07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El proyecto del partido de Arrimadas pretende “maximizar” las oportunidades de la candidatura conjunta de España y Portugal para el Mundial de 2030

La corrupción de la RFEF de Rubiales hace que Ciudadanos pida 'garantizar' su transparencia

Edmundo Bal y Luis Rubiales.
Edmundo Bal y Luis Rubiales. / El vicesecretario general de Ciudadanos y el presidente de la RFEF, respectivamente.
Edmundo Bal, vicesecretario general de Ciudadanos, junto al diputado Guillermo Díaz Gómez, han registrado una Proposición No de Ley (PNL) en el Congreso de los Diputados con el fin de “garantizar” la transparencia y buenas prácticas de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de cara a la candidatura conjunta de España y Portugal para el Mundial de 2030. Además, desde el partido naranja denuncian que Rubiales siga en su cargo después de todas las polémicas que arrastra en los últimos meses.

Edmundo Bal y el diputado Guillermo Diaz Gómez han registrado, durante este mes, una Proposición No de Ley (PNL) en el Congreso de los Diputados para “garantizar” la transparencia y buenas prácticas de la RFEF.

En esta propuesta piden al Ministerio de Cultura y Deporte y al Consejo Superior de Deportes que tomen las decisiones que sean necesarias con el fin de “maximizar” las oportunidades de la candidatura conjunta de España y Portugal para la Copa del Mundo de 2030, “garantizando la transparencia en su gestión”.

Para asegurar la transparencia solicitan al Gobierno que se apruebe un nuevo plan general de buenas prácticas y que se eleve al TAD (Tribunal Administrativo del Deporte) cualquier irregularidad que el Gobierno crea de su incumbencia en referencia a la RFEF. Y es que se ha conocido que la Fiscalía Anticorrupción ha abierto una investigación por presuntas irregularidades al frente de la Federación de Luis Rubiales por las famosas conversaciones de llevar la SuperCopa a Arabia Saudí.

Además de la denuncia de Miguel Ángel Galán, presidente de CENAFE con la que comenzó este caso, ahora se ha ampliado con la demanda interpuesta por Galán contra Rubiales ante el Comité Ético de la FIFA por el presunto incumplimiento del Código Ético y supuestos delitos de corrupción y cohecho, solicitando al presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Franco, que abra un expediente sancionador a Rubiales para “la destitución del puesto”.

“Rubiales no puede estar al frente de la RFEF”

La candidatura española-portuguesa es la única candidatura europea para celebrar el evento futbolístico más importante del mundo, pero tendrá que enfrentarse a otras candidaturas de América, Asia y África que aún no se han hecho oficiales. La organización de esta Copa del Mundo supondría un éxito para el deporte español y para la economía.

Para que dicha candidatura puede consolidarse y pasar de ser un proyecto a convertirse en una realidad es imprescindible tener un sistema institucional y empresarial transparente y fiable y en este caso Edmundo Bal alega que son “muy preocupantes” las noticias que se han venido publicando sobre el presidente de la Real Federación Española de Fútbol en los últimos tiempos.

Bal (Cs) respalda al alcalde, culpa al PP local de la crisis y evita  enfrentarse con Moreno o Génova

Edmundo Bal y Guillermo Díaz.

También desde Ciudadanos subrayan que es preocupante “que el puesto en cuestión traiga asociada una remuneración ocho veces superior a la del presidente del Gobierno, dos veces superior a la de su homólogo alemán, o cinco veces superior a la de su antecesor en el cargo, también investigado por corrupción en su día”.

Para Bal, los audios publicados por El Confidencial “ponen de manifiesto que Rubiales no puede estar al frente de la RFEF, que es una entidad que gestiona intereses públicos además de los estrictamente privados de la asociación de los clubes”.

Nos estamos jugando mucho: La organización de un Mundial de Fútbol no es cualquier cosa, en términos, desde luego, de excelencia deportiva para España, pero también respecto a su imagen internacional, su desarrollo económico, la potenciación de infraestructuras y aunar esfuerzos y estrechar lazos con nuestro país vecino, Portugal”, finaliza en sus declaraciones.

Contaminación en la Primera RFEF

Tras la información publicada por elcierredigital.com en la que se informaba que los Ayuntamientos de Ferrol y de La Coruña habrían acordado pagos de 30.000 y 70.000 euros, respectivamente, a la Federación Gallega de Fútbol para que sus equipos disputaran los playoffs de ascenso a Segunda División en sus estadios, ahora las dudas acerca de la contaminación de la competición encabezada por Luis Rubiales han aumentado ostensiblemente.

Los aficionados de este deporte cuestionan el porqué de varias de las decisiones tomadas por la Federación Española de Fútbol a la hora de organizar esta competición. La más importante y la que más consecuencias puede tener en los próximos días es la injusticia de que la final del Play Off de Ascenso a Segunda División, que enfrenta al Deportivo de la Coruña y al Albacete Balompié, y en la que ambos equipos se juegan todo el trabajo de una temporada entera en tan solo 90 minutos, se vaya a disputar en el estadio menos neutral de la historia, en Riazor.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF.

De nada ha servido el malestar y las críticas de los aficionados hacia la Federación Española de Fútbol sobre la designación de Riazor como estadio para la final que disputará el próximo sábado, a las 18:00.

Los hinchas del Deportivo tendrán el estadio cerca de las puertas de sus casas, mientras que los del Albacete lo tendrán a 1.800 kilómetros (ida y vuelta). Sin embargo, esta idea que a priori les resulta tan descabellada y no muy ética para la mayoría de los aficionados, para la Real Federación Española de Fútbol parece ser lo más justo y no se plantean programar el partido en un estadio que sea lo más neutral posible, aunque sea en Galicia, por ejemplo el estadio de Balaídos en Vigo.

De esta forma, el Albacete de Rubén de la Barrera, que peleó hasta el último momento por el ascenso directo con el Andorra, propiedad del socio y amigo de Luis Rubiales, el jugador blaugrana Gerard Piqué, ahora se ve claramente desfavorecido al jugar una final como visitante contra un rival que goza de privilegios porque el Ayuntamiento de su ciudad habría pagado 70.000 euros para que los dos partidos de Play off se disputasen allí. Esta misma desventaja la sufrió en las semifinales el Linares Deportivo, que llevó a 700 aficionados a la grada contra más de 25.000 blanquiazules.

Otra de las decisiones de la Federación Española que más revuelo ha causado desde el inicio fue la formación de los dos grupos de Primera RFEF. Este organismo decidió que la distribución de los equipos se hiciera con un eje noroeste y otro sureste, en vez de hacerlo con un eje norte y otro sur, que sería lo más normal. Muchos aficionados denuncian que “esta competición es un escándalo y está contaminada desde el minuto uno”, debido a las polémicas conversaciones entre Piqué y Rubiales, previas a la división de los dos grupos, en las que el defensor culé le pedía que fuese bueno con su Andorra.

COMPARTIR: