03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Juan Rodríguez relata cómo coincidió con el cántabro en el equipo blanco la temporada 1966/1967 y su participación en la asociación de exjugadores

'Juanito', compañero de Paco Gento: "Dejó huella imborrable en lo deportivo y lo personal"

Gento y Juanito.
Gento y Juanito.
La gran leyenda del Real Madrid Paco Gento falleció el pasado martes a los 88 años en Madrid. El que era 'la galerna del Cantábrico' y presidente de honor del club merengue, dedicó casi toda su carrera deportiva al Real Madrid Club de Fútbol, con el que alcanzó los mayores éxitos y reconocimientos mundiales. Elcierredigital.com ha hablado con Juan Ignacio Rodríguez 'Juanito', excompañero suyo en el club blanco, que ha querido destacar sus valores dentro y fuera del terreno de juego.

Destacado por ser uno de los futbolistas más veloces de su época, Gento fue el único en ganar seis Copas de Europa y se retiró del campo de fútbol siendo el tercer máximo goleador de la historia del Real Madrid –donde jugó durante dieciocho temporadas–. El ya histórico del club merengue fue nombrado en diciembre de 2015 presidente de honor, cargo que ocupó hasta su fallecimiento.

En elcierredigital.com hemos hablado con Juan Ignacio Rodríguez 'Juanito', embajador del Albacete Balompié que coincidió con Paco Gento en la temporada 1966/1967, cuando ambos eran jugadores del Real Madrid. Además, los dos pertenecían a la asociación de exjugadores del club blanco y cuando coincidían en las reuniones no dudaban en saludarse y preocuparse el uno por el otro, ya que se tenían un gran cariño.

“Para mí ha sido un honor compartir aquel año con él en el Real Madrid. Yo solo tengo palabras de agradecimiento para él, ya que era un hombre que venía de ganar 5 copas de Europa, era el más veterano de la plantilla y para los más jóvenes era un icono, un emblema, una persona que nos daba mucha confianza, que trataba de orientarnos y de darnos todos los valores que el Real Madrid atesora”, comienza explicando Juanito.

Sobre la personalidad de Gento, destaca que “era un hombre bondadoso. Era muy humano y se preocupaba mucho por los más jóvenes, en darles buenos consejos. Lo que más valoro es todo lo que infundía, el cómo trataba de orientarnos en el comportamiento, enseñando valores positivos para el desarrollo de nuestras vidas tras del fútbol. Además, hay que destacar su humildad, era un hombre que no hacía ostentación de su palmarés, ni presumía de nada. Tenía unos valores enormes. Era muy buena persona”.

Acerca de cómo era ‘la galerna del Cantábrico’ como jugador, Juanito cuenta que “ha sido insuperable. El mejor extremo izquierdo del mundo sin lugar a duda. Unía unas condiciones enormes, tenía una velocidad espectacular, una pierna izquierda que era un portento y un disparo tremendo”. “No hay nada más que ver su historial para saber que era único. Es un hombre que ha conseguido los mayores éxitos deportivos que puede tener un jugador profesional, por lo tanto, creo que es inigualable”.

Hay que recordar que Gento ostentaba el récord de jugador que ha conquistado más Copas de Europa (seis en total), y el que más títulos de Campeonato de Liga de España consiguió (doce). También sumó otra Copa Intercontinental que acreditó al club merengue como el mejor del mundo. Además, la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) le nombró como uno de los mejores jugadores del siglo XX, siendo además el único español de nacimiento incluido en dicho listado de cincuenta jugadores.

Paco Gento.

Paco Gento posando con sus seis Copas de Europa.

En la temporada 1966/67, Gento y Juanito fueron compañeros. De ese año, el albaceteño subraya que le sorprendió “la jerarquía que Gento tenía sobre el resto de los jugadores. Era el jefe, el que marcaba la pauta en el equipo”.

La noticia de la muerte de Gento le llegó a Juanito a través de un mensaje de WhatsApp y a pesar de que sabía que el cántabro no pasaba por buenos momentos le entristeció mucho. “Me ha afectado con mucha tristeza pero seguro que está en el cielo porque yo no recuerdo que haya hecho nada contrario para conseguir toda esa felicidad eterna”.

“Él ha dejado una huella que en el mundo deportivo va a ser recordado siempre y en el plano personal, los que hemos tenido la suerte de compartir con él algún tiempo nunca le vamos a olvidar” concluye el embajador del Albacete Balompié.

COMPARTIR: