01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Tras la clasificación para octavos de final, La Roja está ubicada en el mismo cuadro que Francia, Portugal o Bélgica pero antes debe ganar a Croacia

El duro camino que debe seguir la Selección Española de Luis Enrique para ganar la Eurocopa

Iker Casillas levantando el trofeo de la Eurocopa ganada en 2012.
Iker Casillas levantando el trofeo de la Eurocopa ganada en 2012.
El próximo lunes arrancará en Copenhague el duro camino que deberá seguir la Selección Española para lograr alcanzar la final de la Eurocopa de Naciones. El primer obstáculo que deberá superar La Roja en esta travesía es la dura selección de Croacia, que logró alzarse con el subcampeonato del pasado Mundial. Si el conjunto dirigido por Luis Enrique logra la victoria, selecciones como Francia, Bélgica, Portugal o Italia son los posibles objetivos a batir hasta llegar al último partido del torneo.

Gracias a la contundente victoria por cinco goles a cero que obtuvo el pasado miércoles la Selección Española ante Eslovaquia en el estadio sevillano de La Cartuja, el conjunto dirigido por Luis Enrique Martínez logró clasificarse para los octavos de final de la Eurocopa de Naciones. La principal diferencia que surge en esta nueva fase es que cada partido se convierte en una eliminatoria directa en la que el ganador avanza de ronda mientras que el perdedor deberá despedirse del torneo.

En total, dieciséis selecciones han logrado acceder a este nuevo escenario, entre las que se encuentran todas las favoritas. Debido a que los dos cuadros ya están completamente organizados, es posible conocer los rivales a los que tendrá que enfrentarse nuestra Selección si quiere llegar a la final que se disputará en el estadio de Wembley el día 11 de julio.

El comienzo de este duro camino tendrá lugar el lunes a las 18:00 en la ciudad de Copenhague, lugar en el que La Roja deberá luchar por un puesto en los cuartos de final contra la selección de Croacia. Cabe recordar que esta selección, al igual que España, se ha clasificado como segunda de su grupo, aunque, tal y como demostró durante el pasado Mundial disputado en el año 2018 del que salió como subcampeona, este equipo supondrá un obstáculo muy complicado de superar para España en su camino hacia la gloria.

La selección de Croacia tras lograr el subcampeonato del Mundial 2018.

En el caso de que la Selección logre vencer a Croacia y clasificarse para los cuartos de final, todo hace indicar que deberá enfrentarse en esta ronda a la todopoderosa selección francesa, que deberá ganar su partido ante Suiza de octavos de final. Actualmente, Francia se encuentra entre las máximas favoritas para conquistar este trofeo, ya que, la medalla de oro obtenida durante el pasado Mundial y la gran cantidad de estrellas que forman su plantilla provocan el miedo en los jugadores de cualquier selección que deba enfrentarse a ellos.

Para vencer a Francia y lograr un puesto en la ronda de semifinales, el conjunto dirigido por Luis Enrique deberá realizar una actuación perfecta y tratar de minimizar los talentos ofensivos de los que goza este combinado. Si esta gesta se produjese, nuestro rival en semifinales podría ser Bélgica, Portugal, Italia o Austria, cuatro selecciones muy peligrosas y que venderán muy caro el pase a la final.

De esas cuatro selecciones, la clara favorita para llegar a semifinales es la selección de Bélgica, entrenada por el seleccionador español Roberto Martínez y que cuenta entre sus filas con jugadores de talla mundial como los madridistas Eden Hazard y Thibaut Courtois o el campeón de la liga inglesa Kevin de Bruyne. Pero, la selección de Portugal dirigida por el incansable goleador Cristiano Ronaldo y la escuadra italiana, que ha ganado sus tres partidos de fase de grupos, tratarán de arrebatarle ese puesto.

Para finalizar, si España logra superar completamente este cuadro tan complicado, deberá enfrentarse en la final contra el vencedor del otro lado del cuadro, que cuenta con selecciones como Alemania, Inglaterra u Holanda, pero que, a priori, parece un camino mucho más accesible que el que deberá seguir nuestra Selección.

Imagen de los dos cuadros de la Eurocopa.

Teniendo en cuenta las selecciones que tratarán de impedirnos alcanzar la gloria europea por cuarta ocasión en nuestra historia, resulta muy complicado confiar en la victoria final pero, si algo ha demostrado este equipo durante toda su existencia, es la capacidad de brillar en los momentos importantes y de demostrar que, futbolísticamente, somos capaces de lograr cualquier objetivo y, en este caso, el objetivo es ser campeones de Europa.

COMPARTIR: