24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Deportivo de La Coruña se considera el más perjudicado y amenaza con iniciar acciones legales de manera individual

El escándalo en la Segunda podría llegar a la justicia ordinaria: Cuatro equipos ya han presentado alegaciones ante LaLiga

Si la última jornada no se repite, el Dépor descendería a Segunda División B
Si la última jornada no se repite, el Dépor descendería a Segunda División B
Tras conocerse que varios jugadores del Fuenlabrada C.F. habían dado positivo por coronavirus horas antes de la disputa de la última jornada de la competición, LaLiga decidió que únicamente se suspendería el partido que el club fuenlabreño iba a disputar frente al R.C. Deportivo de la Coruña, conjunto que se jugaba el descenso. El club gallego protesta por una adulteración del campeonato, puesto que entiende que el incumplimiento del horario unificado condicionó los resultados.

El Depor no es el único equipo que ha presentado alegaciones, también lo ha hecho el Elche, el Rayo Vallecano y el Numancia. Los dos primeros porque se jugaban el ascenso y el equipo soriano el descenso a Segunda B.

El pasado 6 de julio, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) anunciaba mediante una circular que las dos últimas jornadas de la Liga SmartBank, es decir, la 41 y 42, se disputarían en horario unificado siempre y cuando en los partidos de los implicados hubiera algún objetivo competitivo en juego. El pasado lunes lo acordado en este documento quedó en papel mojado. La controvertida decisión de permitir la celebración de la última jornada a excepción del partido que debían jugar Fuenlabrada y Deportivo de la Coruña ha hecho estallar la polémica.

En los próximos días, se prevéen más apelaciones ante las máximas instancias del fútbol profesional de nuestro país por parte de los clubes afectados, que podría llegar incluso a la justicia ordinaria. Antes de analizar a fondo la polémica y sus posibles consecuencias, conviene contextualizar la situación previa a la disputa de la última jornada de la división de plata de nuestro fútbol.  La última jornada se antojaba decisiva para los intereses de varios clubes, que se jugaban un puesto en el playoff de ascenso a Primera División o, en otros casos, el descenso a Segunda División B. En el primer supuesto, se incluyen Fuenlabrada, Rayo Vallecano y Elche. En el segundo, el lío era aún mayor, con Albacete, Dépor, Lugo y Numancia en la pugna por la permanencia. El epicentro de la controversia, no obstante, lo protagonizó sin duda el encuentro entre Fuenlabrada y Deportivo de la Coruña.

El presidente del Deportivo de la Coruña, Fernando Vidal, debe afrontar una situación muy delicada para el club.

De acuerdo con la versión que dio en rueda de prensa el presidente del club coruñés, Fernando Vidal, la secuencia fue la siguiente. En el Dépor se enteraron a las 6 de la tarde del día de partido de que el Fuenlabrada había avisado de una cantidad aun por determinar de positivos por COVID-19 entre los integrantes de su expedición. En este sentido, el equipo blanquiazul esperaba que La Liga suspendiera toda la jornada con el objetivo de respetar la directriz de horario unificado, que permitiría que todos los clubes disputasen sus objetivos en igualdad de condiciones en una fecha posterior, posibilidad que, según el presidente Vidal, estuvo sobre la mesa: “La liga nos dijo que estaban hablando con la Federación y con el Consejo Superior de Deportes para intentar aplazar la jornada”.

Javier Tebas habló de que era imposible que un club llegase con cinco contagiados durante una entrevista grabada por AS para El Partidazo, de la cadena COPE y anunciaba que iba a reanudarse LaLiga todos los días.

Sin embargo, LaLiga optó por una decisión distinta. La jornada se disputó al completo, con la salvedad del encuentro entre madrileños y gallegos, que fue suspendido, y los resultados de esta dejan al Dépor, a expensas de lo que suceda con el recurso que la entidad ha presentado ante el Tribunal Administrativo de Deporte (TAD), en Segunda División B. Aparentemente, el equipo más favorecido por esta determinación ha sido el Fuenlabrada, que se jugaba la última plaza de acceso al playoff con el Elche, equipo que ganó su partido. En una potencial celebración futura de su encuentro con el Deportivo, jugarían frente a un equipo ya descendido y, por tanto, con un bajo nivel de motivación por la victoria.

Vidal calificó esta decisión de “chapucera” al tiempo la Liga se defendía argumentando que no hay garantía de que no se den rebrotes en próximas fechas y que la vía por la que han optado es la del “mal menor”. No obstante, en Coruña recuerdan las declaraciones que Javier Tebas, presidente de la Liga de fútbol profesional, realizó a principios de mayo, cuando afirmó que “es imposible que un equipo venga con 5 positivos. Si lo hay, es que ha habido negligencia”. A pesar de la ambigüedad con respecto a la cifra exacta de positivos de jugadores del Fuenlabrada, los datos que se están barajando apuntan a una cifra superior a la que proponía Tebas en las filas del conjunto fuenlabreño.

Javier Tebas ya ha anunciado que la jornada no se repetirá.

En este sentido, el secretario general del consejo de administración del Dépor, Antonio Armenteros, apuntó que “alguien no lo ha hecho bien y no ha sido el Deportivo y sin embargo sale perjudicado el Deportivo”. Posteriormente, acusó directamente al equipo madrileño: “precisamente el equipo infractor, que fue el Fuenlabrada, puede salir beneficiado”. Tanto Vidal como Armenteros informaron de que el club gallego pretende emprender acciones legales para “hacer justicia”: “nosotros vamos a ir a todos los frentes. Primero a la Federación, luego TAD y después a la Justicia ordinaria”. Para ello, destacaron la importancia de aunar esfuerzos con otros equipos perjudicados como el Elche, el Rayo Vallecano o el Numancia. Con ello buscan llegar a lo que consideran la única solución posible: la repetición de la jornada.

El conflicto está lejos de finalizar. Tebas ya ha anunciado que “evidentemente, la jornada no se va a repetir”. Si esto sucediera, Vidal declaró ante los medios que el Deportivo no jugaría el último partido frente al Fuenlabrada. Entretanto, el Fuenlabrada también ha querido ofrecer su versión de los hechos por medio de un comunicado en el que sostienen haber seguido a rajatabla el protocolo dictado por la Liga y en el que lamentan las críticas hacia su plantilla por parte de clubes e instituciones. A lo largo del mismo, aclaran que los miembros de la expedición se sometieron a tres test PCR entre el sábado y el domingo. En ninguno de ellos, se habría contabilizado positivo alguno. Además, el conjunto fuenlabreño apunta a la existencia de un tercer test que se habría realizado el lunes por la mañana y de cuyos resultados no habrían tenido conocimiento hasta media tarde, cuando informaron sobre los positivos de la plantilla.

El "Fuenla" tiene en su mano alcanzar el playoff de ascenso a Primera División.

Por otra parte, el club ha negado taxativamente las acusaciones vertidas por la alcaldesa de Coruña, quien afirmó que “hay negligencia de La Liga y Fuenlabrada” y que, por tanto, “podría ser delito” sosteniendo que el equipo de Madrid hizo “vida normal en un complejo recreativo anexo al hotel y tuvo contacto con mucha gente”. De acuerdo con el conjunto fuenlabreño, “el comportamiento de nuestra plantilla ha sido ejemplar” y “los integrantes de la expedición estuvieron siempre dentro del hotel y más concretamente en los lugares habilitados única y exclusivamente para el equipo”.

En cualquier caso, las próximas semanas se antojan decisivas para ver cómo se resuelve la situación. Se especula incluso con la posibilidad de una Liga de 24 equipos para la próxima temporada, un escenario que no se contempla por el momento desde las máximas instituciones futbolísticas de nuestro país. Lo que es seguro es que lo que dictaminen las autoridades no satisfará a todos los actores.

COMPARTIR: