14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lo anunciará a final de temporada, el club blanquiazul le ofrece un puesto en su organigrama para que se quede en Portugal

Iker Casillas, que cumple 38 años el lunes, ya habría decidido retirarse según la prensa portuguesa

Iker ya habría tomado la decisión de retirarse.
Iker ya habría tomado la decisión de retirarse.
Iker Casillas, que cumple 38 años el lunes 20 de mayo, ya habría tomado la decisión de retirarse del fútbol profesional después del infarto agudo de miocardio que sufrió recientemente. Así lo anuncia la prensa lusa, que añade que el Oporto le ofrecerá un puesto en su organigrama para que se quede y pueda cumplir su contrato. La decisión estaría ya tomada y se anunciaría oficialmente una vez acabe la temporada del club, que se juega Liga y Copa en las próximas fechas.

Según informa la prensa del país vecino, el portero no quiere alargar el culebrón sobre su futuro y ya habría tomado la decisión de hacer caso al consejo de los doctores y retirarse del fútbol profesional a sus 38 años que cumplirá el lunes 20 de mayo. El guardameta madrileño del Oporto se va a esperar al final de la temporada, ya que su club está inmerso de lleno en la disputa de la Liga y la Copa portuguesa, mientras que este sábado 18 de mayo depende de lo que haga el Benfica para optar al título de Liga en la última jornada, ya que el equipo de Lisboa está dos puntos por encima, la próxima semana deberá disputar la final de Copa con el otro gran equipo de la capital, el Sporting de Lisboa.

Según el diario portuense ‘O Jogo’, una vez concluyan esos compromisos, el jugador y el club organizarían un gran evento para anunciar la decisión. A Iker le resta un año de contrato, con opción a otro más, y el presidente, Pinto da Costa, ya le ha ofrecido un puesto en el organigrama del club blanquiazul. Al parecer podría convertirse en una especie de embajador internacional del club.

Iker podría ser embajador internacional del Oporto.

Cambio de planes forzado

El cambio de planes casi forzado en su vida empezó a gestarse con este mes de mayo. Fue el día 1, en la festividad mundial del trabajo, cuando se hallaba entrenando en la ciudad deportiva de Olival y empezó a sentirse mal. La decisiva intervención del médico del Oporto hizo que el infarto que le sobrevino acabara con un final feliz y recuperado, luego de ser trasladado de urgencia al hospital privado CUF Porto. Los facultativos le practicaron inmediatamente un cateterismo.

Sara Carbonero, que se encontraba en Tarifa, donde estaba trabajando en una de sus entrevistas para Cuatro, se puso en camino inmediatamente hacia la ciudad portuguesa. A partir de ahí comenzó la recuperación, la llegada de miles de mensajes de apoyo, el alta, y un final precipitado de la temporada. Su vida feliz en Oporto, donde vive junto a Sara y sus dos hijos, Martín y Lucas, hace muy probable que la decisión a corto plazo de Iker sea quedarse en Portugal y aceptar el puesto que le ofrece el Oporto.

COMPARTIR: