05 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Valencia CF podría retirarse de la Supercopa debido al reparto de millones, ya que, siendo campeón de Copa es el club que menos percibirá

La afición española estalla por la decisión federativa de trasladar la Supercopa a Arabia Saudí

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, durante el sorteo de la Supercopa de España
El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, durante el sorteo de la Supercopa de España
A pesar de ser un secreto a voces, cuando se confirmó que la Supercopa de España se jugaría en Arabia Saudí durante los tres próximos años, las aficiones protestaron por cómo habían quedado los cruces, el dinero que percibiría cada club y la opresión que viven tanto las mujeres como el colectivo LGTBI en el país árabe donde se van a jugar los partidos de fútbol.

Después de negarse a llevar un partido de LaLiga a Estados Unidos, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, aceptó que la Supercopa de España se juegue en Yeda, ciudad de Arabia Saudí. Los partidos se jugarán el 8, 9 y 12 de enero.

El torneo se jugará los próximos tres años en este país y el primero lo conformarán el FC Barcelona (campeón de La Liga), Valencia CF (campeón de la Copa del Rey), Atlético de Madrid (segundo en Liga) y Real Madrid (semifinalista en Copa, pero tercero en Liga). Es la primera vez que se disputa la Supercopa con dos semifinales y una final, ya que antes solo la jugaban el campeón de Liga y el de Copa del Rey.

Tras la confirmación del acuerdo por parte de la RFEF durante el sorteo celebrado el lunes, las aficiones estallaron por cómo se iba a desarrollar. La Federación recibirá 120 millones entre los tres años, lo que supone 40 cada uno. Mientras, el Barcelona y el Real Madrid conseguirán 9 millones, el Valencia solo tres y el Atlético una cantidad media entre los dos primeros y el segundo.

Sorteo_Supercopa_de_Espana

Sergio Ramos (Real Madrid), Gayá (Valencia), Busquets (Barcelona) y Saúl (At. Madrid) con la Supercopa

Si el ambiente estaba caldeado por el sorteo, debido a que el azar decidió no emparejar al Real Madrid y Barcelona, la afición del Valencia fue un clamor porque ellos claman el derecho a jugar la final como campeón de Copa que es, tal y como se venía haciendo anteriormente. Además, también había quejas porque no entienden como el campeón copero se lleva una cantidad inferior a los otros tres, por lo que, el conjunto ché podría abandonar la Supercopa y su lugar lo ocuparía el Real Betis, equipo que llegó a las semifinales de Copa.

Críticas a Luis Rubiales

La opinión que tenía la afición futbolera española ha cambiado por completo a raíz de la Supercopa. Muchos fueron sus defensores después de que se negara a llevar LaLiga a Miami con el famoso partido entre Girona y Barcelona. Ahora, esos mismos no entienden por qué Luis Rubiales sí ha decidido apostar por llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí, un país que es reticente a dejar entrar en sus Estadios a las mujeres y en el que el público LGTBI está mal visto.

El país asiático se encuentra en el ojo del huracán en la política internacional por las acusaciones de violación de los derechos humanos, que ha generado mucho debate. Desde la Federación se defiende esta apuesta como “un intento de ayudar a la transformación del país. Ante estas situaciones creemos que el fútbol puede ayudar y es mejor que bloquear”, según el diario Marca.

Mujeres_en_el_futbol_de_Arabia_Saudi_2

Mujeres en el un partido de fútbol saudí

La situación de las mujeres en el Reino Saudí es uno de los puentes más calientes. Los acuerdos cerrados alcanzados entre la Federación y las autoridades saudíes reflejan el libre acceso de las mujeres al estadio King Abdullah, a cualquier zona y con la vestimenta que consideren oportuna. Es decir, cualquier aficionada española que acuda al torneo no tendrá que someterse a las normas de vestimentas que rigen en Arabia Saudí. Esa era una prioridad, algo que no se produjo cuando se jugó allí la Supercopa de Italia.

El fútbol femenino se queja

Además de acordar la Supercopa de Europa, la RFEF ha firmado un acuerdo para desarrollar una liga femenina en Arabia Saudí. Incluso, hay una propuesta sobre la mesa de que la selección española femenina juegue contra la saudí en el país asiático. El problema es que el reglamento de la FIFA obliga a que los dos partidos de una misma ventana se jueguen en la misma Confederación, por lo que si una selección española va a Arabia Saudí el siguiente partido debe ser también en Asia.

La guardameta española del Ajax de Ámsterdam, Eli Sarasola, recriminó la actitud de la RFEF por llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí. En su cuenta de Twitter, Sarasola cuestionó las palabras de Rubiales, que aseguró que irán “encantados” a Arabia Saudí, donde “mujeres y hombres acudirán al estadio en plena igualdad”.

Tuit de la portera del Ajax, Eli Sarasola

“Los miembros de la comunidad LGBTI+ también van a ir encantados y en plena igualdad en un país en el que se les encarcela y tortura, ¿no?”, se preguntaba la jugadora. También ironizó sobre la decisión de llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí, algo que cree que tiene “muchísimo sentido”, acompañando su mensaje con el símbolo del dólar.

COMPARTIR: