15 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Emilio Abejón, portavoz de FASFE, ha denunciado que esta competición se celebre fuera de España y en un país que no respeta los Derechos

Los aficionados se manifiestan en contra de la Supercopa en Arabia Saudí: "Ennegrece nuestro fútbol"

Trofeo de la Supercopa de España.
Trofeo de la Supercopa de España.
Los aficionados se han manifestado en contra de que la Supercopa de España, en la que con el nuevo formato participan los dos primeros clasificados de LaLiga y de la Copa del Rey, se dispute fuera de España y más en Arabia Saudí, un régimen en el que denuncian no se respetan los derechos fundamentales de todos los ciudadanos. Este hecho, según ha contando Emilio Abejón, portavoz de FASFE a ElCierreDigital.com, solo tiene una justificación económica y "ennegrece al deporte español".

La Supercopa de España es una competición oficial de fútbol organizada por la Real Federación Española de Fútbol, disputada a partir de 1982 y que desde 2020 enfrenta a los dos primeros clasificados de la Liga de Primera División y a los finalistas de la Copa del Rey.

Este año se disputaran el título el Athletic y el Barcelona como finalistas de la Copa del Rey y el Atlético y el Real Madrid como los dos primeros clasificados de la Liga. Las semifinales ofrecerán los siguientes enfrentamientos: Atlético de Madrid-Athletic Club y FC Barcelona-Real Madrid, emparejamientos que tienen lugar debido a que el formato del torneo conlleva que el campeón liguero se enfrente al subcampeón de la Copa y que el campeón copero haga frente al subcampeón de LaLiga.

El torneo se disputó la primera temporada, tras la remodelación del torneo, en Arabia Saudí, país que acogió la Supercopa de España. Sin embargo, la temporada 2020/2021 se jugó en suelo español por motivos de la pandemia.

Esta edición supone la vuelta del torneo a tierras sauditas, algo que ha traído mucha polémica. La Final Four de 2022 se disputará, del 12 al 16 enero, en el King Abdullah Sports City de Yeda, un estadio moderno con capacidad para 62.000 espectadores.

Hecho que ha provocado el descontento de los aficionados, que ya lo manifestaron mediante su representante, Emilio Abejón, secretario general de  la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE), en la Asamblea de la RFEF celebrada el pasado 20 de diciembre.

“Como representante de los aficionados españoles quiero oponerme a que nuestras competiciones se celebren fuera de España y más en regímenes que atentan contra los mismos principios sobre los que se basa nuestro ordenamiento y nuestra convivencia. Me refiero a la supercopa. Señor presidente, no nos gusta a los aficionados españoles que nuestra supercopa, que es una competición nacional, se juegue fuera y además se juegue en un país como Arabia Saudita que conculca los derechos fundamentales de al menos la mitad de su población, y por lo tanto también de la nuestra”, dijo en dicha asamblea Abejón.

El portavoz de FASFE ha hablado con ElCierreDigital.com acerca de la Supercopa mostrando el descontento de los aficionados. “Nos parece terrible, primero que se jueguen competiciones nacionales fuera de España, que es algo que cualquiera que se pare a pensar entiende que el deporte español se deber jugar en España. De hecho, otros países alucinan con este tipo de cosas. Y segundo, no es ya que la Supercopa se vaya al extranjero y además muy muy lejos impidiendo prácticamente a la totalidad de las aficiones de los clubes que participan el poder ir allí por una cuestión económica y de tiempo, sino que además va a un país en el que se conculcan derechos fundamentales, que tiene unos serios problemas, por los que de hecho si fuesen aficionadas mujeres o aficionados del colectivo LGTBI se verían seriamente discriminados” comienza explicando.

Emilio Abejón participando en el Asamblea General de la RFEF.

Emilio Abejón participando en el Asamblea General de la RFEF.

“Este hecho genera en los aficionados la incapacidad de poder desarrollar la labor mínima de seguir a su equipo, pero es que encima sirve para blanquear un régimen y vincular a nuestros clubes y nuestra competición, vincular nuestro deporte, una cosa que debe dar buena imagen de España, a un régimen en el que las mujeres están terriblemente discriminadas, en el que el colectivo LGTBI está terriblemente discriminado, en el que no hay libertades democráticas y en el que a un disidente le pueden descuartizar al entrar en una embajada para arreglar un papel para casarse” continua Abejón.

“Estamos hablando de un país que utiliza el dinero que le sale de los pozos de petróleo que tiene a espuertas, para blanquearlo utilizando algo de lo más bonito y de lo que más orgullosos deberíamos sentirnos, de nuestro deporte, y lo convertimos en una fuente de relaciones, hermanamiento y concordia entre los países. Por lo que estamos totalmente en contra” relata.

“Nos parece mal hacerlo en cualquier sitio fuera de España alejando las competiciones de los aficionados que iríamos a verlas y además, utilizarlo para blanquear un régimen como es el de Arabia Saudí que utilizan el dinero para vincularse a cosas bonitas como es nuestro fútbol”, insiste el defensor de los aficionados.

Además, Abejón ha explicado que el motivo de que se celebre la Supercopa en Arabia Saudí. “Básicamente es una cuestión económica. No hay especial relación deportiva entre España y Arabia Saudí, no hay absolutamente nada y de hecho, para Arabia Saudí ni siquiera es una cosa que económicamente le vaya bien o haya alguien que lo vaya a explotar allí o que por el hecho de ser allí genere más dinero. No, sencillamente unos señores que tienen muchísimo dinero quieren vincular su régimen, que tiene muy mala imagen por los serios déficits en materia de derechos humanos que padecen sus ciudadanos, con algo que mejore su imagen, en este caso el deporte español y nuestro fútbol, algo que da buena imagen de nuestro país".

“El problema es que aceptar esta vinculación, para alguna gente puede servir para blanquear el régimen de Arabia Saudí, pero para otra muchísima gente significa ennegrecer nuestro deporte y nuestro fútbol. Y yo creo que las autoridades, desde la administración, deberían meter mano. Ahora mismo se está tramitando la nueva ley del deporte y esa ley debería prohibir que competiciones nacionales se jueguen en el extranjero” concluye.

COMPARTIR: