21 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Iker se encuentra fuera de peligro y estable en la planta de cuidados intensivos y permanecerá en observación hasta que los doctores le den el alta

Sara Carbonero sobre el infarto de Casillas: "La vida tiene esa manera de recordarnos celebrar cada latido"

Iker Casillas y Sara Carbonero
Iker Casillas y Sara Carbonero / Instagram
Casillas se encuentra fuera de peligro y estable en la planta de cuidados intensivos y permanecerá en observación hasta que los doctores consideren que se le puede dar el alta de manera segura, al menos hasta el fin de semana. Este fin de semana se valorará si se le dará el alta o no. Se estima un período de recuperación lenta, sin riesgos para el jugador. A su mujer, Sara Carbonero, le pilló todo trabajando en Tarifa y rápidamente se trasladó a Oporto.

En el momento del infarto, Sara Carbonero, no estaba a su lado, pues se encontraba en Cádiz grabando una entrevista para su sección semanal dentro de Deportes Cuatro. A toda prisa, tras conocer la noticia, voló hasta Oporto, lugar donde el matrimonio reside junto a sus dos hijos; y desde el centro clínico quiso enviar un mensaje a todos a sus seguidores.

"Afortunadamente todo ha quedado en un susto. Muchísimas gracias por todas las muestras de cariño y preocupación. Como me decía hoy una buena amiga, la vida tiene a veces esa extraña manera de recordarnos celebrar cada latido”, aseguraba la periodista toledana.

Actualmente, Casillas se encuentra fuera de peligro y estable en la planta de cuidados intensivos y permanecerá en observación hasta que los doctores consideren que se le puede dar el alta de manera segura, al menos hasta el fin de semana. Este fin de semana se valorará si se le dará el alta o no. Se estima un período de recuperación lenta, sin riesgos para el jugador

El portero español se sintió indispuesto tras el entrenamiento de la mañana del miércoles 1 de mayo y los acontecimientos se desarrollaron muy rápidamente hasta su traslado al centro hospitalario. Afortunadamente la información que llega de Portugal aseguraba que su vida no corre peligro, que no volverá a jugar en lo que resta de temporada, pero podría hacer vida normal una vez se recupere. Conforme fueron avanzando las horas se fue confirmando que el jugador estaba estable en observación en cuidados intensivos dentro de la gravedad del percance cardíaco sufrido y ya las informaciones apuntaban a que más allá de esta temporada, Iker no pueda volver a ejercer el fútbol profesional.

El club portugués publicó un comunicado en el que dice que: "Iker casillas sufrió un infarto agudo de miocardio durante la sesión de entrenamiento de este miércoles, realizado en el Centro de Entrenamiento y Formación Deportiva PortoGaia, en Olival. La sesión de trabajo fue interrumpida para que se le prestara atención al portero español, que se encuentra en este momento en el Hospital CUF Porto. Casillas está bien, estable y con el problema cardíaco resuelto".

Un veterano

Íker Casillas vive ya sus últimos años como futbolista profesional, está a punto de cumplir 38 años, y desde su salida un tanto polémica del Real Madrid tras ser señalado por José Mourinho y enfrentarlo a la afición, lleva desde 2015 en el Oporto y acaba de renovar su contrato por una temporada más otra opcional. 

A pesar de todo, Íker se ha mostrado optimista siempre incluso respecto a su continuidad: "Estoy seguro de que no será su último contrato. Ha dejado constancia Iker que ama este club y esta ciudad. Y no se ha movido nunca por dinero", decía el presidente Pinto Da Costa tras la renovación del portero madrileño.

Iker sigue triunfando en Portugal y en esta temporada las cosas le están marchando bien, incluso pudo avanzar en la Champions League hasta los cuartos de final, donde fue eliminado por el Liverpool, que precisamente hoy se enfrenta al Barcelona. El infarto sufrido en el día de hoy puede que haya hecho que aquel partido con el equipo de Anfield fuera su última cita con la competición europea tras su obligado adiós al fútbol profesional.

COMPARTIR: