29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fiscalía Anticorrupción ya investiga al presidente de la RFEF por presuntas irregularidades que ahora el sindicato hace efectivas ante los juzgados

Manos Limpias denuncia a Rubiales y Piqué por delitos que "podrían terminar en cárcel"

Luis Rubiales y Gerard Piqué.
Luis Rubiales y Gerard Piqué.
Desde el pasado mes de abril se han expuesto las presuntas irregularidades cometidas por el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales. Un mes después, el sindicato Manos Limpias interpone una denuncia ante el Juzgado de Instrucción para que se abra un proceso judicial contra él, contra el Secretario General de la federación, contra dos abogados y contra Gerard Piqué.

Ya son varias las acusaciones que se han hecho públicas contra los supuestos hechos delictivos cometidos por Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Unas informaciones que el diario El Confidencial comenzó a destapar en abril y que, un mes más tarde, han sido utilizadas por el colectivo de funcionarios públicos Manos Limpias para interponer una denuncia contra Rubiales, contra el Secretario General de la RFEF, dos socios del bufete de abogados GC Legal y el jugador del F.C. Barcelona Gerard Piqué.

El escrito presentado por el colectivo, al que ha tenido acceso elcierredigital.com, acusa a los mencionados de delitos de corrupción entre particulares, de administración desleal y de falsedades documentales. Todos ellos, delitos penales que podrían llevarles la “cárcel, al margen de la inhabilitación que pueda haber”, ha explicado a elcierredigital.com Javier Cordero, portavoz del sindicato. “La inhabilitación debería partir del Consejo Superior de Deportes, que es quien puede inhabilitar a Rubiales”, añade.

Cordero, además, explica que aunque las informaciones del diario ya mencionado empezaron a salir a la luz hace un mes “no ha habido nadie que haya presentado a un juzgado una denuncia, salvo algún particular a la Fiscalía Anticorrupción”. Esa es la razón por la que, un mes después, el colectivo ha decidido interponer la denuncia ante el Juzgado de Instrucción de Madrid.

“Si el juez la admite a trámite la denuncia, la Fiscalía debería mandarle su investigación al juzgado, a la instrucción que toque en Madrid”, explica Cordero a elcierredigital.com, lo que significa que debería abandonar el caso. Desde la asociación Manos Limpias manifiestan su deseo de que el juez “admita la denuncia, es lo único que podemos esperar”.

Los puntos de la denuncia

En el escrito de dieciséis páginas al que ha tenido acceso elcierredigital.com, el sindicato elabora su denuncia en torno a siete puntos clave. El primero de ellos es el carácter público que tiene la RFEF, que está “tutelada por el Consejo Superior de Deportes”, por lo que le tiene que “rendir las cuentas anuales”. Estas deben “expresar la imagen fiel del patrimonio, de los resultados y de la situación financiera, así como el origen, cuantía, destino y aplicación de los ingresos públicos percibidos”. Es debido a este carácter público al que, según se especifica en el escrito, la RFEF llegó a recibir 17 millones de euros de subvenciones en 2019.

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol.

En los dos siguientes puntos se expresan las obligaciones de los miembros de la federación (tres de los cuales constan en la denuncia por ser presidente, Secretario General y jugador) de “no tener interés económico directo o indirecto en cualquiera de las competiciones organizadas por la RFEF”.

Teniendo en cuenta estos principios, el sindicato recopila los puntos en los que la RFEF y, en concreto, Luis Rubiales, habrían infringido la ley. El primero de ellos una noticia publicada este mes en el diario El Confidencial en la que se explica que el presidente de la federación habría realizado, presuntamente, una escapada a Nueva York usando los fondos de la entidad para “un viaje de placer”, por lo que indican que “estaríamos hablando de un presunto delito de administración desleal”.

También contra Rubiales se argumenta que, citando investigaciones del mismo diario, el presidente habría obtenido una “importante ayuda económica” para obtener un “piso de lujo en la Plaza de España de Madrid”. Una ayuda que la “RFEF estuvo pagando durante meses, presuntamente de manera irregular”, ya que Rubiales estaba censado en Madrid, según indican. Esto haría que el presidente no alcanzase “la exigencia” para recibir dicha ayuda, por lo que incurriría en un “perjuicio en el patrimonio de las Administraciones Públicas”.

Otra de las acusaciones contra Rubiales es sobre el espionaje que habría sufrido “David Aganzo Méndez, presidente de la AFE, con dinero público”. La operación tenía como fin, presuntamente, “desbancar a Aganzo de la AFE a través de una moción de censura” y que Rubiales pudiera “colocar al frente del sindicato a alguno de sus colaboradores” para que apoyara sus gestiones en la federación. Sin embargo, esta gestión habría sido encubierta a través del bufete de abogados GC Legal, que también se habría encargado de otorgar a Rubiales las ayudas a la vivienda. “En vez de facturar la federación, que es quien encarga el espionaje, utilizan a este bufete [una empresa inmobiliaria administrada por un abogado del bufete] como intermediario para que nadie se entere de que la federación está detrás”, explica Cordero a elcierredigital.com.

Rubiales, Piqué y la Supercopa

El último punto de la denuncia es el que destapó esta serie de irregularidades: la presunta comisión que Rubiales y Piqué se llevaron por el contrato de la Supercopa con Arabia Saudí.

Todo comenzó en 2018, cuando Gerard Piqué, a través de su empresa de organización de eventos deportivos llamada Kosmos Holding, propuso que la Supercopa se convirtiera en una "final-four” entre los dos mejores equipos de la Liga y las dos mejores de la Copa del Rey con el fin de aumentar el espectáculo y el valor de los derechos televisivos de este trofeo. Tras la iniciativa, según las informaciones que fueron publicadas, Rubiales dio el visto bueno y autorizó al futbolista a sondear en secreto el mercado audiovisual.

Piqué en Jeddah. Supercopa de España en 2020.

Antes de que el campeonato fuese llevado a Arabia Saudí sondearon la posibilidad de realizarlo en España, poniendo como sede un mismo estadio, que podría ser el Bernabéu o el Camp Nou, lo que daría beneficios al F.C. Barcelona.

Sin embargo, finalmente los países en los que se barajaba realizar eran Arabia Saudí y Catar, con la diferencia de que en el contrato de los “saudíes Piqué se lleva 24 millones, a 4 millones por año, durante 6 años”, explica Cordero.

“Piqué es miembro de la Federación Española de Fútbol porque los futbolistas tienen la condición de miembro también, y aquí no se pueden hacer negocios entre miembros de la federación, beneficiando a un miembro en este caso”, dice el portavoz del sindicato a elcierredigital.com.

Todos estos asuntos, denunciados por la asociación Manos Limpias, podrían ser procesados judicialmente, lo que haría que tanto Gerard Piqué como Luis Rubiales tengan que declarar ante los juzgados por sus presuntas comisiones millonarias y sus supuestos delitos.

COMPARTIR: