03 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El F.C Barcelona intenta conseguir los 1.500 millones de euros para pagar al holding turco Limak salpicado por el escándalo de la 'banda de las cinco'

El escándalo de Negreira pone en peligro la financiación del Camp Nou: Laporta intenta rebajarla con bonos sostenibles

El Cierre Digital en El presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta.
El presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta.
El presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta pretende abaratar el coste de la financiación del nuevo Camp Nou. Para ello ha decidido tratar de rebajar un total de 1.500 millones de euros en bonos con criterios sostenibles. El conjunto blaugrana está cada vez más cerca de conseguir un nuevo estadio que se ajuste a los pertinentes criterios de sostenibilidad. La empresa de evaluación Morningstar Sustainalytics calificó como Greenbonds las tres emisiones de bonos de 500 millones de euros .

El fútbol club Barcelona no deja de saltar a la palestra mediática. En esta ocasión ha sido el actual presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta quien pretende abaratar el coste de la financiación del nuevo Camp Nou. Un hecho que hace un par de años no hubiese generado tal controversia ya que los tipos de interés estaban al 0%.

Por lo que el coste de la deuda será superior al que hubiera tenido el proyecto si el equipo azulgrana lo hubiera lanzado antes de la llegada de la pandemia. Ahora Laporta ha decidido tratar de rebajar un total de 1.500 millones de euros en bonos con criterios sostenibles.

El nuevo Camp Nou, abanderado de la sostenibilidad 

Las entidades inversoras Goldman Sachs y JP Morgan han fijado el objetivo de alcanzar la cifra de 1.500 millones al menor precio posible. El pasado mes de mayo, la junta que preside el presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta se reunió tanto en la Ciudad Condal como en territorio norteamericano en diversas ocasiones con las compañías estadounidenses de Apollo Pricoa Private capital y Voya Financial, así como las aseguradoras Met Life, New York Life y Barings.

Joan Laporta, en su toma de posesión:

Joan Laporta en el Camp Nou.

En la inversión que realicen dichas compañías entrará en juego el cálculo de los criterios de sostenibilidad que hará variar el interés final al que finalmente conceda sus recursos. A la hora de realizar este tipo de operaciones son cada vez más las financieras que operan bajo los criterios ESG, es decir, aquellos que engloban factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Bonos de 500 millones de euros

Ante tal objetivo, el conjunto blaugrana se ha propuesto convencer a dichas financieras mediante el anuncio de que la empresa proveedora de evaluación y análisis Morningstar Sustainalytics ha calificado como Greenbonds las tres emisiones de bonos de 500 millones de euros cada una que el club tiene entre manos.

Según ha publicado elEconomista.es, la entidad está a punto de conseguir la certificación LEED Silver y la BREEAM Very Good -dos de los indicadores del mercado-, lo que convertiría al nuevo Camp Nou en el único estadio con doble evaluación de sostenibilidad de Europa.

Por eso, entre las novedades del nuevo Camp Nou figura la instalación de 30.000 metros cuadrados de placas solares en la cubierta, con el fin de generar energía fotovoltaica. Así lo adelantó Laporta en una rueda de prensa celebrada el pasado mes de abril a la que también asistió la alcaldesa de Barcelona Ada Colau.

Se fomentará el ahorro y eficiencia energética con la instalación de 18.000 m2 de placas fotovoltaicas en la nueva cubierta, para generar la electricidad equivalente a unas 600 viviendas del Eixample, y el aprovechamiento de la energía verde almacenada en el subsuelo, para reducir el consumo de calefacción y refrigeración”, explicó Laporta.

La polémica adjudicación de Limak

Desde la cúpula directiva del Fútbol Club Barcelona esperan que el camino hacia la sostenibilidad pueda servir para sufragar las deudas que hayan podido surgir tras la adjudicación de las obras del nuevo estadio a la empresa Limak, un conglomerado turco con notorios intereses en construcción, energía, cemento y turismo.

Camp Nou | Limak Holdings: la conexión turca del FC Barcelona | El  Periódico de España

Camp Nou.

La decisión desató la polémica pues ciertos inversores apuntaban a que las reformas del Camp Nou las llevarían a cabo Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y la alianza entre Ferrovial y Acciona, que llevaban mas de un año tras el proyecto. "La elección de Limak no es motivo para echarse atrás, pero está claro que no suma", sostiene Laporta, quien además ha apuntado que "el planning de obra se ajusta a los plazos que pedíamos, porque su modelo constructivo apoya esta planificación. Porque han aceptado las condiciones contractuales. Son condiciones mucho más exigentes que el estándar en el mercado".

COMPARTIR: