo verano con un simple nutricionista, y el seleccionador lleva ocho años en el puesto sin haber pasado una sola eliminatoria, igual que Quereda".

Con decisiones "nefastas" que resultan decisivas en los partidos más importantes (como los cambios realizados en la Eurocopa del pasado verano en cuartos de final contra Inglaterra) y muchas otras decisiones que no acaban de cuajar, (como no convocar a Sandra Paños pero sí a Cata Coll para este Mundial), Jorge Vilda parece seguir el camino de Ignacio Quereda sin que nadie le pare los pies.

Damaris rechazó a Vilda

Las presuntas "manipulaciones" de Quereda también son visibles en las "mentiras" de Jorge Vilda, como se ha visto en el caso de Damaris, donde Vilda declaró haberse puesto en contacto con Damaris y que fue ella quien le rechazó, a pesar de que ella afirma que no recibió noticia de la selección para jugar en la absoluta. Tras aguardar la llamada de España, Damaris se cansó de esperar y eligió jugar con Países Bajos, donde podría optar a títulos en los grandes escenarios internacionales.

Ya que la historia de la selección Española hace imposible optar a un título, pero es que la gestión de Jorge Vilda tampoco ha llevado a absolutamente nada y hace que uno se desilusione con cada partido que juega “la roja”. El tiempo de Vilda en la selección venció hace años, y hasta que no se haga una apuesta real por el fútbol femenino español, los aficionados seguirán sin ilusionarse y sin comprar entradas para los partidos.

COMPARTIR: