20 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Raúl Bravo y Carlos Aranda han pagado la fianza de 100.000 euros impuesta por el juez y quedan libres

El caso Oikos se cobra la primera víctima: El presidente de Huesca, Agustín Lasaosa, dimite de todos sus cargos

Agustín Lasaosa, ya expresidente del Huesca.
Agustín Lasaosa, ya expresidente del Huesca.
El magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca ha decretado prisión provisional para los futbolistas Raúl Bravo y Carlos Aranda, medida que han eludido pagando una fianza de 100.000 euros cada uno y quedan libres. Ambos jugadores están siendo investigados como posibles responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa. De momento, este cargo ya se ha cobrado la presidencia del Huesca, ya que Agustín Lasaosa ha dimitido este mismo viernes.

Raúl Bravo y Carlos Aranda se negaron a declarar ante el juez, aconsejados por sus abogados, que no conocen el contenido del sumario, declarado todavía secreto por el juez Instrucción número 5 de Huesca, que decretó prisión provisional eludible con una fianza de 100.000 euros. Pero ambos han pagado este viernes sus respectivas fianzas y han quedado libres.

De momento, el caso Oikos ya se ha cobrado la primera víctima en la figura del expresidente el Huesca, Agustín Lasasoa, que ha presentado su dimisión del club este viernes por la tarde de todos los cargos directivos del club aragonés.

Agustín Lasaosa y Juan Carlos Galindo, expresidente y jefe de los servicios médicos del Huesca, respectivamente, fueron detenidos esta semana junto con cuatro exjugadores sospechosos de  blanqueo de capitales y pertenencia a una organización criminal, pero quedaron en libertad. En el primero de los casos con una fianza de 50.000 euros y en el segundo, en libertad sin fianza, aunque deberá presentarse cada quince días en el Juzgado, según informó su abogado, Bernardo del Rosal. Lasaosa terminó dimitiendo el viernes.

Por su parte, José María Fuster-Fabra, abogado de Lasaosa, que fue puesto en libertad bajo fianza de 50.000 euros, ha dicho al salir que la declaración de su cliente "está bajo secreto y no voy a hacer ninguna declaración sobre el fondo del asunto. Sí que voy a decir que el señor Lasaosa va a salir en libertad con alguna medida cautelar que se va a acabar definiendo en un rato y hoy dormirá en casa".

También el abogado Del Rosal ha indicado a la prensa que su cliente "ha declarado ante el juez, ha contestado a las preguntas que le ha formulado su señoría y el fiscal" y "ha reivindicado su inocencia, desvinculándose de cualquier trama de amaño de partidos".

Galindo trabaja para el Husca desde hace casi seis años.

El letrado también afirmó que la medida cautelar que se le impuso a Galindo es la más liviana de todas.  "Quien solicita la medida cautelar ha sido el fiscal y el juez la ha acordado en función del fiscal" ha dicho Del Rosal.

El resto de implicados

Respecto a los futbolistas y al margen de Bravo y Aranda, que han pagado sus fianzas de 100.000 euros este viernes, el magistrado del juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca, Ángel de Pedro, dictó la libertad provisional con fianza de 75.000 euros, que deberá abonar en un plazo máximo de 10 días y retirada del pasaporte para el jugador del Deportivo de La Coruña Íñigo López, que también ha declarado por las diligencias de la Operación Oikos.

El abogado del futbolista, Juan Pablo Lerena, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que el jugador tiene diez días de plazo para depositar el dinero de la fianza y tendrá que presentarse al juzgado cada 15 días. Además, ha señalado que los delitos por los que se le investigan son los de corrupción entre particulares en su modalidad de competiciones deportivas, predeterminación del resultado de competiciones deportivas y cooperación necesaria en un posible delito de estafa por las apuestas.

Lerena ha hecho un llamamiento a la presunción de inocencia tras el "revuelo" organizado, así como a "la mesura, prudencia y paciencia". También ha apuntado que cuando sepa qué han declarado otros investigados y pueda leer las transcripciones de las conversaciones telefónicas, podrá decirle a su cliente que declare voluntariamente y exponga "lo que haya que explicar". El letrado ha recordado que se mantiene el secreto de sumario y su cliente ha estado detenido desde las 8.30 horas de este martes. "Desde entonces ha estado encerrado y ha sido trasladado por toda España", ha añadido, recordando que ha declarado a las 15.00 horas de este jueves en Huesca.

Por su parte, el exjugador del Real Valladolid Borja Fernández, a quien se investiga como posible autor de un delito de corrupción en el deporte y como presunto cooperador necesario en un delito de estafa, ha quedado libre bajo fianza de 50.000 euros tras prestar declaración, como el futbolista del Deportivo Íñigo López y el presidente y el médico del Huesca. Borja Fernández, detenido en el marco de la operación Oikos, tendrá que presentarse en el Juzgado cada 15 días, según ha explicado a la prensa su abogado, Joan Castelón, que se ha mostrado convencido de que la acusación de blanqueo de capitales y estafa "no va a salir nunca".

El abogado del futbolista, que se retiró tras el último partido entre Valladolid y Valencia, uno de los encuentros bajo sospecha, ha valorado que las medidas son las del resto de detenidos, subrayando que esto es así "hasta que no está determinado qué participación hay".

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ya ha anunciado que se personará como acusación particular en el caso de los presuntos amaños de los partidos dentro de la operación ‘Oikos’. En u comunicado, la RFEF subrayó que "la limpieza y las conductas ejemplares deben prevalecer siempre en el fútbol español y se deben garantizar las mismas".

COMPARTIR: