23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

No es la primera vez, el año pasado una jugadora sufrió una lesión y tuvieron que darla de alta en la Seguridad Social antes de llamar a la ambulancia

Nuevo escándalo de Martín Presa: El Rayo Femenino no entrenará hasta que firmen sus contratos

Martín Presa, propietario del Rayo Vallecano.
Martín Presa, propietario del Rayo Vallecano.
La pretemporada comenzó para el Rayo Vallecano femenino el pasado 2 de agosto. Sin embargo, después de dos semanas, siguen sin solucionarse los problemas contractuales de la plantilla. Tanto las jugadoras como el cuerpo técnico aún no han firmado los contratos que negociaron con el presidente y los máximos mandatarios del club. La paralización absoluta en la que se encuentra ha obligado al equipo femenino a decidir no entrenar más hasta que se solucione la cuestión.

Al igual que sucedió en otras temporadas, el presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, tiene reticencias para firmar los contratos de algunos de sus jugadores. Es el caso del equipo femenino que disputa la Primera Iberdrola, que está siendo el más perjudicado a nivel contractual. Y es que, a pesar de que la mayoría de sus jugadoras, así como el cuerpo técnico, ya tienen negociados sus contratos, todavía no los han firmado. Al mantenerse esta situación pasadas dos semanas de pretemporada, la plantilla del Rayo Vallecano femenino ha decidido plantarse y paralizar sus entrenamientos.

De este modo, el Rayo Vallecano femenino no entrenará hasta que los contratos sean firmados, tanto los de las futbolistas como los del personal que conforma el cuerpo técnico del equipo de la Primera división española de fútbol femenino. Y es que no están exentas de sufrir lesiones durante los entrenamientos, circunstancia que podría afectar a varios niveles.

Este contexto laboral del club madrileño no resulta novedoso para sus futbolistas y su banquillo. Y esa falta de excepcionalidad quizá hay sido la razón por la que han decidido plantarse evitando problemas mayores.

Hace dos años, la jugadora Natasha Shirazi cayó lesionada sin haber firmado todavía su contrato con el club. También el año pasado Yasmin Mrbaet sufrió una lesión durante el entrenamiento, por lo que tuvo que ser dada de alta en la Seguridad Social de forma inmediata antes de llamar a la ambulancia.

Por otra parte, varias futbolistas extranjeras de la plantilla todavía no se han incorporado a la pretemporada por temas de papeleo. Yoko Tanaka y Millene Cabral, dos fichajes de esta campaña, están a la espera de poder sumarse cuanto antes al grupo.

El presidente del Rayo Vallecano recibe presiones para dar solución a los problemas contractuales

Esta situación contractual poco apetecible no solo está circunscrita al Rayo Femenino. El Rayo B y el Juvenil A de la cantera también tienen jugadores que aún no han firmado el contrato. Tampoco en la filial vallecana el cuerpo técnico tiene firmado su contrato. Una situación que ha provocado que, en un torneo amistoso disputado, el entrenador y sus compañeros de banquillo hayan tenido que seguir el partido desde la grada.

Por otra parte, varios jugadores no participaron en el encuentro porque su ficha no está tramitada, a dos semanas de empezar la competición. De hecho, para rellenar la plantilla, el equipo tuvo que tirar de juveniles y obligar a la suspensión del amistoso previsto del Juvenil A frente al Galapagar.

Tres miembros del banquillo del primer equipo tampoco pudieron sentarse en el partido del Sánchez-Pizjuán. Los compañeros del cuerpo técnico de Andoni Iraola no tenían la ficha federativa necesaria para poder ayudar al entrenador vasco en su debut en Primera. Debido al plantón de la plantilla femenina, la Dirección General de la Comunidad de Madrid ha tenido una reunión de urgencia para tratar el problema del club madrileño.

COMPARTIR: