16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Tribunal Supremo ha reducido la pena dictada por la Audiencia Provincial de Santander contra el empresario de cuatro años de cárcel a uno

Pernía, el expresidente del Racing de Santander condenado por apropiación indebida no irá a prisión

/ Francisco Pernía, presidente del Racing de Santander entre 2006 y 2011.
/ Francisco Pernía, presidente del Racing de Santander entre 2006 y 2011.
Tras varios años de juicios, Francisco Pernía, expresidente del Racing de Santander, no pisará la cárcel. Hace un año fue condenado a pasar cuatro en prisión y ahora el Tribunal Supremo la ha reducido a un año, por lo que no tendrá que entrar en prisión. Aún así, se mantiene la condena por apropiación indebida en el caso del Racing Primavera.

El Tribunal Supremo ha reducido la condena a Francisco Pernía por el delito de apropaición indebida y administración desleal en el caso del Racing Primavera. Pernía fue condenado a cuatro años de cárcel por la Audiencia Provincial de Santander, Sección 1ª, el 25 de febrero de 2020. Un año después, se ha reducido su condena a un año y, por lo tanto, no tendrá que entrar en prisión. 

El Alto Tribunal “ha estimado buena parte de su recurso de casación y, de hecho, incluso le ha aplicado el atenuante de dilaciones indebidas”. Es decir, para los magistrados está claro que todos los problemas que hubo en el Racing no fueron provocados por él.

Afición del Racing del Santander durante un partido de fútbol. 

El racinguismo impulsó un contraataque contra Pernía, que estuvo al cargo del club entre 2006 y 2011, para que pagara por todo lo que había hecho. También se le castigó con pagar una multa de 3.600 euros y una indemnización total de 127.327 euros. No obstante, sólo ha sido condenado por uno de los casos de apropiación indebida, librándose de dos más y del delito de administración desleal.

Condena contra Pernía 

Tras el juicio, tanto Iñaki Urquijo, responsable de aquel Racing Primavera y más tarde coordinador de las categorías inferiores del club verdiblanco, como el agente de jugadores Juan Vergara aceptaron la condena de un año y medio de prisión. Al principio eran tres años, mientras que para Pernía se pidieron seis años.

Así las cosas, Pernía sólo ha sido condenado por apropiación indebida en el caso del Racing Primavera. El Tribunal Supremo tiene “dudas razonables” acerca de la participación de Pernía en el “desvío delictivo de dinero” para el que se utilizaban las facturas emitidas por la mercantil Sport Rent Consulting, por lo que considera procedente su absolución. Dudas también “razonables” perciben ante la posible justificación de los pagos cuestionados. “La prueba propuesta por la defensa era de resultado incierto, pero las consecuencias de la incertidumbre no pueden recaer sobre el acusado”, reza la sentencia.

Francisco Pernía ante el juez. 

Francisco Pernía se compró un Audi de alto precio y él mismo reconoció que había sido un capricho. Sin embargo, el Supremo ha considerado que tenía “fines de representación” y que nunca hubo intención de incorporarlo a su patrimonio personal, sino al del equipo. A esto se añadió que “sustituyó con él otro similar, de manera que puede sostenerse que el club entendía que era la gama adecuada para esa finalidad de representación".

Además, el Alto Tribunal afirma que "el vehículo se utilizaba para fines sociales, no sólo personales del presidente, y no ocultó la adquisición ni el precio de la misma ni las condiciones en que se pactó". Consideran los magistrados que el uso dado al coche "no podía ser ignorado por los órganos sociales cuando el anterior se había utilizado públicamente durante tres años desde su adquisición”.

Pernía y el Racing (2006-2011)

José Francisco Pernía Calvo (67 años) llegó al Racing de Santander en 2006, año en el que el equipo cántabro se salvó sobre la bocina de bajar a Segunda y, con él de la mano, el conjunto santanderino pasó de jugar la Copa de la UEFA ante equipos como el Manchester City del brasileño Robinho a darse de bruces con la Segunda División y, posteriormente, su caída en desgracia hacia la Segunda División B.

Todo el trabajo de Pernía pasó de ser halagado a ser criticado con dureza. El entrenador Quique Setién, actual técnico del Barcelona, durante su etapa como míster del Lugo en 2011, se mostró “indignado” con la situación en la que se encontraba por entonces el conjunto cántabro. Setién consideró entonces que el Racing estaba “en manos de gente sin escrúpulos”, según unas declaraciones que dejó para la historia en Onda Cero Cantabria.

Finalmente, el que siempre fue el principal sospechoso de llevar al prestigioso Racing a la ruina, y criticado duramente por parte de la afición del equipo verdiblanco, no entrará en prisión. 

COMPARTIR: