17 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente de la Fundación Telefónica lleva meses intentando deshacerse del control del histórico club maño para entregárselo a un amigo sevillano

César Alierta ultima la venta del Real Zaragoza a un consejero del Betis por cerca de 20 millones de euros

/ Alierta
César Alierta ultima la venta del Real Zaragoza a un consejero del Real Betis. El todavía presidente de la Fundación Telefónica lleva siete años controlando el club maño y desde hace meses intenta desprenderse de las acciones del equipo por alrededor de 20 millones de euros.

El histórico Real Zaragoza arrastra una grave crisis institucional derivada de sus problemas deportivos agravados desde que descendiera a la segunda división en 2013. El club maño está controlado desde hace siete años por el empresario César Alierta, que a sus 76 años quiere desprenderse de esta inversión.

Alierta, que sigue tocado tras recuperarse del grave problema de salud que sufrió el pasado año (le indujeron el coma tras sufrir un problema cardiovascular), quiere alejarse del foco mediático tras romper con Isabel Sartorius.

El todavía presidente de la Fundación Telefónica había intentado extender su influencia tras dejar la presidencia de la teleco mediante su fallida compra del Grupo Prisa o su apoyo a Henneo para hacerse con medios como 20 Minutos o La Información, que no tienen la relevancia esperada.

Siete años

Hace unos meses, Alierta sopesó venderle el club a dos exfutbolistas, Ander Herrera y César Sánchez. Pero a ambos les faltó músculo económico para asumir una operación que finalmente encabezará José María Gallego, consejero y accionista minoritario del Real Betis.

La negociación, que podría cerrarse el próximo 16 de enero (fecha hasta la que Gallego tiene exclusividad), está tutelada por el despacho de abogados Cuatrecasas. Cabe recordar que uno de los socios del bufete es Antonio García Lapuente, secretario del consejo de administración del Real Zaragoza.

Por parte de la familia Alierta están negociando Fernando Sainz de Varanda y Juan Uguet de Resayre, sobrinos del magnate y directivos del club maño.

20 millones

La familia Alierta controla el 50,56% del capital social del club, valorado en 3 millones. Pero Gallego debería asumir otros 3,8 millones de crédito participativo personal firmado por el propio Alierta y 11 millones de créditos que tienen que devolver a CaixaBank.

Real Zaragoza. 

La Fundación Zaragoza 2032, controlada por los Alierta, pretende que la operación se formalice en torno a los 20 millones de euros tras haberse hecho con un club que hace siete años caminaba hacia la extinción bajo los designios del polémico empresario soriano Agapito Iglesias.

Auditoría

Gallego reconoció en As haber solicitado "una auditoría, pero por respeto no puedo comentar nada más. Lo siento, pero no debo entrar en más detalles. Sólo puedo decir que conozco a Fernando Sáinz de Varanda, que hemos hablado del Real Zaragoza y que conozco la situación del club".

"El Zaragoza está en un momento delicado y si hay una posibilidad de ayudar a un club histórico, estaremos ahí. Acabo de comprar -a través de la empresa Odemira Capital- el 80% de las acciones del Amora, un club de la tercera división de Portugal, a cambio de un millón de euros, y conozco bien el mundo del fútbol", añadió.

El propio Alierta también reconoció en El Periódico de Aragón tener ganas "de salir. Me metí en el Real Zaragoza porque mi padre fue presidente y cuando me dijeron que podía desaparecer... eso era algo que él no habría consentido. Eso es lo más importante y todos queremos lo mejor para él".

Cesáreo Alierta, padre del empresario, fue un prestigioso abogado que presidió el club en los cincuenta (bajo su mandato se inauguró La Romareda) y fue alcalde de Zaragoza en los sesenta con el Régimen de Franco.

Problemas de tesorería

La Fundación Zaragoza 2032, que estaría rota por la guerra entre Alierta y la familia De Yarza (Henneo), estaría deseando dejar el club por los conocidos problemas de tesorería que arrastra.

Estos problemas le han llevado a aplazar esta temporada las nóminas de los jugadores, priorizadas ante otros pagos como indemnizaciones. Los Alierta aseguran que estos problemas de liquidez finalizarán con el ingreso que proporcionará el fondo CVC Capital Partners tras su acuerdo con LaLiga.

COMPARTIR: