25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El almanseño mantuvo un pulso con el Gobierno de Franco durante la guerra civil, que apoyaba al atlético de aviación, hoy atlético de Madrid

Santiago Bernabéu: 43 años sin una figura clave del Real Madrid

Santiago Bernabéu saliendo al césped del estadio
Santiago Bernabéu saliendo al césped del estadio
La noticia de la muerte de Santiago Bernabéu fue desoladora para la afición del futbol mundial por la importancia de su persona en la historia de uno de los mejores clubes del mundo. Destacó su visión revolucionaria del fútbol y su capacidad para engrandecer al Real Madrid tanto nacional como internacionalmente hasta convertirlo en el mejor club del siglo XX. La entidad madridista en la actualidad sería muy diferente sin la aparición de Santiago Bernabéu.

Santiago Bernabéu Yeste nació en junio de 1895 en Almansa, un pueblo de Albacete. Su recorrido en el Real Madrid comenzó desde las categorías inferiores del club. Fue futbolista del primer equipo desde los 17 años hasta los 31. En este periodo consiguió varios títulos y se convirtió en el máximo goleador de la historia de la entidad. Superó con creces el registro anterior. Durante nueve años fue capitán del equipo y es reconocido como el primer gran jugador.  

El final de su carrera futbolística no supuso un distanciamiento del Real Madrid. A pesar de haber terminado la carrera de abogado, decidió asumir el cargo de ayudante del entrenador. No pasó mucho tiempo en este puesto ya que al año siguiente fue elegido para formar parte de la directiva como vocal. En 1929 se convirtió en uno de los tres candidatos para la presidencia. Sin embargo, no fue hasta 1943 cuando fue elegido presidente.

A la derecha Santiago Bernabéu como capitán del Real Madrid

Antes de conseguir la presidencia ya venía demostrando su intención de profesionalizar el fútbol y las instituciones. Con él como directivo se había creado la Liga española y también se había fichado a dos jugadores históricos como Zamora y Regueiro. El primero de ellos da nombre al trofeo otorgado al portero menos goleado de la Liga en la actualidad.

En el momento de la elección de Santiago Bernabéu como presidente, el club era un proyecto deshecho. Tras protagonizar una etapa prometedora entre 1931 y 1936, el Real Madrid, cuyos jugadores eran fundamentalmente republicanos, sufrió especialmente las repercusiones negativas de la Guerra Civil. Sin dinero, sin plantilla, sin directiva, sin socios y con el estadio seriamente dañado, el club estaba bajo sospecha política, pues en aquel entonces el Régimen Franquista apoyaba al Atlético de Aviación, un equipo formado por miembros del ejército y que a día de hoy es el Atlético de Madrid.

Así, los primeros objetivos de Bernabeu como presidente fueron la construcción de un nuevo estadio, el saneamiento de las cuentas y la profesionalización. Hechos que condujeron a la inauguración en 1947 del Estadio de Chamartín que recibiría el nombre de Santiago Bernabéu en 1955 pese a su oposición. Otro de sus hitos fue el levantamiento de una ciudad deportiva cuya intención era el fomento del deporte en niños y jóvenes, con la aparición de los equipos filiales.

Su gestión no se dirigió únicamente al engrandecimiento de la sección de fútbol sino que se extendió a otros ámbitos. El Real Madrid de Baloncesto obtuvo un gran éxito gracias al fichaje de Raimundo Saporta, procedente de la federación española de baloncesto, y convirtiéndose, de la mano de Saporta, en el equipo de España con más títulos. Su labor fue tan importante que Santiago Bernabéu no dudó en colocarlo como vicepresidente del club.

El mejor club del siglo XX

La sección futbolística del Real Madrid se encontraba en una situación pésima deportivamente hablando. Gracias a la creación del estadio de Chamartín y a los beneficios económicos que provocó, Santiago Bernabéu pudo acometer uno de sus proyectos, conseguir a los mejores jugadores del mundo. Su visión era dotar a la plantilla de una potencia competitiva única y un estilo ofensivo definido con jugadores de calidad y físicamente portentosos.

Tuvo que fijarse en las estrellas emergentes del fútbol español para llevar a cabo este refuerzo de plantilla. Fichó a Luis Molowny, futbolista canario del Marino Fútbol Club, adelantándose al Barcelona que también quería sus servicios. En 1952 firmó el fichaje de una de las leyendas del fútbol español, Paco Gento, que procedía del Racing de Santander y se veía como un jugador con un gran potencial a futuro. Posteriormente, Gento alcanzó un hito histórico, ser el único jugador de la historia en ganar seis veces la Copa de Europa.

Sin embargo, el fichaje más conocido de la era Bernabéu y el más exitoso fue el de Alfredo Di Stefano. Su contratación se produjo en el 50 aniversario de la entidad. Millonarios de Bogotá, equipo del futbolista argentino, fue invitado por el Real Madrid para disputar un amistoso. El fútbol desarrollado por el equipo colombiano despertó la curiosidad de Santiago Bernabéu por lo que, durante una gira posterior del Real Madrid por Latinoamérica en la que compitieron nuevamente contra este equipo, Di Stefano se convirtió en objetivo prioritario del club. Casi un año después se oficializó su contratación.

Santiago Bernabéu junto a la plantilla del Real Madrid

Con esta plantilla conformada por Bernabéu, el Real Madrid fue el mejor club español. Fue campeón de liga en infinitas ocasiones e igualmente campeón de España. Los éxitos deportivos llevaron al club a tener una influencia extraordinaria. El Madrid fue un club referente, ya no solo en España sino en el mundo entero.

Culpa de esta dimensión mundial del Real Madrid tiene Santiago Bernabéu con su obsesión por profesionalizar el fútbol tanto a nivel nacional como internacional. Quería crear una competición continental europea en la que compitiesen los mejores clubes de las ligas europeas. Fue uno de los promotores de la creación de la Copa de Europa de Clubes antes del nacimiento de la UEFA. El Real Madrid, con él como presidente, ganó en seis ocasiones la mejor competición europea.

Estos logros deportivos del Real Madrid lo colocaron como el mejor club del siglo XX, y así fue reconocido por la FIFA. Santiago Bernabéu es el responsable del crecimiento de la institución y del fútbol como deporte. El reconocimiento del fútbol a su figura es enorme. Su fallecimiento, hace 43 años, provocó el parón del campeonato del mundo para guardar un minuto de silencio en su honor. Ha sido la única persona en conseguir que un mundial se pare.

COMPARTIR: