17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los dos jugadores HAN DEJADO EN MAL LUGAR AL club catalán en declaraciones TRAS SU SALIDA DEL equipo ESTE VERANO A DOS EQUIPOS DE LA PREMIER INGLESA

Emerson Royal y Junior Firpo destapan las malas formas del Barça de Joan Laporta

Imagen de un entrenamiento del FC Barcelona esta temporada
Imagen de un entrenamiento del FC Barcelona esta temporada
La gestión deportiva del FC Barcelona ha dejado mucho que desear en los últimos años. Buena muestra de ello es la grave crisis económica en la que se encuentra el club y que ha derivado en la salida obligada de Messi y la austeridad en los fichajes. Sin embargo, los problemas del Barça han tomado una nueva dimensión tras las críticas que han llegado desde Inglaterra. Las formas blaugranas reflejadas por dos exintegrantes del equipo, Emerson y Junior no son positivas para su imagen internacional.

El verano de 2021 quedará para la historia del FC Barcelona como uno de los más complicados de su historia. Este mes de agosto el club catalán ha tenido que comunicar la salida de Lionel Messi, el mejor jugador de su historia por una situación económica que impedía su renovación. Además, también se ha visto obligado a practicar la ingeniería con los salarios para poder inscribir a los fichajes de este mercado. Sin embargo, con el final del mercado los azulgranas pensaban que las pesadillas habían terminado. Lejos de ello, las declaraciones de dos jugadores vendidos este verano han hecho más daño a su imagen institucional.

Junior Firpo perdió las ganas de jugar al fútbol

El primero de los exjugadores del Barcelona en criticar al club fue Junior Firpo. Este lateral zurdo dominicano dejó su puesto en la plantilla por el pago de 15 millones de euros del Leeds United. Tras dos temporadas en el equipo y con apenas presencia en el once, salía destino a la liga inglesa en búsqueda de más minutos para recuperar el nivel que le llevó a dejar el Real Betis con destino a Barcelona. En el Leeds está a las órdenes de Marcelo Bielsa, un viejo conocido del fútbol español.

Junior Firpo en un entrenamiento del Barcelona.

Dos semanas después de su salida del Barcelona quiso expresar el calvario vivido en su etapa como blaugrana. Reconoció para DAZN que los dos años no habían sido buenos y que su objetivo principal en su nuevo club era recuperar la pasión por el fútbol. Esas dos temporadas había vivido "sin ganas de jugar al fútbol, únicamente deseando llegar a casa y estar con mi familia y mis hijos". La intención del lateral es volver a divertirse practicando el deporte de su vida, cosa que en el Barcelona no sucedió.

El mismo jugador ha admitido que su decisión de ir al Barcelona tan joven fue negativa. De volver atrás se habría quedado alguna temporada más en el Betis. No obstante, reconoce que ante una llamada de clubes tan grandes es muy complicado no responder que sí. En esta entrevista dejó caer que "el trabajo personalizado de jugador es prácticamente inexistente en el Barcelona". Afirmó que en dos semanas en el Leeds ya había visto más vídeos individuales que en dos temporadas como azulgrana. Asegura que el trabajo individual es al detalle para cada futbolista, y que es completamente distinto a su anterior forma de trabajar. Estas declaraciones suponen un menoscabo de la imagen blaugrana en el tema deportivo.

Emerson vendido 40 días después de su fichaje

Una de las nuevas incorporaciones del Barcelona para esta temporada era el lateral derecho del Betis, Emerson Royal. Sin embargo, lo que no pensaba el jugador brasileño es que su estancia en el club duraría poco menos de un mes. Cuarenta días después de hacer realidad su sueño de llegar al FC Barcelona salía al Tottenham por 25 millones de euros. El futbolista ha mostrado su descontento por la manera de gestionar su salida en la entidad blaugrana y ha asegurado que a pesar de ello su mente está dedicada plenamente a su nuevo club.

Royal con la equipación del Barça.

El futbolista pensaba pocos días antes del final del mercado que formaba parte de los planes del entrenador. Su titularidad en el partido del domingo 23 de agosto parecía indicar esto. Sin embargo, al día siguiente, en el entrenamiento, comenzó a leer sobre las conversaciones del Tottenham y el Barcelona. A él desde el club nadie le comunicaba nada, hasta que esa misma tarde fue llamado a la ciudad deportiva para comunicarle la venta al fútbol inglés. Mientras Emerson insistía en su intención de quedarse luchando el puesto, los mandatarios del club insistían en su salida sí o sí.

El jugador comprendió entonces que le estaban echando del FC Barcelona. Pese a poder negarse a salir con contrato en vigor, el lateral decidió que no iba a quedarse porque quería ser feliz. Para él había otra manera de haber solucionado su situación. Además, defiende que los acontecimientos demuestran que desde el primer momento la intención del club no era otra que su venta. Cuestión que aun así no ha descentrado a Emerson de su idea de triunfar allí donde vaya. El próximo club que gozará de sus servicios será el Tottenham. Algún bético no perdonará al Barcelona lo que han hecho con sus dos laterales.  

COMPARTIR: