28 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El mundo del deporte sigue perdiendo referentes por culpa de enfermedades del corazón, aunque se están poniendo métodos para detectarlo

Ricardo Barbero, uno de los mejores karatecas del deporte español, muere por un infarto

Ricardo Barbero compitiendo
Ricardo Barbero compitiendo / RFEK
El karateca madrileño de 35 años tuvo una carrera prodigiosa en su disciplina ya que fue capaz de ser dos veces subcampeón de Europa en la categoría de 84 kilos y ganar 22 títulos nacionales en varias categorías. La semana pasada, un infarto terminó con la vida de un deportista que, según sus compañeros y sus entrenadores, era muy implicado y ayudaba mucho a las nuevas generaciones.

Continúa el luto en el kárate español después de que la pasada semana Ricardo Barbero, “Richi” como le llamaban todos, perdiera la vida a causa de un infarto a la edad de 35 años. El infarto es una causa de muerte recurrente en el mundo del deporte y que, poco a poco, se va sosegando, aunque sigue dejando estampas negras como la que ha ocurrido con este deportista español.

Barbero tuvo una gran carrera dentro de su disciplina, pues fue dos veces subcampeón de Europa en la categoría de 84 kilos, además de ganar 22 títulos nacionales en varias categorías. Además, hubo un año en el que ganó el título cuatro veces: individual, por equipos, en el Campeonato de Clubes y en el Open que se celebraba entonces a nivel nacional. Toda una proeza para “Richi” al que consideraban sus compañeros como un gran deportista, pero sobre todo como un gran tipo.

La muerte prematura de Barbero, fue anunciada por la Real Federación Española de Karate (RFEK) a través de sus redes sociales el pasado 17 de diciembre. “Desde la RFEK queremos recordar y despedir a un buen competidor que peleó con el escudo de España en muchos campeonatos internacionales. Queremos darle nuestro más sentido pésame a sus familiares y amigos por esta pérdida irreparable que nos ha conmocionado a todos. D.E.P.”, publicó el ente federativo. Unas condolencias a las que se unió poco después del Comité Olímpico Español (COE): “Una triste noticia para el karate español”.

Ricardo_Barbero_2

Ricardo Barbero se muerde la lengua junto a sus compañeros en el podio

Barbero entrenó a las órdenes de Miguel Ángel López, uno de los técnicos más importantes del karate español. López fue seleccionador nacional, maestro del actual número dos del mundo, Damián Quintero, y el primero en convocar para un evento internacional a la actual dominadora mundial de la modalidad de kata, Sandra Sánchez.

Precisamente Quintero fue de los primeros en mostrar su pesar al conocer la muerte de Barbero, que ha conmocionado al karate español. “Tuve la suerte de poder compartir tatami contigo. No te olvidaremos”, escribió el karateca que apunta a medallista en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Siempre para los demás

Entrevistado por Marca, Ángel Gómez, 7º DAN de kárate y compañero de gimnasio de Ricardo, tras la muerte de Barbero, aseguraba que no podrá olvidar es cómo ayudaba a las nuevas generaciones de karatecas. “Fue un gran competidor, allá donde los haya, y lo más importante era que supo ayudar a los más jóvenes”.

Gómez comentaba que les ayudaba, los motivaba, les “enseñaba” a adaptarse a formar parte del equipo... Y eso, para Ángel, su compañero de tatami en el gimnasio de Antonio Torres (presidente de la Federación Madrileña de Karate), “fue lo perfecto”.

Ricardo_Barbero_3

Ricardo Barbero durante un campeonato de 2011

Muchas de las cosas que rodeaban a Ricardo Barbero eran perfectas. Su carácter, su buen hacer, su alegría, su gran corazón... Pero la semana pasada el corazón de Ricardo se paró. 

El infarto, una muerte recurrente entre los deportistas

La respuesta al por qué los deportistas sufren infartos es simple: nadie está libre. El medio canadiense The Global and Mail analizó el efecto y las causas de las afecciones cardiacas en deportistas a raíz del infarto sufrido por el jugador del Bolton Fabrice Muamba durante un partido de la FA Cup inglesa en el año 2012.

Para ello se recurrió al Doctor Chris Simpson, jefe de cardiología de la Queen’s University. “Un infarto es un problema de fontanería. Una arteria que conduce al corazón se bloquea, generalmente por la acumulación de colesterol, y la parte del músculo cardíaco que se alimenta de esa arteria se daña”.

Fabrice_Muamba

Fabrice Muamba el día que sufrió el infarto

Este es el caso del guardameta español, Iker Casillas, y de ahí que se le interviniera para colocarle un stent, un dispositivo que desatasca la obstrucción arterial. En el caso de Ricardo Barbero no se detectó a tiempo, por lo que el infarto se llevó la vida de este gran karateca español.

COMPARTIR: