03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Además de las declaraciones del entrenador del Rayo, Sara Roca del Elche C.F. o el de Misa Rodríguez del Real Madrid son otros ejemplos recientes

El Caso Santiso pone ante el foco el machismo en el fútbol: Lo que aguantan las jugadoras

Carlos Santiso.
Carlos Santiso.
El actual entrenador del Rayo Vallecano Femenino, Carlos Santiso, ha protagonizado esta semana un escándalo en el mundo del fútbol. Se ha conocido que mandó un audio de WhatsApp en 2018 en el que comentaba a su equipo técnico que les faltaba “hacer una como los de la Arandina”. A pesar de haberse disculpado, muchos seguidores piden su destitución. Este caso ha recordado la multitud de situaciones machistas que tienen que afrontar las futbolistas.

Carlos Santiso, actual entrenador del Rayo Vallecano Femenino, se encuentra inmerso en una polémica de la que le va a ser muy difícil salir. “Nos falta que cojamos a una, pero que sea mayor de edad para no meternos en jaris”, decía, literalmente, en referencia al caso que se conoció poco antes, en 2017, por el que tres jugadores del equipo de Aranda de Duero (Burgos) fueron condenados por agredir sexualmente a una menor de edad. Santiso ponía de ejemplo el ‘efecto de unidad’ en el grupo que tuvo esa agresión, algo que le haría falta a su staff, como se revela en el audio conocido ahora.

De momento, el Rayo Vallecano como club guarda silencio sobre Santiso, que fue anunciado como técnico el 28 de enero. Sin embargo, se han sucedido las muestras de repulsa, entre ellas, las de las propias jugadores entrenadas por él, que consideran su declaración “contraria a la dignidad de las mujeres”. Así lo explican en un comunicado publicado a través de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y reproducido íntegro:

"En relación a los comentarios que nuestro nuevo entrenador, Carlos Santiso, realizó hace cuatro años, y que en estos días han trascendido a la opinión pública, las integrantes de la primera plantilla del Rayo Vallecano Femenino queremos manifestar lo siguiente: Reprobamos y rechazamos estas declaraciones por ser contrarias a la dignidad de las mujeres y que son de una gravedad que no es aceptable en ningún caso. Como trabajadoras y profesionales del fútbol vamos a ser beligerantes contra expresiones de esta índole. Queremos dejar claro que si estas palabras hubieran correspondido a unos hechos, nosotras lo hubiéramos denunciado de forma inmediata ante la autoridad judicial".

El propio sindicato AFE ha anunciado que “va a llevar este asunto, como miembro que es, a la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad del Rayo Vallecano, para que se actúe en defensa de la dignidad de unas profesionales que lo siguen demostrando día a día”.

Además, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, mostró su apoyo a la plantilla franjirroja. “No puedo entender por qué, en el Rayo Vallecano, se produce una contratación que sonroja y que es lo último que merecen nuestras mujeres futbolistas”, advirtió. “Las declaraciones de Santiso son nauseabundas, indignas y terroríficas. A vuestro lado, Rayo Femenino”, escribió el dirigente en su cuenta oficial de Twitter.

Durante la tarde de este martes el club ha difundido un comunicado en el que Santiso se pronuncia sobre sus palabras y pide “perdón” por lo que ha calificado como “una broma machista imperdonable”.

“Quiero pedir perdón y dejar públicamente constancia de mi profundo arrepentimiento por la desafortunada, y de muy mal gusto, broma machista imperdonable que realicé hace ya más de cuatro años en un grupo privado”, ha declarado el entrenador en su escrito.

Estupor con el regreso de Carlos Santiso al Rayo tras sus amenazas de  agresión sexual

Carlos Santiso.

“Agradezco al Rayo que tras estos audios, de los que estoy profundamente arrepentido y avergonzado, me hayan escuchado, entendido mis explicaciones y aceptado mis disculpas. Ruego y suplico a toda la opinión pública que intenten concederme el perdón, que ya me ha concedido el Rayo, para no ser destruido como ser humano”, ha señalado.

“Me voy a dejar el alma y todas las fuerzas que me queden en proteger a mis jugadoras de todo este ruido mediático y pido el apoyo en los partidos que quedan para nuestras jugadoras, que lo van a necesitar”, ha concluido.

Sin embargo, la afición no acepta sus disculpas. Este miércoles Santiso se sentaba por primera vez en el banquillo local tras la publicación del audio. La afición del Rayo Vallecano mostró su oposición al técnico, al que le dedicaron críticas con carteles durante el partido de Liga frente al Valencia. Dos pancartas enormes colgadas en las gradas del recinto rezaban: "La franja no se mancha. Fuera machistas" y "Santiso fomenta la violación. Presa [presidente del equipo] le protege. Jugadoras, ¿vais a aceptar esto?".

En otros sectores de la Ciudad Deportiva, siempre por fuera de la grada, también se leyeron carteles más pequeños con consignas como "Respeto y dignidad para el Rayo femenino" o "No queremos perdones Santiso, te queremos fuera". Igualmente, durante el partido del equipo masculino también hubo protestas contra Santiso.

En todos los ámbitos de la vida la mujer ha estado marcada por la desigualdad. El sexismo tiene un carácter pandémico y no es fácil encontrar un entorno en el que no se aprecie, y en el fútbol femenino se manifiesta más claramente: en la escasa presencia de mujeres en los puestos de dirección, en la falta de reconocimiento en el deporte y en especial, en el fútbol. 

El caso de Sara Roca

La última en sufrir estas valoraciones gratuitas que los machistas se empeñan en llamar piropos ha sido Sara Roca, una de las jugadoras del Elche CF que brilla al ser la delantera estrella del equipo alicantino, militante en la Segunda División Española.

Se trata de una joven futbolista con mucha experiencia a sus espaldas. De hecho, ha pasado por el Hércules en la temporada 2014-2015 y por las ligas autonómicas con el Inter San Blas desde el 2015 al 2017. Fue en la temporada 2017-2018 cuando llegó al club franjiverde, con el que ascendió de la Autonómica a la Reto Iberdrola siendo una de las jugadoras claves para el equipo, marcando un hat trick.

De Sara destacan su velocidad y su dominio perfecto del uno contra uno. Que posee, además, una gran capacidad para crear juego y que sabe aprovechar las ocasiones que se le presentan para llevar a cabo la jugada adecuada. Que es, en definitiva, una gran goleadora y que despunta en el juego aéreo y en las jugadas a balón parado. Basta darse una vuelta por sus perfiles en las redes para ver que también es una persona muy familiar y cercana, pero todas estas cualidades pasaron a un segundo plano para muchos internautas.

Por esa relación que une a la futbolista con sus seguidores en redes, haciendo un juego de palabras y un alarde de simpatía, Sara quiso felicitar el año compartiendo también en Twitter una foto suya de espaldas, donde se puede ver el número 22 en su camiseta, dando a entender que se apuesta todo a este número:

Sin embargo, han sido muchos los que han aprovechado para dejar sus comentarios que nada tienen que ver con el fútbol ni con el año que entra, tampoco con ella como jugadora, sino que se centran en mofarse de la imagen y en celebrar el físico de la chica como si ella les hubiese pedido opinión:

"Podías dedicarme un gol quitándote la camiseta?", "Para eso estas?? Para presumir de culo?? Y las feministas luchando por ti. Vergonzoso", "Vaya como tiene el 22 de bien puesto, hija ¿dónde compra tu madre los garbanzos?" fueron algunos de los comentarios a los que se enfrentó la joven delantera.

Misma pasión

La portera titular del Real Madrid femenino, Misa Rodríguez, fue víctima el martes de un aluvión de insultos machistas a través de Twitter a raíz de un tuit en el que compartía una fotografía en la que aparecía ella misma celebrando una victoria junto a otra de Asensio tras marcar el segundo tanto al conjunto inglés. Las dos imágenes, tenían un mensaje común: "Misma pasión".

Poco después de subir el tuit, Misa decidió borrarlo por varios comentarios ofensivos y machistas que comenzó a recibir su publicación. Se pudieron leer mensajes ofensivos como "esa quiere parar dos pelotas a la vez", "misma orientación sexual" o "tanta pasión como ganas de empotrárselo".

Misma pasión

Tweets apoyando a Misa de jugadores del Real Madrid.

Esos comentarios que sexualizaban un simple tuit con el que Misa pretendía festejar la victoria del Real Madrid, llevaron a la portera blanca a eliminar la publicación. Sin embargo, la mañana siguiente se produjo una catarata de apoyo a Misa en las redes sociales. Y, uno de ellos, vino del protagonista de la fotografía, Marco Asensio, que escribió una frase parecida a la de su compañera:

"Misma pasión. Que nada ni nadie te impida decir lo que piensas", dijo Asensio en su cuenta oficial de Twitter. Después, otros nombres se unieron al jugador blanco. Casi todos, con una misma idea. Unir fotos de sus celebraciones con la que publicó la jugadora del Real Madrid en su mensaje original.

COMPARTIR: