18 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los empresarios Ángel Haro y José Miguel López Catalán quieren tapar un agujero de 70 millones de euros que se generó en el club durante la pandemia

El plan del Real Betis para salir del hoyo económico: Ampliación de capital con nuevo Estadio

El Cierre Digital en Ángel Haro, presidente del Real Betis.
Ángel Haro, presidente del Real Betis.
El popular equipo sevillano de fútbol Real Betis Balompié SAD busca reestablecer su situación patrimonial y tapar los agujeros generados entre 2019 y 2022 con una ampliación de capital. Con ello pretenden captar más de 40 millones de euros que irán a parar en un 88% a cubrir deudas con sus futbolistas. El conocido club verdiblanco también persigue mejorar ingresos con un nuevo Estadio Benito Villamarín, que ampliaría su capacidad y oferta. El club seviltano también busca su internacionalización.

El Real Betis quiere estrenar nuevos tiempos económicos bajo el control de su presidente, Ángel Haro, y de su vicepresidente, José Miguel López Catalán. Hace unos meses ambos reforzaron su control del club sevillano al comprar un paquete de acciones a Manuel Castaño, hombre de confianza del recién fallecido expresidente Manuel Ruiz de Lopera. 

Haro y López Catalán han impulsado una ampliación de capital que busca captar 40 millones de euros para tapar el agujero de más de 70 generado entre 2019 y 2022. De completarse la ampliación, un 88% de los ingresos irán a cubrir deudas con futbolistas

Ambos empresarios prosiguen ejecutando un Plan Estratégico cuya joya de la corona es el nuevo estadio Benito Villamarín, que ampliará su aforo hasta los 60.379 espectadores tras la demolición y construcción completa de la grada de Preferencia. 

El nuevo Benito Villamarín

El nuevo templo verdiblanco será "clave en el crecimiento del club y convertirá la casa de los béticos en uno de los recintos futbolísticos de referencia en el panorama nacional y un nuevo icono de la ciudad de Sevilla", dicen desde el Betis. 

La intención de los sucesores de Lopera es convertir el Villamarín en "un gran centro de ocio y centro de eventos, con un auditorio de 450 butacas, además de un importante punto de interés turístico en la ciudad".

Un de las grandes nuevas vías de ingresos será el negocio gastronómico, "otro de los grandes pilares sobre los que se asienta esta mejora de la experiencia del aficionado", con un mercado tipo gourmet Green Market. 

Y explican que  entre las experiencias incluidas en el diseño se encuentran "el rooftop y el sky lounge, un espectacular espacio en lo más alto de la grada de Preferencia que ofrecerá servicios de restauración con vistas espectaculares de la ciudad, un marco inconfundible con el barrio de Heliópolis y el Puente del V Centenario como telón de fondo donde se podrán visualizar espectaculares atardeceres".

El conjunto también quiere hacer caja para internacionalizarse y por ello acaba de inaugurar una sede en Miami. En la ciudad norteamericana ha estrenado la Real Betis Academy, en la que enseña el arte del deporte rey a jóvenes de entre 5 y 18 años. 

Del otro lado del charco también llegan malas noticias para el club por la orden de busca y captura sobre Carlos Lazo, presidente del Real Betis Baloncesto desde el pasado otoño. Al empresario se le acusa de un presunto fraude fiscal de su empresa YOX Holding. 

Cabe recordar que Lazo en realidad es propietario del Club Baloncesto Sevilla (antiguo Caja San Fernando), que cuenta con un acuerdo con el Betis para usar su marca durante una década pese a no tener vínculos orgánicos con el conjunto verdiblanco.

Ampliación de capital puesta en marcha

El Real Betis Balompié ha puesto en marcha la ejecución de la ampliación de capital de 42,9 millones de euros aprobada en la Junta General Extraordinaria de Accionistas del 25 de agosto de 2023 y ratificada en la Junta General Extraordinaria y Ordinaria del 19 de diciembre también del pasado año.

Proyección del futuro Villamarín. 

Solo restaba la aprobación del folleto informativo por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la posterior publicación en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) del anuncio de la primera ronda de suscripción. 

El club ha informado que se han emitido 117.500 nuevas acciones a un precio de 365,44 euros cada una, lo cual servirá para tapar los deficitarios agujeros de los ejercicios pandémicos (ya que el 88% de lo recaudado irá a sufragar deudas pendientes con futbolistas)

La ampliación de capital, señala el club verdiblanco, "permitirá afrontar con garantías los nuevos retos del Plan Estratégico 2022/26, haciendo énfasis en la consolidación del modelo de éxito deportivo del Real Betis, lo que ha permitido encadenar tres clasificaciones europeas de manera consecutiva y el título de la Copa del Rey de 2022". El gran desafío del club, apuntan, es la construcción del nuevo Estadio Benito Villamarín que permitirá aumentar considerablemente los ingresos del club

Ángel Haro, presidente del Real Betis, ha animado a todos los béticos a sumarse a este proceso de suscripción de nuevas acciones: "Todos sabemos que la llegada del Covid trajo gravísimas consecuencias para la economía en general y para la industria del fútbol en particular, con un fuerte descenso de nuestros ingresos ordinarios y extraordinarios, lo que se materializó en el difícil trienio económico de las temporadas 2019/20, 2020/21 y 2021/22. Decidimos entonces no malvender a nuestros principales activos en un mercado muy a la baja". 

Pero, asegura, "todavía nos queda camino por recorrer, pues las consecuencias de los daños económicos de estos tres años siguen aún presentes, con un mercado de transferencias que se está recuperando, pero todavía no ha alcanzado los niveles previos a la pandemia a pesar de la irrupción del mercado saudí". 

Recuerda que la nueva Ciudad Deportiva Rafael Gordillo ya ha visto la luz y afirma que el nuevo Estadio Benito Villamarín les "ayudará a dar un salto" en sus "ingresos operativos y, por tanto, en la capacidad de inversión en la plantilla deportiva"

Pero para ello necesitan restablecer la situación patrimonial de la sociedad tras varios años de dificultades. 

COMPARTIR: