22 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se les reclaman 15 millones de dólares por supuestas comisiones tributarias impagadas

El internacional argentino Lionel Messi y su familia bajo la lupa de la sospecha por blanquear dinero negro en su país

Leo Messi y su padre Jorge
Leo Messi y su padre Jorge
Lionel Messi y su padre Jorge fueron imputados la semana pasada en Argentina por el fiscal general de lo Penal Económico Pablo Turano por supuesto blanqueo de capitales a través de la fundación que lleva el nombre del futbolista del Fútbol Club Barcelona.

El delantero del FC Barcelona, Lionel Messi, y su padre Jorge fueron imputados la semana pasada por un fiscal argentino. A los dos se les acusaba por presunto lavado de dinero a través del manejo de fondos de la Fundación Messi, la cual impulso varias veces el propio jugador con acciones de solidaridad en varias ciudades de Argentina.

El fiscal en lo penal económico de Buenos Aires, Pablo Turano, solicitó al juez federal Gustavo Meirovich una investigación sobre determinados movimientos dentro de la Fundación del astro argentino. El magistrado deberá decidir si continúa la investigación sobre el presunto delito que han cometido tanto el jugador como su padre.

El caso comenzó en octubre tras una denuncia de un ciudadano argentino afincado en España que fue empleado de la Fundación Messi entre 2012 y 2014. Según este denunciante, la Fundación pudo haber utilizado una ‘’pantalla’’ para captar recursos que luego eran parcialmente desviados hacia cuentas de la familia Messi o de terceros, en vez de ser enviados a causas benéficas.

El pasado miércoles 31 de octubre, el denunciante se presentó para ampliar la denuncia, después de viajar expresamente desde España al ser citado por el Juzgado. En un principio el Tribunal reservó el nombre de esta persona, pero al final se supo que era Federico Retorri, que trabajó para esta ONG entre los años 2012 y 2015.

Messi_Fundacion

Leo Messi con varios niños de Fundación Barcelona y Fundación Leo Messi | fundacion.fcbarcelona.es

Pese a crearse en España en 2007, la Fundación Messi no se inscribió de manera formal en el Registro de Fundaciones, en su caso de Barcelona, hasta 2013, cuando el jugador empezó a tener problemas con la Justicia por un caso de evasión de impuestos.

Esto hizo que durante seis años la ONG estuviera en un ‘’limbo legal’’, sin una autorización como persona jurídica, para no tributar impuestos sobre el dinero que recibía, ni tampoco beneficiar con deducciones impositivas a sus donantes.

Cifras bajo sospecha

Según la denuncia se señala que Rettori, cuando fue trabajador en la Fundación, tuvo acceso a "información importantísima que le permitió ver que el dinero invertido en proyectos de acciones sociales era muy poco, y que, asimismo, en muchas acciones había empresas privadas que apoyaban con dinero, además de incluir los partidos mal llamados a beneficio que se realizaron en Latinoamérica, los cuales significaron incluso un gran ingreso Es decir, siempre hubo una política clara de destinar la menor cantidad de recursos posibles a acciones sociales, y administrar la Fundación como una empresa".

En las 10 páginas del dossier, se detalla el manejo de fondos de la Fundación de las que fue testigo este extrabajador. "Se invirtió y se invierte un dinero menor en acciones sociales de lo que se muestra en la web institucional, en las redes sociales y en los medios de comunicación. Se realizaron y realizan alianzas sociales donde empresas ponen su dinero en la Fundación, y luego se 'dibuja fiscalmente' como inversión el dinero que está obligado a tributar, con los contratos comerciales que realiza con Leo Messi Management en España o el mundo", explica el documento.

La cantidad de dinero podría ascender a 15 millones de dólares. Para muestra un botón: sólo en 2017 recibió más de dos millones en donaciones.

Denuncia en la PROCELAC

El pasado mes de marzo, el diario argentino Clarín sacó a la luz que la Fundación Leo Messi, creada en 2007 en España, estaba siendo vigilada por la Justicia. Según este periódico, la investigación comenzó tras una denuncia anónima en la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), dependiente del Ministerio Público Fiscal argentino.

Este organismo, a su vez, derivó el caso a la Justicia del país para que determinara una existencia de unas presuntas maniobras de lavado de dinero. Clarín aseguró que la información por la PROCELAC ‘’se remonta a 2016’’, cuando Alejandro Rebosio, ‘’un antiguo socio de Jorge Messi acusó a la familia de desviar dinero que debía ser invertido en fines sociales".

Rebosio_Alejandro

Alejandro Rebosio (dcha.) ex socio de Messi | reinventate.org

"Los Messi negaron las acusaciones, Rebosio no aportó la documentación para continuar con el proceso y la causa se archivó", suscitó este diario.

La filial en Rosario siempre estuvo entredicho

Parte del dinero que recibía la oficina central de Fundación Messi en Barcelona, era transferido a su filial en Rosario (Argentina) para acciones benéficas. En 2009 la filial se creó en la ciudad rosarina, pero pronto tuvo que ser dada de baja por no presentar declaraciones juradas. En 2013 se volvió a inscribir la filial como Fundación Privada Leo Messi, pero la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tuvo que bloquear la Clave única de Identificaciín Tributaria (CUIT) de la sociedad por no haber presentado las declaraciones juradas correspondientes en tres años seguidos. 

Las dos fundaciones, a las que se les cambió levemente el nombre, declararon en el mismo domicilio donde funciona un estudio jurídico. De acuerdo con la información disponible en la Inspección General de Personas Jurídicas de la Provincia (IGPJ) de Santa Fe (Argentina), la Fundación Leo Messi no presentó balances en el país argentino, a pesar de haber firmado numerosos convenios de patrocinios con varias empresas.

Ante estos hechos, se produjeron dos inspecciones de oficio por la delegación rosarina del organismo responsable que contra las empresas, asociaciones y fundaciones inscritas en Rosario. Los inspectores de la IGPJ destinados a esta causa, informaron que en la sede rosarina no encontraron ninguna actividad sospechosa.

Finalmente, en septiembre, la Fundación realizó una denuncia en la delegación de la IGPJ de Rosario, ya que presuntamente tenían una ‘’documentación insuficiente’’. El organismo decidió pedir más precisión en el caso ‘’porque habría partidas destinadas a la imagen de jugador’’.

Messi_Lionel_Messi_Jorge_Audiencia_Nacional

Leo Messi con su padre Jorge | Getty Images

La denuncia alcanza a Leo Messi, a su padre Jorge, a su hermano Rodrigo (todos miembros del directorio de la Fundación) y a Alejandro Rebosio, titular de Social Team, la agencia con la que estuvo asociada la Fundación del jugador hasta 2014 para desarrollar proyectos sociales.

Según el denunciante, Rebosio y Social Team pudo estafar porque la mayoría de las acciones sociales comprometidas por la Fundación no estarían concretadas.

COMPARTIR: