19 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El pasado sábado, antes del encuentro entre el equipo maño y el Albacete, las vigas y bovedillas quedaron al aire y en enero el techo se derrumbó

La Romareda, otro histórico campo del fútbol español seriamente dañado por las deudas gravosas que arrastra

Estadio de La Romareda
Estadio de La Romareda / Europa Press
El Ayuntamiento de Zaragoza y la sociedad deportiva del Real Zaragoza llegaron a un acuerdo el pasado mes de diciembre para remodelar el histórico Estadio de La Romareda., de propiedad municipal. En enero hubo un derrumbe en la zona de porches y durante el pasado sábado, antes del encuentro entre el equipo maño y el Albacete, las vigas y bovedillas quedaron al aire, pues el Ayuntamiento eliminó el falso techo. El problema con las obras del campo maño vienen ya de lejos.

Sigue la temporada en el futbol profesional español y otro estadio singular y emblemático ha saltado a la palestra por los problemas que tiene con su conservación y seguridad. Este es el caso de La Romareda donde juega el Real Zaragoza, el cual se suma a otros como el Estadio de Vallecas del Rayo Vallecano, el de Balaídos en Vigo o Ipurua, el campo del Eibar. Aunque, no sólo son problemas de obras de remodelación el Estadio, sino también relacionado con la economía que tiene el propio club maño.

El Estadio de la Romareda, con capacidad para casi 34.000 espectadores, está situado en la  Avenida de Isabel La Católica de la capital zaragozana. Se inauguró el 8 de septiembre de 1957, por lo que cuenta ya con 61 años de existencia. Fue sede de la Copa del Mundo de España en 1982, en el célebre mundial de El Naranjito, albergando el grupo de España, junto a Yugoslavia, Honduras e Irlanda del norte. Además, allí se han celebrado tres finales de la Copa del Rey (1983, 1987 y 1996). También ha sido escenario de grandes conciertos, pero que hoy en día es imposible realizara por el estado de sus vigas y cimientos. Por allí han pasado desde Michael Jackson hasta Dire Straits, pasando por Gloria Estefan.

Fuentes consultadas por Elcierredigital.com señalan que los problemas económicos del Zaragoza surgen desde la conversión a Sociedad Anónima Deportiva (SAD), cuando esta última fue creada a través de la Ley del Deporte del 10 de octubre de 1990. Las mismas fuentes concretan que fue cuando se quedó con las acciones del club el empresario Alfonso Solans, por aquel entonces el propietario de la firma Pikolín. Con Alfonso Solans, la deuda aumento hasta los 11.000 millones de pesetas (70 millones de euros). Años después, con el constructor Agapito Iglesias la deuda se duplicó. El Zaragoza tenía ‘’140 millones de euros de deuda’’, señalan las fuentes.

Desde entonces el standing y situación deportiva del equipo maño ha descendido, salvo en contadas ocasiones. Ha pasado de pelear por meterse en Europa a jugar en Segunda División. Dichas fuentes dicen que "el club no paga el alquiler del campo, el césped está en mal estado y casi en estado de abandono". En el partido que jugó el Real Zaragoza en su campo, ante el Albacete el pasado fin de semana, el césped podría haber mejorado, pero no su aspecto exterior.

Las fuentes también explican que la entidad deportiva maña lleva ya dos subvenciones del Ayuntamiento de Zaragoza que suman una cifra de 1.600.000 de euros. Comentan que los problemas del equipo podrían ser menores si vuelve a pertenecer a sus socios, como antes de la reconversión en Sociedad Anónima Deportiva, algo que podría suceder en el caso de que se concrete el proyecto de reforma de Ley del Deporte que quiere llevar a cabo el todavía ministro de Cultura y Deporte, José Guirao.

Acuerdo entre el Ayuntamiento y el club

En octubre de 2018, el alcalde Zaragoza, Pedro Santisteve, el presidente del Real Zaragoza, Christian Lepetra, y el vicepresidente del conjunto aragonés, Fernando Sainz de Varanda, firmaron varios convenios en el que se incluía una mejora en La Romareda.

En la remodelación se incluía el pintado y sustituir las zonas del estadio que se encuentran deterioradas. Dicho convenio reserva 400.000 euros para estas intervenciones y el plazo es de un año de duración, que podría prorrogarse por periodos sucesivos de un año hasta un máximo de cuatro adicionales, como así señala aragondigital.es. El Real Zaragoza habría ejecutado bien las operaciones, pues se le dio de plazo hasta el 31 de agosto para que comenzaran las obras. 

La_Romareda_en_verano_1

Manutención de la Romareda durante el pasado verano | Europa Press

"En este convenio, el Ayuntamiento de Zaragoza se comprometió a estudiar para futuros ejercicios presupuestarios nuevas aportaciones económicas para llevar a cabo otras obras de mejora en la instalación deportiva, todas ellas referidas al mantenimiento y renovación de elementos del estadio y eso está fallando", afirman.

Cambio de césped

También se expone que el gobierno municipal aprobó una partida para el cambio del césped en La Romareda, con una inversión de 356.113,41 euros. Las operaciones consisten en una sustitución integral del césped de la instalación deportiva, cuya vida útil se sitúa en torno a un periodo aproximada de diez años.

Gracias a ello, el Zaragoza cumple así con el requerimiento que pide la Liga de Fútbol Profesional, que señala que las obras tenían carácter de urgencia, ya que el último cambio que se hizo en el cesped de La Romareda se llevó a cabo hace más de una década.

Obras_en_La_Romareda_1

Manutención de La Romareda | Ayuntamiento de Aragón

Esta remodelación tenía que cumplir con los requisitos exigidos por Laliga para posibilitar la retransmisión televisiva de los partidos, por lo que el cambio del césped le vino mejor tanto a La Liga como al equipo maño.

Susto con el techo

La situación de los alrededores de La Romareda es preocupante. El pasado mes de enero, el techo cercano a la zona de los porches del Estadio de La Romareda se vino abajo antes del partido entre el Real Zaragoza y el Real Oviedo, lo que causó un gran susto, aunque sin consecuencias.

Durante el pasado sábado, antes del encuentro entre el equipo maño y el Albacete, las vigas y bovedillas quedaron al aire, pues el Ayuntamiento eliminó el falso techo como medida paliativa provisional. La plancha de escayola, los aislantes y demás elementos también desaparecieron, como así señala el Heraldo.

Los hechos ocurrieron en un lugar que pertenece al edificio de la antigua sede de la Gerencia de Urbanismo y se encuentra en desuso desde hace una década y en progresivo deterioro, tanto en su interior, con goteras y desconchamientos, como en su exterior, donde se pueden apreciar grandes grietas y desprendimientos de ladrillos caravistas que amenazan con problemas mayores, como así explica el mismo medio.

Interior_de_La_Romareda_1

La Romareda | Europa Press

Todo apunta a que al Real Zaragoza le queda todavía una larga travesía para mejorar su Estadio. Un recinto donde disfrutó de sus mejores tiempos de gloria hace ya más de de dos décadas. Un futuro difícil para un estadio mítico del fútbol español.

COMPARTIR: