16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El club catalán tiene casi 1.3 millones de euros en negativo en su cuenta pese a las buenas noticias que dan con las nuevas incorporaciones al equipo

Laporta ignora la deuda del Barça e ilusiona con 700 millones y atractivos fichajes

Robert Lewandowski, Raphinha, Koundé y Joan Laporta.
Robert Lewandowski, Raphinha, Koundé y Joan Laporta.
El FC Barcelona, con Joan Laporta como presidente, está volviendo a coger color. Hace unos meses la situación estaba arruinada y, aunque lo siga estando, los hechos que están sucediendo son más positivos que negativos. De hecho, Laporta ha confirmado en una entrevista para The New York Times que está formando “un círculo virtuoso” que dará buenos resultados.

Para cambiar la imagen del FC Barcelona, Joan Laporta ha tenido que “tomar riesgos” sin saber lo que podría llegar a pasar. Hasta el momento ha tomado un camino correcto, y desde la afición se lo están agradeciendo, aunque hay otra parte que se posiciona en el dicho de “pan para hoy, y hambre para mañana”.

El presidente del conjunto azulgrana ha visitado la sede de The New York Times en Manhattan para ser entrevistado y contar, resumidamente, sus planes en el proyecto que tiene en mente. Ha conseguido recaudar un total de 700 millones de euros tras vender partes del negocio del club.

En líneas generales, ha vendido el 25% de los derechos de televisión nacional del club, que durante un cuarto de siglo, se destinó a un fondo de inversión estadounidense. Spotify, el servicio de transmisión de música, firmó un contrato de cuatro años para poner su nombre en el Camp Nou y los bienes raíces aún más valiosos en el frente de las camisetas del equipo. El lunes, Barcelona anunció la venta de una cuarta parte de su negocio de producción, Barca Studios, a una empresa de blockchain, Socios. Está en conversaciones para vender parte de su negocio de licencias a continuación.

Xavi Hernández y Joan Laporta en Las Vegas para disputar la pretemporada. 

Todo esto ha generado la cifra que se ha citado anteriormente, pero este dinero no ha sido invertido para pagar la deuda que tienen entre manos de 1,3 millones de euros. El Barça, por decisión de la directiva, ha decidido gastarlo en fichajes para reforzar la plantilla en condiciones. La duda es, ¿le pasará factura en un futuro?, el tiempo lo dirá.

Laporta elige el optimismo 

El presidente de la entidad catalana se mantiene en que ha tenido que asumir este riesgo para mejorar la plantilla y ganarlo todo, ya que “es un requisito obligatorio” según los objetivos de la directiva. También ha confirmado que durante su pasada etapa en el Barça pusieron “las expectativas muy altas y tuvimos éxito”.

Para excusarse del negocio que está haciendo dijo: “Y luego los aficionados del Barça en todo el mundo, alrededor de 400 millones de aficionados, requieren un nivel de éxito”. Por lo tanto, pese a que haya numerosas críticas, se mantiene en que su planteamiento está siendo el adecuado.

Y el riesgo que se está corriendo en las oficinas del Barcelona no se queda aquí. Laporta sigue en proceso con un proyecto de 1.500 millones de dólares, con financiación gestionada por Goldman Sachs, para renovar y modernizar su icónico estadio, el Camp Nou, que debido a la prisa por recaudar fondos llevará por primera vez el nombre de un patrocinador.

Mercado de fichajes 22-23 con Laporta

“Fichajes arriesgados que cuestan dinero y ventas que han dado un beneficio que sabe a poco”, es la definición del mercado de fichajes del FC Barcelona, según relatan fuentes cercanas al club a elcierredigital.com en exclusiva.

En el lado de las llegadas están Kessié y Christensen, que han llegado gratis, pero se tendrá que desembolsar dinero para pagar sus fichajes. Sin embargo, en el principio del mercado, con estas dos incorporaciones, todo parecía más normal de acuerdo a la situación del Barça.

Cartel de la bienvenida de Robert Lewandowski al FC Barcelona.

Lo llamativo ha llegado más tarde. El Barça anunció el fichaje de Raphinha, procedente del Leeds United, a cambio de 58 millones de euros. Después se incorporó a la filas Robert Lewandowski por 45, y por último saltó la bomba con la firma de Jules Koundé por 50 ‘kilos’. Y todavía se rumoreo que podrían llegar más jugadores, el escenario podría estar más volcado.

En la otra cara de la moneda, en las salidas. El Barça ha recuperado 20 millones con la baja de Coutinho al Aston Villa, y el préstamo de Trincao al Sporting de Portugal, por el que han sacado 3 ‘kilos’. Dani Alves, Wagué, Manaj y Mingueza han sido traspasados sin recibir ni un solo euro.

Es decir, en la ventana de transferencias el FC Barcelona se encuentra en números rojos, con una pérdida de 130 millones de euros. El futuro del equipo se descubrirá con el paso del tiempo, mientras que Joan Laporta continúa con una sonrisa construyendo una plantilla de mucho nivel pero que está suponiendo un gasto que, el tiempo lo dirá, podría suponer la quiebra final.

COMPARTIR: