04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El futbolista ha atesorado un patrimonio valorado en 350 millones de euros tras saber invertir con inteligencia

Los negocios de Iker Casillas: Nuevo Embajador de la Organización Mundial del Turismo

Iker Casillas.
Iker Casillas.
Iker Casillas vuelve a ser actualidad gracias a un nuevo cargo honorifico: Embajador Especial para el Turismo Responsable por la Organización Mundial del Turismo (OMT). Esto llega tras su frustrado asalto a la dirección de Real Federación Española de Fútbol (RFEF) donde se enfrentó con Luis Rubiales. Sin embargo, más allá del terreno de juego a Casillas le han ido bien en los negocios atesorando una fortuna de 350 millones de euros y una historia de amor estable con Sara Carbonero.

Iker Casillas, campeón del mundo y de Europa con la selección española de fútbol, ha sido recientemente nombrado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) Embajador Especial para el Turismo Responsable, en una ceremonia virtual en la que el exmadridista se comprometió a promover los beneficios universales del turismo.

Durante el acto, que se realizó mediante una videoconferencia, el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Zurab Pololikashvili, hizo entrega a Casillas de una placa especial y le agradeció su apoyo al turismo en unos momentos críticos en los que el sector ha recibido un duro golpe y millones de empleos podrían perderse, según se informa en un comunicado de la OMT. Este nuevo cargo para Iker llega tras unos meses complicados por sus posibles problemas con la justicia y su enfrentamiento con Luis Rubiales a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Un nuevo reconocimiento para un hombre que se ha sabido mover tan bien en los negocios como en el fútbol.

Un patrimonio valorado en unos 350 millones de euros

Según publicó en 2016 la revista americana People, basándose en una investigación anterior realizada por la revista Forbes, la gran enciclopedia de las fortunas en el mundo, el todavía guardameta del Oporto tendría un patrimonio aproximado de 241 millones de dolares. Pero esa cifra habría que añadir ahora el importante dinero que Casillas ha ganado en los últimos años en el club portugués y con sus varias promociones publicitarias.

Por ejemplo, hay que tener en cuenta que, según señalaba también la revista People, Iker Casillas fue el futbolista mejor pagado en 2014 con unos ingresos de 82 millones de dólares. A eso hay que añadir los cuantiosos ingresos que ha recibido su mujer Sara Carbonero publicitando productos de diferentes marcas además de sus colaboraciones deportivas. Todo esto hace que la fortuna de la familia se estime en unos 350 millones de euros.

Iker Casillas y Sara Carbonero. 

Actualmente, Casillas figura con cinco cargos en cuatro sociedades. En Ikerca S.L figura como administrador único y es su sociedad más antigua, constituida el 21 de septiembre de 2009. El último ejercicio del que hay datos es el de 2017, que cerró con ventas de menos 224.257,22 euros y presentaba un patrimonio neto de 11.926.867,70 euros. Una pérdida de casi medio millón de euros con respecto al año anterior que presentó un patrimonio neto de 12.429.321,70 euros.

La empresa tiene un total activo de 21.500.586,19 euros y en 2017 tuvo como empleados curiosamente a sólo tres empelados: dos hombres y una mujer, que generaron gastos de personal por valor de 53.000 euros.

El capital social de Ikerca S.L. es de 1.268.086 euros y está domiciliada en la Avenida Monte Segovia, número 66, de la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Su objetivo social es "la coordinación y explotación de derechos de imagen, su publicidad y transmisión de los mismos, visuales o por fonía mediante la mediación entre las personas interesadas en dichas transmisiones y las personas, actos".

Otra de sus empresas, donde figura como administrador único el de Móstoles es en Casillas Fútbol and Marketing 2011 S. L., una empresa cuyo objetivo social es la representación de futbolistas, aunque su actividad real es el alquiler de bienes inmuebles.

Casillas es uno de los porteros más famosos del mundo. 

La empresa tiene un patrimonio neto de 228.953’72 euros y los resultados de 2017, último ejercicio del que hay datos, eran de menos 6.935’81 euros. Está domiciliada también en Avenida Monte Segovia, número 66 (Boadilla del Monte, Madrid).

Otra de la empresas del holding Casillas es Ikerfer 1981 S. L., constituida el 18 de diciembre de 2012. Figura hoy en día como inactiva, con capital social de 1.729.000 euros y un patrimonio neto de dos millones euros. En 2017 tuvo un balance positivo de 51.848 euros. Su objetivo social es la explotación de derechos y su sede está en Calle Prado del Rey, número 101, en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Por último, el portero del Oporto figura oficialmente en el Registro Mercantil español en la empresa Casillas World S. L.. Aqui aparece como administrador solidario. Su sede está en Avenida del Monte, número 17, en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Fue constituida el 13 de julio de 2015. Cerró 2017 con pérdidas de 495.000 euros. Su socio en esta empresa es Carlos Cutrupía Fernández.

Cutrupía pertenecía a la empresa The Best of Your Sports, S. A. En 2010 llegaron a un acuerdo para la gestión de actividades de marketing, comunicación y los derechos de imagen del portero.

Casillas se desvinculó así de su anterior representante, Luis García Abad, que también se encarga de la imagen del expiloto de Fórmula 1, Fernando Alonso. Cutropía montó también la empresa 380 Around Marketing que tiene su sede también en el número 17 de la Avenida del Monte, de Pozuelo de Alarcón, donde también se encuentra Casillas World S. L.

A estos negocios habría que sumar el sueldo de Iker Casillas en su último equipo portugués, el Oporto (en torno a cinco millones de euros por temporada desde hace cuatro años) y sus ingresos por publicidad.  Un patrimonio más que sustancioso construido en paralelo a su relación con la periodista Sara Carbonero. 

Una historia de amor consolidada

La historia de Casillas y Carbonera comenzó en 2010. Sara era entonces el flamante fichaje de Deportes Mediaset e Iker todavía se encargaba de la portería del Real Madrid, además de ser el capitán de una Selección Española que se preparaba para el Mundial de Fútbol en Sudáfrica.

Sentimentalmente los dos venían de relaciones que habían terminado. Iker con la modelo Eva González y Sara estaba a punto de finiquitar su historia con un compañero de profesión. En 2015, la revista Vanity Fair buceó en los orígenes de la pareja. "Hablaban por teléfono a menudo, por temas de trabajo, pero Sara no estaba muy por la labor. Ya sabes la fama que tienen los futbolistas en general" contaba la periodista Susana Guasch.

Sara cubriendo el partido Chile-España en el Mundial de Sudáfrica en 2010. De fondo, Iker Casillas. 

El portero no se amedrentó ante la dificultad y decidió hacer el cerco a Sara. No era el único jugador que había puesto sus ojos en la bella periodista, pero fue el único capaz de romper la distancia que Carbonero marcaba. "Él intentaba conquistarla a toda costa y a ella le gustaba mucho, pero le daba mucho miedo todo el lío mediático que se iba a montar", explicaba Nira Juanco, reportera de automovilismo, amiga y compañera de La Sexta en el citado reportaje de Vanity Fair. Según esta publicación fue el día del cumpleaños de Sara (3 de febrero) cuando Iker acabó de conquistarla. "Iker me llamó para darle una sorpresa a Sara por su cumple. Quería demostrar que le interesaba de verdad. Esa noche las chicas fuimos al teatro y me compinché con él. No paró de mandarme mensajes durante toda la obra. ¡Nervioso, inquieto! Sara se enfadaba conmigo porque no le quería enseñar lo que tenía en el móvil. Después nos fuimos a cenar y allí apareció él a las 12 de la noche en el restaurante, con regalo incluido. Ella se quedó petrificada. A partir de ahí la relación ya fue imparable" desveló Susana Guasch.

Los primeros meses la pareja intentó vivir en silencio su relación, pero no tardaron en ser el objetivo de la prensa del corazón. Esto comenzó a pasarle factura a Sara. Muchos consideraban que no era lícito que una periodista deportiva compartiese vida con un futbolista ya que éste podría convertirse en su fuente. Carbonero fue víctima de ataques hipócritas. Nunca nadie se había planteado si un reportero de información parlamentaria al tener relaciones con una política podría tener efectos negativos para el desempeño de su trabajo.

El beso de Sudáfrica

Cuando comenzó el Mundial de Fútbol muchos medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, acusaron a Sara Carbonero de ser una distracción para el guardameta, que no estaba en uno de sus mejores momentos deportivos. Incluso Fernando González Urbaneja, presidente entonces de la APM (Asociación de la Prensa de Madrid), acusó a Telecinco de buscar el morbo por colocar a la periodista detrás de la periodista. Sin embargo, había sido la FIFA quien tomó la decisión de que las cadenas que adquirieron los derechos de retransmisión de los partidos, situaran a los enviados especiales tras las porterías de sus respectivas selecciones.

Con este clima, cualquier movimiento de Sara o Iker era interpretado por millones de espectadores. La noche de la final, cuando España se impuso a Holanda, la tensión y la alegría se cristalizaron en un beso que Iker plantó a Sara en la boca durante una conexión en directo. El beso se convirtió en el símbolo de la victoria de España en el Mundial y revalidó ante el mundo la relación que unía a la periodista y el guardameta.

Desde entonces, Iker y Sara se convirtieron en la pareja del momento. Eran guapos, famosos y estaban de moda. Desde entonces evolucionaron hasta convertirse en una rara avis en el universo mediático que rodea al fútbol. Sara ha conseguido ser toda una it girl sin necesidad de hacer concesiones al papel couché como otras mujeres de futbolistas.

El 3 de enero de 2014 llegó al mundo el primogénito de la pareja, Martín. El embarazo pilló por sorpresa a la prensa del corazón y la noticia estuvo en todas las portadas de revistas y en boca de las tertulias rosas. Lo mismo pasó con el nacimiento de su segundo hijo Lucas en 2016 y, por su puesto, con su enlace. La revista ¡Hola! llevó a su portada en marzo de 2016 la noticia acompañada con una gran fotografía de Sara e Iker muy sonrientes caminando de la mano. La pareja habría contraído matrimonio en Boadilla del Monte con la presencia de su hijo Martín como único invitado.

Sara e Iker se han caracterizado por estar juntos en lo mejor y en lo peor. Cuando Iker se mudó a Oporto para jugar en el Porto y Sara pidió una excedencia en Mediaset para poder ir con él. Para muchos, la carrera periodística de Carbonero no ha evolucionado todo lo que debía, pero desde luego ha conseguido mucho éxito con su tienda online ‘Slow Love’, como diseñadora y colaboradora de algunas firmas de moda, con su sección de la revista Elle y sus entrevistas para deportes Cuatro.

Tras los duros momentos vividos por Iker tras su infarto, el deportista, aunque evita dar explicaciones a los medios, estaría planteándose su retirada, mientras Sara comunicó que padecía un tratamiento contra un cáncer de ovarios. Una vez más la adversidad y las ganas de luchar unieron a la pareja más sólida del deporte español.

COMPARTIR: