10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La deportista que jugó en el equipo de valenciano de Ros Casares dejó su carera deportiva para defender al ciudadano negro Jonathan Irons

Maya Moore, la baloncestista que abandonó las canchas para salvar la vida de un hombre condenado injustamente

La exjugadora profesional de baloncesto Maya Moore, que jugó en las filas del equipo valenciano Ros Casares, dejó atrás su carrera deportiva para luchar por la libertad de Jonathan Irons, un hombre negro que llevabas más de dos décadas encarcelado por el delito de robo y asalto que no cometió cuando tenía 16 años.

Maya April Moore (nacida el 11 de junio de 1989), jugadora de baloncesto profesional y número 1 del Draft de 2011 decidió separarse de su carrera deportiva momentáneamente. La razón fue una mezcla entre lo personal y social, ya que ha decidido dar apoyo a un joven encarcelado por un delito menor.

Moore conoció a Jonathan Irons  a través de un trabajo con el servicio religioso de la prisión en el año 2007. La situación le impactó tanto que decidió mantener comunicación constante con él y su caso.

Además, ambos eran orginarios de Jefferson City, una pequeña localidad de Missouri, Estados Unidos, lo que aumentó su deseo de ayudarle. La cuatro veces campeona de la Women NBA (WNBA), dos veces campeona del mundo, dos oros olímpicos y dos Euroligas, decidió retirarse en el momento más memorable de sus carrera para utilizar su prestigio deportivo y posición social para atraer la atención pública a el caso de Irons.

Moore, catalogada como una leyenda de la WNBA, ayudó económicamente a Irons. El primer paso fue  contratar un abogado, el mismo  logró anular su condena de 50 años de cárcel, por falta de evidencia tales como testigos, huellas digitales y ADN.

Después de 22 años, Jonathan Irons fue liberado el pasado miércoles de la prisión de máxima seguridad en Jefferson City, Missouri. En la salida lo esperaban Maya y su familia.

Maya Moore  Jonathan Irons al momento de ser liberado

 A través de su red social Instagram, Moore colgó un vídeo del momento en que Irons fue liberado. “Gracias a Dios que se terminó”, dijo Moore en el vídeo que publicó en Instagram. El texto que acompañaba el vídeo era una sola palabra: “LIBERTAD”.

 

En el mismo vídeo, Irons ofreció sus primeras declaraciones al salir de prisión. “Siento que puedo vivir la vida ahora”, dijo Irons el miércoles.

“Estoy libre, soy bendecido, solo quiero vivir mi vida digna de la ayuda y la influencia de Dios… agradezco a todos los que me apoyaron…Maya y su familia”, añadió.

En el éxito de su carrera 

En 2019, Moore decidió no estar en la próxima temporada para "enfocarse en sus sueños familiares”, así lo expresó en un articulo publicado en The Players Tribune. Un año después, decidió no participar en la temporada de WNBA y los Juegos Olímpicos de Tokio, que fueron pospuestos para el 2021 debido al Covid-19.

En una entrevista para el medio digital AP News Moore dijo: “mi decisión de tomarme otro año es más grande que este caso…pero obviamente, este caso estaba en mis prioridades. Espero que esto acabe para finalmente tener tiempo de descanso con mi familia".

  Maya Moore junto a su equipo Ros Casares, campeones de la Euroliga 2012

La exjugadora profesional fue parte de Ros Casares, el equipo de baloncesto Valenciano . Su talento fue vital para que Ros Casares conquistara la Euroliga y la Liga española.

COMPARTIR: