27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El futbolista brasileño fue condenado a nueve años de prisión en 2013 y ahora la Fiscalía de Milán pide su extradición de Brasil y arresto

Robinho, acusado de presunta violación: El exjugador del Real Madrid del 'cielo' a la cárcel

Robinho.
Robinho.
Cuando Robinho despuntó en el Santos y dio el salto a Europa de la mano del Real Madrid, el estrellato parecía su único destino. Diecisiete años después, ya retirado y con una sentencia en firme de nueve años de prisión por violación, el brasileño vive sus horas más bajas. Ahora la Fiscalía de Milán ha solicitado su extradición y una orden de arresto al exjugador brasileño Robinho por violar, junto a su amigo Riccardo Falco y otros individuos, a una mujer de 22 años en una discoteca en 2013.

La Fiscalía de Milán ha emitido una orden internacional de detención y ha pedido la extradición del exinternacional brasileño Robson de Souza 'Robinho', condenado a nueve años de prisión en Italia por violar a una mujer en una discoteca junto a otros cinco hombres en 2013.

El que fuera extremo del AC Milan, que sigue negando las acusaciones, recurrió la sentencia ante la Corte Suprema de Casación, el más alto tribunal de apelación del país transalpino, que rechazó su apelación en el mes de enero.

Así, este martes, la Fiscalía de Milán emitió una orden internacional de detención y pidió su extradición al Ministerio de Justicia. Desde la sede del organismo en Roma, los documentos serán enviados a Brasil.

Con la emisión de la orden de arresto internacional, el exjugador del Real Madrid podría ser detenido si saliera de su país y fuera localizado en cualquier otro que sí tenga un acuerdo de extradición con Italia.

Una carrera llena de altibajos

En 1999, a los 15 años de edad, fue elegido por la leyenda brasileña Pelé como su heredero. En 2002 llevó al Santos FC a su primer título del Campeonato Brasileño desde la época de aquel. Luego ganó un segundo título con Santos y dos más con el Real Madrid. También obtuvo el título italiano de la Serie A en su primera temporada con el AC Milan. Con la selección nacional de Brasil logró levantar la Copa América y dos veces la Copa FIFA Confederaciones, además de disputar dos ediciones de la Copa Mundial de la FIFA.

Robinho empezó su vida deportiva jugando al fútbol sala en el club Beira-Mar. La entidad, ya desaparecida, dio lugar a un complejo deportivo que hoy lleva su nombre.

El técnico del Santos, Betinho, se fijó en él en 1994 y le hizo debutar sobre el césped con el club Associação Atlética dos Portuários. Pero Robinho permaneció ahí poco tiempo, ya que enseguida se incorporó a la Cantera del Santos.

Ya en aquella época, el ariete se ganó los elogios del propio Pelé que, por aquel entonces, estaba al frente de las categorías juveniles del Santos. Robinho fue ganando popularidad y tras lograr el título del Campeonato Brasileño Sub-17 en 2001 le subieron al primer equipo.

En 2002, su primera temporada como profesional en el Santos, Robinho marcó 10 goles en 30 partidos, logrando el Campeonato Brasileño tras 20 años de sequía, generando una opinión unánime de que encarnaba al jugador más prometedor de Brasil.

Tras ser declarado figura del Campeonato Brasileño, en 2004 Robinho marcó 21 goles en 37 partidos, además de 7 goles en el Campeonato Paulista y 4 en la Copa Libertadores. En la temporada siguiente, Robinho marcó 24 goles en 28 partidos. Su trayectoria hizo que el Real Madrid se fijase en él y tras unas duras negociaciones logró ficharle por 30 millones.

Su primer año como madridista fue una temporada turbulenta, llena de altibajos y críticas por su juego. Marcó 12 goles en total, 8 en Liga y 4 en Copa del Rey, jugó principalmente por la banda y fue uno de los jugadores más destacados del equipo en un año decepcionante en cuanto a resultados y juego del club.

La temporada 2006-2007 tampoco fue buena para Robinho. El nuevo entrenador, Fabio Capello, no contaba con él y no tuvo casi actividad durante los primeros 5 meses. Después de las vacaciones de invierno, comenzó a tener más participación en el cuadro merengue, ubicándose principalmente como volante o lateral por la izquierda. Finalmente, ayudó a ganar la Liga al club blanco con 6 goles marcados en 30 partidos.

El desconcertante viaje de Robinho | Marca

Robinho regateando.

Tras la insistencia del futbolista brasileño por abandonar el Real Madrid, el 1 de septiembre de 2008, fue traspasado al Manchester City por 43 millones de euros. Pese a la polémica y a las altas expectativas, Robinho no acabó de saciar aunque lo cierto es que realizó una temporada muy aceptable. Fue su temporada más prolífica en el área desde su llegada a Europa, ya que con sus 14 tantos en liga figuraba entre los máximos goleadores de la Premier.

Su rendimiento fue bueno, pero el hecho de llevarse mal con el entrenador, junto con una serie de polémicas, fue suficiente para no ser querido en el Manchester City. El 28 de enero de 2010, llegó de nuevo al Santos tras ser cedido por el City hasta final de temporada.

El 31 de agosto de 2010, el AC Milán ficha a Robinho con un coste de 18 millones​ más objetivos por cuatro temporadas. El equipo rossonero se proclamó campeón de la Serie A 2010-2011, siendo Robinho el máximo goleador del equipo junto a Alexandre Pato y Zlatan Ibrahimovic, con 14 goles cada uno.

Sin embargo, con el paso de las temporadas fue diluyendo su nivel, al punto de dejar de ser un recurrente en la selección brasileña, no siendo convocado ni para la Copa Confederaciones de 2013 ni para el Mundial de 2014.

El 7 de agosto de 2014 se confirma su segunda cesión al Santos y en los 6 meses que estuvo de nuevo en Brasil, se consagró como el mejor jugador del Campeonato Paulista, volviéndose el centro de la atención en todos los partidos por su tradicional bicicleta.​

Robinho vuelve al Santos y cobrará 1,50 euros al mes - AS.com

Robinho celebrando gol con la camiseta del Santos.

En 2015, el Guangzhou Evergrande lo compró y firmó un contrato de 6 meses donde cobraría alrededor de 9 millones. En varios partidos deleitó a los aficionados asiáticos con sus goles y su tradicional bicicleta. Aunque en enero de 2016 volvió a Brasil, esta vez al Atlético Mineiro. Aquí tuvo su mejor temporada en cuanto a goles marcados, 16 goles en 28 partidos logrando una media de 0,57 goles por partido.

El 23 de enero de 2018 el Sivasspor turco hizo oficial la llegada de Robinho a su plantilla. Sin embargo, a finales de año se marchó al Estambul Başakşehir,​ donde estuvo hasta la finalización de la temporada 2019-20.

En octubre de 2020, Robinho comenzó su cuarta etapa en el Santos pero debido a la presión de los patrocinadores y los aficionados tras su condena, el equipo brasileño rescindió su contrato inmediatamente. Y posteriormente, anunció su retirada.

Tras su desembarco en el viejo continente, su irregularidad fue poco a poco pinchando el globo de las tremendas expectativas que había puestas en él. Su calidad, sin embargo, siempre fue un reclamo que le valió jugosos contratos que le hicieron ganar una fortuna

COMPARTIR: