23 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SE LE ACUSABA DE NO TRIBUTAR AL FISCO BAJO LA SUPUESTA APARIENCIA DE UNA CESIÓN DE EXPLOTACIÓN DE DERECHOS EN LOS EJERCICIOS DE 2010, 2011 Y 2012

Xabi Alonso, al contrario que Cristiano Ronaldo, triunfa en su batalla contra Hacienda por un presunto fraude fiscal

Xabi Alonso.
Xabi Alonso. / Europa Press
La justicia ha dado la razón a Xabi Alonso. El futbolista ha sido absuelto del delito de evasión fiscal que se le atribuía. La Audiencia Provincial de Madrid ha resuelto su absolución de los tres delitos fiscales que se le imputaban por presuntamente ocultar a la Agencia Tributaria ingresos a través de una sociedad en Madeira.

Tras el procedimiento de la Audiencia Provincial, que le pedía cinco años de cárcel y una multa de cuatro millones, el futbolista se negó a acordar con la Hacienda española, defendiendo así su inocencia hasta el final y siendo el único futbolista imputado que optaba por no pactar. El que fue futbolista del Real Madrid no dudó en sentarse en el banquillo de los acusados, declarando que había constituido la sociedad investigada bajo la dirección contable de su asesor, Iván Zaldúa, quien también ha resultado absuelto de los hechos que se le imputaban.

"He sido transparente y claro, siempre he entregado todos los documentos y nunca he ocultado nada en el impuesto de mi patrimonio ni en la declaración de la renta pues entendía que estaba bien hecho", defendía Xabi ante el juez. Finalmente, la Audiencia Provincial de Madrid le dio la razón.

Una polémica que ha empañado durante un tiempo el nombre del goleador, y que realmente supuso un conflicto en la Fiscalía de Delitos Económicos, ya que mientras los fiscales de Madrid no veían indicio de delito, se vieron obligados a reabrir la causa por supuestas presiones directas de la Fiscalía General del Estado.

Xabi Alonso ya puede respirar tranquilo y celebrar haber ganado la batalla a la justicia española, limpiando así su imagen que se ha visto empañada en los últimos meses. El futbolista ha salido finalmente triunfante en su enfrentamiento con la Hacienda Pública. Se negó desde el principio a pactar con el Fisco. Un destino distinto al de Cristiano Ronaldo, su ex compañero de equipo.

La Audiencia Provincial de Madrid juzgó el martes 23 de enero al futbolista de la Juventus y a Xabi Alonso. Para el primero la Fiscalía solicitaba dos años de prisión y el pago de una multa de 18,8 millones, mientras que para el segundo pedía cinco años de cárcel y el pago de cuatro millones de euros.

Cristiano Ronaldo, acompañado de Georgina Rodríguez, en su se llagada a la Audiencia Provincial de Madrid / Europa Press

 Xabi Alonso se presentó en torno a las 9:15 mientras que Cristiano Ronaldo llegó media hora más tarde y acompañado de su pareja, Georgina Rodríguez. Incluso, el jugador portugués se paró a firmar autógrafos, además de responder que se encontraba ‘’perfecto’’ cuando le preguntaron cómo estaba.
Cristiano Ronaldo finalmente tuvo que hacer el ‘paseíllo’, después de que el Tribunal desestimara la petición de la defensa del luso para que éste pudiera acceder por el garaje al juzgado, en lugar de acceder por la puerta principal.

La sentencia de Cristiano Ronaldo

El delantero de la Juventus firmó su condena de dos años de prisión y el pago de una multa de 18,8 millones de euros tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía de Madrid y con Hacienda, ya que reconoció haber cometido cuatro delitos fiscales entre 2011 y 2014.

Los hechos probados en la sentencia recogen que Cristiano Ronaldo simuló ceder la totalidad de sus derechos de imagen a la sociedad Tollin Associates LTD, una sociedad con domicilio en las Islas Vírgenes, territorio considerado un paraíso fiscal. El jugador era socio único y ‘’cedía la totalidad de sus derechos de imagen a la sociedad, estableciéndose como contraprestación el pago de todos los ingresos percibidos por esta tras deducir 20.000 euros y los gastos en los que hubiera incurrido por la supuesta gestión de los derechos de imagen’’.

Cristiano Ronaldo llegando a la Audiencia Provincial | Europa Press

Esta sociedad, mediante un contrato privado del 30 de diciembre de 2008, cede la explotación de los derechos de imagen del futbolista a la sociedad Multisports & Image Management LTD, con residencia en Irlanda, la cual se dedica a explotar los derechos de imagen de Cristiano Ronaldo ‘’sin que Tollin Associates LTD desarrollara acción alguna tendente a dicha explotación, haciendo que la previa cesión a ésta fuera completamente innecesaria y solamente tenía como finalidad la interposición de una pantalla para ocultar a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria de España la totalidad de los ingresos obtenidos por el acusado por la explotación de su imagen’’, como así señala la sentencia.

Gracias a el contrato entre Cristiano Ronaldo y Tollin Associates LTD, el jugador percibía una contraprestación pactada por los rendimientos obtenidos entre 2011 y 2014, por lo que, en diciembre de 2014, el delantero portugués recibió un pago por parte de esta sociedad con un importe total de 78.688.812’96 euros. Todo este montante lo recibió Cristiano Ronaldo durante esos años por su explotación de derechos de imagen, el cual no incluyó en sus declaraciones tributarias correspondientes.

El jugador, con el objetivo de obtener un beneficio fiscal ilícito, ‘’presentó en su declaración del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas únicamente en el ejercicio 2014 consignando unas rentas de fuente española originadas entre los ejercicios 2.011 y 2.014 de 11.534.917'06 euros, cuando las rentas verdaderamente obtenidas de fuente española fueron de 4.727.065'47 euros en 2.011, de 5.449.323'09 euros en 2.012, de 10.761.581'33 euros en 2.013 y de 13.879.804'57 euros en 2.014’’, señala la sentencia.

Xabi Alonso ante el Tribunal. / Europa Press

Con la simulación del contrato de derechos de imagen con Tollin Associates LTD, que funcionaban ‘’como rendimientos del capital mobiliario y no como rendimientos derivados de actividades económicas con la finalidad de evitar indebidamente la calificación como rentas obtenidas’’. Esto permitía a Cristiano Ronaldo disminuir el importe de declaración, algo ilegal que se recoge en el artículo 13 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR).

Con esta acción, el portugués ocasionó un agravio a la Hacienda Pública de 1.134.495’71 euros en 2011, 1.348.707’47 euros en 2012, 2.663.491’40 euros en 2.013 y 568.479’54 euros en 2014. Por ello, en diciembre de 2017 la Agencia Estatal de la Administración Tributaria realizó una ‘’retención cautelar sobre una devolución reconocida por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria por importe de 16.762 euros, el pago de la deuda tributaria generada como consecuencia de los hechos seguidos en el presente procedimiento’’, como así detalla la sentencia.

Tras salir a la luz este caso de fraude a Hacienda, el pasado mes de julio el futbolista ingresa 5.698.411,50 euros y 1.090.632,41 euros como pago de los intereses por la demora generada. Cristiano realiza así el pago de las cantidades debidas por los hechos acaecidos. Un final muy distinto al de su compañero Xabi Alonso.

COMPARTIR: