16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la presentación de los resultados de la 'due diligence' se reveló que los compromisos futuros del club ascienden a 1.350 millones de euros

La delicada situación financiera del FC Barcelona: Una deuda gigantesca y salarios inasumibles

Ferran Reverter presentando la Due Dilegence Financiera
Ferran Reverter presentando la Due Dilegence Financiera
El CEO del Barça, Ferran Reverter, presentó el en el Auditori 1899 los resultados de la esperada 'Due Diligence'. En el informe reveló que el club tiene una deuda y compromisos futuros de 1.350 millones de euros Desde abril de este año, el club no tenía caja para seguir operando. En ElCierreDigital.com detallamos lo que se encontraron, tal y como lo ha explicado Reverter.

El documento de la Due Diligence Financiera comienza explicando que se ha contratado con el objetivo de entender la situación económica y financiera del Club a marzo 2021, momento en el que entra la nueva Junta Directiva.

Se han analizado los resultados del Club durante las temporadas 18/19, 19/20 y los nueve meses de la temporada 20/21 hasta 31 de marzo 2021, así como los ingresos y gastos de los mencionados periodos, y las condiciones económicas de los principales contratos de ingresos y costes.

“Asimismo, se ha puesto especial énfasis en analizar la situación financiera del Club en marzo y tratar de determinar y cuantificar los compromisos a los que el Club tiene que hacer frente en el corto, medio y largo plazo. Adicionalmente, se ha contratado un trabajo de investigación Forensic con el objetivo de detectar posibles irregularidades en la gestión del Club, y una vez con los resultados se valorarán las acciones a emprender” sigue el comunicado.

Según el análisis, cuando la junta directiva de Laporta llegó al club, en marzo de 2021, se encontró con un patrimonio neto negativo, lo que implica una situación de quiebra contable. También tenían los flujos de caja operativos nulos, lo que dificulta el pago de nóminas. Reverter lo ha explicado así: "Nuestra junta ha elaborado un plan de viabilidad estratégico para salvar el club".

La deuda y los compromisos futuros del club ascendían a 1.350 millones de euros, por lo que tuvo que refinanciarse urgentemente: "Uno de los objetivos era transformar la deuda de corto a largo plazo".

El Barça, según ha explicado el CEO, incumplía compromisos con los bancos, ratios Liga y UEFA y estatutos, lo que conlleva una limitación de inscripción de nuevos jugadores, como se ha podido comprobar este verano, y la toma de decisiones operativas.

Ya se había informado, pero ha vuelto a explicar que las instalaciones están deterioradas. La situación precaria del Camp Nou y la Ciudad Deportiva la ha detallado así: "Las instalaciones del club están muy deterioradas, el Camp Nou contaba con más de 900 patologías que hacían inviable abrir el estadio en la fase final de la temporada pasada".

Afirma que el proyecto Espai Barça está infravalorado y con graves carencias, por lo que se tiene que redefinir el proyecto de nuevo. Asimismo, también ha apuntado a una falta de gobernanza y control interno, con lo que se ha llegado a un club parado y una dificultad real para controlar.

Como ha informado Ferran Reverter, esto es lo que se encontraron a día 17 de marzo de este mismo año, cuando entraron en el club.

La Due Diligence revela unos compromisos de 1.350 millones a marzo de 2021  y unos incrementos del 61% de la masa salarial en 3 años, de un 56% de los  gastos de

Diapositiva de la presentación de la Due Diligence.

Reverter explicó que: "Durante este periodo (2016 a 2020) los ingresos crecían un 30% y los gastos se dispararon el 55%. Cuando el Barça se tenía que preparar para el proyecto más grande de su historia ya perdía dinero. Y era por cuatro causas: El incremento salarial (+61%); los gastos de gestión (+56%); los gastos financieros (x6) y el impacto Covid (108 millones)".

Acerca de los fichajes dijo: “Hubo una falta de planificación financiera. Creemos que cuando fichaban no planificaban si podrían pagarlo. El caso de Griezmann, la misma noche que lo ficharon vieron que no había dinero y esa noche se buscó un fondo para hacer un 'factoring', que tiene comisiones de apertura. La operación Coutinho, que cuesta 120 millones, acaba costando 16,6 más de costes financieros. Compraban jugadores sin saber si los podían pagar"

El CEO, como conclusión de la Due Diligence, declaró: "Nos encontramos un patrimonio neto negativo y hemos hecho un plan de viabilidad financiera. Ante los flujos de caja operativos nulos hemos bajado la nómina de salarios deportivos de 155 millones en este periodo. Tenemos planes de 'ticketing' y en las tiendas pero no podemos ponerlo en marcha todavía por el Covid. Nos hemos enfocado a corto plazo con lo que podíamos solucionar. En cuanto a deuda, cambiamos la estructura financiera y cambiamos de corto a largo. Una deuda de 595 millones a un tipo de interés de 1.98% en 10 años. Ante los incumplimientos hemos apostado por la rebaja de la masa salarial y apostar por los jóvenes de ‘La Masia’. Es una apuesta decidida. Con las instalaciones nos hemos puesto a reactivar la inversión para poner al día las instalaciones".

"El Barça ha tenido muchas crisis a lo largo de la historia, pero siempre ha salido adelante. Esta junta tiene un plan, que nos han aceptado los inversores, que quiere hacer que el Barça siga siendo el mejor club. El Barça tiene que seguir apostando por lo que lo ha hecho grande. Tres pilares. La Masia y el estilo del Barça, hay que añadir la excelencia deportiva y el alto rendimiento, así como modernizar nuestras instalaciones. El Espai Barça es crucial para el FC Barcelona. Y finalmente buscar nuevos ingresos, que conseguiremos focalizándonos en nuestros fans en el mundo. Tenemos más de 400 millones de fans, somos el número 1. Hay que conocerles y cambiar cómo interactuamos con ellos. Todo esto se ha de hacer con sostenibilidad. Si hacemos todo esto volveremos a colocar al Barça en el lugar que se merece" concluye.

COMPARTIR: