14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El despacho de abogados “Montero Aramburu” ha presentado ya en el Juzgado una oferta de estos inversores pérsicos dedicado a los coches de alta gama

Nuevos jeques árabes en el fútbol español: el grupo inversor de Baréin ‘Infiniti’ quiere el Cordoba CF

Aficionados del Córdoba CF piden la salvación de su club
Aficionados del Córdoba CF piden la salvación de su club
Una semana y media después de la detención del presidente del club verdiblanco, Jesús León, la situación de la entidad cordobesa se torna rocambolesca con la posible llegada de un grupo inversor árabe, que podría hacerse con el control económico del equipo. Los jeques de Infiniti han presentado ya na oferta en el Juzgado de lo Mercantil, por lo que la decisión queda en manos de un juez para decidir si da luz verde al proyecto de estos nuevos inversores árabes dedicados a los coches de alta gama.

Siguen las semanas de trajín en el Córdoba CF, un equipo histórico del fútbol español. Hace diez días, Jesús León, dueño y presidente del club, era detenido. El juez dictó que el consejo de administración de la entidad andaluza y su presidente fueran apartados de sus cargos, por lo que la entidad cordobesa pasaba directamente a manos de los administradores judiciales hasta que se solucionara la situación de quiebra del club.

La oscuridad sobre el equipo del Estadio de El Arcángel parece disiparse con la llegada de un posible inversor árabe. Desde el despacho de abogados de Montero Aramburu, han presentado una oferta para lograr el control del club cordobés con el respaldo del grupo inversor “Y. K. Almoayyed – INFINITI”, dedicado al sector automovilístico de alta gama y afincado en el país de Baréin, situado en el Golfo Pérsico que abarca más de treinta islas. 

La propuesta presentada al Juzgado de lo Mercantil se basa en un pago único que se oferta por la unidad productiva de la entidad blanquiverde. Si el juzgado estimara esta oferta y les fuera adjudicado el club, la sociedad árabe, a través de la que concurren, empezaría a gestionarlo y asumiría las deudas que tiene con sus trabajadores y proveedores: unos diez millones de euros. El reto sería reflotar el club económica y deportivamente.

Infiniti_Barein

Logo del grupo “Y. K. Almoayyed – INFINITI”

A partir de este momento, el magistrado está valorando la viabilidad de la multinacional árabe. Así como su plan de negocio deportivo, social y deportivo y dar una respuesta en diez días hábiles.

Las cabezas visibles del grupo Infiniti

Los inversores extranjeros estarían dispuestos a hacerse cargo de la deuda que pesa sobre el Córdoba CF: alrededor de 10 millones de euros, como señaló la semana pasada el exsecretario del club, Joaquín Zulategui. La oferta para comprar el equipo llega en un momento crucial, aunque puede que no sea la única oferta que aparezca durante los próximos días.

En el caso de que “Infiniti” compre el Córdoba los nombres mejor posicionados para ocupar el Consejo de Administración son Javier González Calvo, Jesús Coca, Antonio Palacios Herruzo, Miguel Gómez Huertas y Adrián Fernández Romero.

El diario Ahora Córdoba detalla que Javier González Calvo es licenciado en Derecho y actualmente es socio director en Crowe Horwath Legal. Por su parte, Jesús Coca, es el vigente presidente de Asociación de Empresas Fabricantes y de Servicios de Córdoba (ASFACO). Además, Coca es abogado del despacho Montero Aramburu, gabinete que defiende también al expresidente Jesús León.

Jesus_Leon_Juzgado

El expresidente del Cordoba CF, Jesús León (izda.) llegando al juzgado

Antonio Palacios Herruzo, por su parte, ejerce como registrador de la Propiedad en Lucena; Miguel Gómez Huertas es un afamado empresario, mientras que Adrián Fernández Romero fue consejero del Real Betis Balompié hace unos años.

Poco más se sabe sobre la viabilidad de dicha oferta. Habrá que esperar tanto al Juzgado de lo Mercantil como al desarrollo de la instrucción contra Jesús León por cuatro delitos económicos: administración desleal, apropiación indebida, blanqueo de capitales y corrupción entre particulares. Por ello, se decretó la administración judicial del club cordobés, que ahora rige sus destinos que pueden acabar de nuevo en poder de nuevos jeques árabes, algo ya habitual en el fútbol español.

COMPARTIR: