21 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Cambió los scouts del Colegio Marianista Hermanos Amorós para ser el responsable de la cantera del club rojiblanco fichado por la familia Gil

Manuel Briñas, descubridor de talentos en la cantera del Atlético y abusador sexual en un colegio de Carabanchel

Manuel Briñas besa a Fernando Torres.
Manuel Briñas besa a Fernando Torres.
Manuel Briñas fue responsable de la cantera rojiblanca durante veinte años, en ellos descubrió a jugadores como Fernando Torres o Álvaro Morata. Previamente, estuvo en los scouts del Colegio Marianista Hermanos Amorós de Carabanchel (Madrid) donde reconoció que abusó de un niño. Nadie en el Atlético de Madrid, donde tenia un gran amistad con la familia Gil y Enrique Cerezo, puso en alerta al sistema ante tal personaje.

Ha sido la persona clave en la cantera del Atlético de Madrid, durante veinte años. La mano derecha en el fútbol base de la familia Gil y del productor cinematográfico Enrique Cerezo con quienes mantenía una gran amistad. Manuel Briñas ha pasado de ser una leyenda rojiblanca a nivel institucional a ser completamente repudiado por la parroquia colchonera, tras reconocer que abusó de un niño cuando era responsable deportivo y de los scouts del Colegio Marianista Hermanos Amorós, situado en el barrio madrileño de Carabanchel, durante la década de los  años setenta.

Todo comenzó cuando Miguel M. H. de 59 años denunció el caso y fue entonces cuando Briñas reconoció haber abusado de él durante el período que era un niño. La víctima aseguró que ‘’Briñas me tocaba en la oscuridad de la tienda de campaña, abriéndose camino entre otros compañeros y se metía en el saco de dormir. Aunque estuviésemos varios, siempre iba a por mí. La primera vez me quedé paralizado, incrédulo, sin entender lo que pasaba. Luego mi afán era buscar la posición más alejada para dormir’’.

Miguel M. H. ha afirmado que le acariciaba en las zonas íntimas, le masturbaba e, incluso, "una vez, solo una vez que yo recuerde, una felación. Nunca intento besarme ni abrazarme… Parecía que su fuente de placer estaba en mi cuerpo, no en el suyo’’, comentó la víctima.

El exresponsable de la cantera atlética reconoció los hechos: ‘’Fue un accidente, recién muerta la mujer con la que me iba a casar y nada más. Solo fue una vez o dos. Gracias que enseguida corté’’. Estos hechos han sido ‘’una espina que siempre he llevado clavada en el alma’’, aseguró.

A raíz de este caso, surgieron cuatro nuevas víctimas que afirmaban haber sufrido abusos también por parte de Manuel Briñas. Estos testimonios sitúan los hechos diez años más tarde que el primer denunciante, en torno a 1983, por lo que los abusos sexuales podrían haberse prolongado en el tiempo.

Descubridor de talentos

Hasta que se supieron estos hechos, Briñas que tiene 88 años, estaba considerado como una de las personas clave en la historia de la cantera rojiblanca. La mano derecha de los Gil y de Cerezo en cuanto a fichajes de jóvenes talentos. De hecho, fue el que se fijó en uno de los futbolistas que han hecho historia en el Atlético de Madrid, Fernando Torres.


Manuel Briñas con Fernando Torres.

Durante una prueba en la que participaron 400 niños, Briñas eligió al delantero madrileño al que le aseguró que jugaría en el Atlético de Madrid. Desde entonces se forjó una amistad que duró muchos años. Incluso, cuando ‘El Niño’ hizo su gol número 100 con el Atlético de Madrid en 2016 le regaló la camiseta a Briñas.

Pero, no sólo ha sido el descubridor de Fernando Torres. Días antes de que saliera a la luz el caso de los abusos sexuales por parte de Manuel Briñas, en la presentación de Álvaro Morata con el Atlético de Madrid se encontraba presente debido a que también fue su descubridor y alguien que supuestamente le protegió cuando desembarcó en el club rojiblanco, ya que fuen quien aseguró que "sí sentía los colores pese haber jugado en el Real Madrid después de haber pasado por la cantera colchonera".

También coincidió con otros nombres ilustres del club rojiblanco como Gabi, Koke o Saúl, aunque siempre ha tenido predilección por Fernando Torres, con el que estuvo y para el que tuvo unas palabras muy cariñosas el día de su despedida como jugador del Atlético de Madrid.

Desvinculado del Atleti y repudiado por la grada

Manuel Briñas pasó de ser homenajeado en el último partido que jugó el Atlético de Madrid en el Estadio Vicente Calderón en mayo de 2017, donde recibió la insignia de oro y brillantes del club, a salir por la puerta de atrás nada más conocerse los hechos.

Después de reconocer los abusos, el Atlético de Madrid comunicó que la relación con Briñas se había roto e, incluso, ‘’inició una investigación interna a través de su departamento de Cumplimiento para descartar la existencia de cualquier suceso de este tipo durante los años que estuvo vinculado a nuestro club’’.

"Nunca ni la familia Gil ni el empresario Enrique Cerezo tuvieron en cuenta esta posibilidad de poner medidas de cordón sanitario a personajes de este peligro potencial. Su departamento de Cumplimiento nunca actuó con prevención como debe ser en el caso de un presunto abusador sexual que trabajaba día a día con chicos muy jóvenes. Un gran fallo del mundo del deporte y del Atlético de Madrid", señalan a elcierredigital.com expertos de responsabilidad civil.

No obstante, la entidad rojiblanca mostró su consternación porque Briñas había estado durante muchos años ‘’vinculado a nuestra cantera, pero nunca ha existido la más mínima sospecha sobre su figura, sino todo lo contrario’’, añadía el comunicado.

Manuel_Brinas_en_la_presentacion_de_Morata

Manuel Briñas en la presentación de Álvaro Morata | Getty

Lejos de intentar defender a Manuel Briñas, la afición enseguida mostró su repulsa pese haber sido muy querido por los seguidores colchoneros, ya que siempre defendió al Atlético de Madrid y también por el cariño mostrado hacia sus canteranos estrella.

Por otro lado, los marianistas, la orden religiosa de la que formaba parte Manuel Briñas, también ha abierto una investigación interna para esclarecer los hechos. Según El País, el hombre sigue vinculado a los marianistas, ya que la residencia en la que vive actualmente pertenece a la orden religiosa.

El único estamento que todavía no se ha pronunciado al respecto del escabroso tema de Manuel Briñas es la Real Federación Madrileña de Fútbol (RFFM), en la que sigue como asesor vitalicio. Un grave error de imagen deportiva y federativa.

COMPARTIR: