16 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La corrupción se produjo en el encuentro disputado entre el club cántabro y el Girona en la temporada 2012/13 de Segunda División

El ex presidente del Racing de Santander, Ángel Lavín ‘Harry’, primer condenado en España por amaño en un partido de fútbol

El expresidente del Racing, Ángel Lavín 'Harry'
El expresidente del Racing, Ángel Lavín 'Harry'
El que fuera presidente del club cántabro aceptó una pena de seis meses de cárcel, de la cual podrá librarse pagando una multa de 1.800 euros, 2.000 euros y un año de inhabilitación. Francisco Pernía y Eugenio Botas son exculpados. El partido amañado por el que se le culpa a los tres imputados es el Racing de Santander - Girona FC de la temporada 2012/13 de Segunda División

Ángel Lavín, más conocido como ‘Harry’, recibió el lunes su primera condena judicial como presidente del Racing de Santander. Lavín asumió la culpa ante el Juzgado de lo Penal de Girona por el intento de amaño del partido que enfrentaba al Racing de Santander contra el Girona FC, disputado en la competición de Segunda División en La Liga del fútbol español y celebrado el 13 de abril de 2013.

El Tribunal ha decretado una pena de prisión de seis meses, de la que podrá librarse pagando una multa de 1.800 euros, ya que no tiene antecedentes por un delito similar. Otra de 2.000 euros de multa y una tercera de un año de inhabilitación para ejercer cargos relacionados con el deporte.

Este hecho ha significado un mal menor para los implicados, que esta vez no han podido esquivar la justicia sin pagar por ello. Lavín decidió asumir la responsabilidad del caso, tras exculpar al expresidente del Racing de Santander, Francisco Pernía, y al representante de cabecera de ambos, Eugenio Botas. Estos dos sospechosos salen limpios de la trama de momento.

Una condena ‘pactada’

La Liga de Fútbol Profesional (LFP), denunciante del caso, junto con la Fiscalía, pidió una condena de un millón y medio de uros de multa y dos años de prisión para los implicados. Pero, sin la necesidad de llegar a juicio, ambas partes han acordado las condenas registradas, por lo que no ha sido necesaria las declaraciones de los testigos de este amaño: el expresidente del Girona, Joaquim Boadas, la exdirectora general, consejera delegada y miembro de la comisión ejecutiva del club gerundense, Kat Gorska y el exdirector deportivo del equipo, Javier Salamero.

El expresidente del Girona, Joaquim Boadas

Esta polémica salió a la luz en agosto de 2013, cuando el presidente del Girona, Joaquim Boadas, denunció el amaño del encuentro que jugaron ambos conjuntos en El Sardinero ante el Consejo Superior de Deportes (CSD). Boadas explicó que Lavín, Pernía y Botas le visitaron para persuadirle.

El Girona tenía que hacer aposta una alineación indebida durante el choque. Esto hubiera permitido al Racing sumar tres puntos en la clasificación, lo que a posterior evitaría el descenso de los cántabros a Segunda División B. Finalmente, el encuentro acabó con 0-1 para el conjunto catalán y al final de la temporada 2012/13 el Racing de Santander bajó a la categoría de bronce.

Boadas grabó a los acusados

El expresidente del club rojiblanco presentó ante el juez una serie de grabaciones con conversaciones que mantuvo con los emisarios del Racing. Boadas dijo que puso su móvil a grabar cuando vio que el asunto ‘’podía ser ilegal’’.

‘Harry’ le habría dicho en algún momento de la conversación al máximo mandatario del Girona, ‘’lo más importante es la permanencia. Haremos lo que sea’’. También en la grabación se puede apreciar la ‘’propuesta de falsear las fechas’’ del documento redactado por los emisarios del club cántabro para la autoinculpación del Girona, algo primordial para que este pudiera ser válido de cara a la presentación ante el CSD.

Lavín, Pernía y Botas solicitaron a los altos mandos del club catalán que asumiesen la alineación indebida de sus jugadores, Luso Delgado y Migue González, que habían disputado más de diez partidos con licencia amateur.

El Deportivo Guadalajara también denunció al Girona por la misma circunstancia, pero la Federación Española de Fútbol (RFEF) eximió de toda culpa al club gerundense al descartar ‘’mala fe’’ en su actuación. Por su parte, la defensa de Lavín sostiene que la ilegalidad fue cometida por el Girona y que, los enviados del Racing sólo fueron a pedir que el club de Montilivi reconociera la infracción de sus futbolistas.

Pernía, el protagonista de la conversación

Según el audio, el exvicepresidente, fue quien llevó la voz cantante durante la charla y, que Lavín apenas tuvo protagonismo. Según las grabaciones, en un momento de la conversación, Pernía le dijo a Boadas: ‘’Nosotros estamos aquí por un principio absolutamente loable, en nuestro caso, que es el tema de querer permanecer en la Segunda División. Y para eso nos asimos a lo que sea’’. Pernía es el autor de varias frases que ocupan gran parte de la conversación.

El exvicepresidente del Racing, Francisco Pernía | Racing de Santander

Por otro lado, Boadas dejó claro que su club nunca cometió ‘’ninguna ilegalidad’’ y que no hicieron ‘’nada fuera de lo corriente’’. El expresidente del Girona dijo sobre el Racing de Santander que era ‘’un club de referencia, pero no sus dirigentes’’.

Lavín y Pernía aún tienen varias citas pendientes con los tribunales, pues en mayo quedó visto para sentencia el juicio contra ‘Harry’ por el intento de suspender la Junta de Accionistas del 31 de nero de 2014. También hay querellas presentadas de varios exjugadores contra Lavín, Pernía y el exconsejero Horst Weber por presuntos delitos continuados. El juez Miguel Ángel Agüero imputó al expresidente y al exvicepresidente por administración desleal y a Pernía por apropiación indebida. Sin embargo, el magistrado dejo fuera los casos relacionados con los exfutbolistas.

COMPARTIR: