25 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los Ultra Boys del Sporting y los Symmachiarii del Oviedo son las facciones ultras más peligrosas y enfrentadas en esta comunidad

Asturias, escenario del 'penúltimo' episodio violento de los ultras del fútbol español

Prolegómenos del último del partido entre el Sporting de Gijón y el Real Oviedo
Prolegómenos del último del partido entre el Sporting de Gijón y el Real Oviedo / Twitter @RealOviedo
Casi una semana después del partido entre el Sporting de Gijón y el Real Oviedo, las relaciones siguen tensas y el clima sin enfriarse. Camisetas y pancartas de carácter ultra fueron uno de los puntos que llevaron a que ambas instituciones rompieran relaciones y vienen a poner un punto más en el mapa ultra del fútbol español, un movimiento radical generador de violencia e incidentes.

Sporting de Gijón y Real Oviedo, rivales acérrimos desde hace más de medio siglo, a nivel institucional tenían una relación formal hasta que terminó por romperse el domingo 24 de marzo. El club ovetense difundió un comunicado dejando claro que rompía relaciones con el club de Gijón tras el supuesto agravio que sufrieron los aficionados del conjunto carbayón durante el transcurso del encuentro.

En el descanso ya hubo aficionados del Oviedo que expresaron su malestar debido a las largas colas que tenían que hacer cuando querían ir al servicio. El punto álgido de esta cuestión llega cuando aparece un vídeo en las redes sociales donde se muestra a una chica casi en ropa interior, asegurando que no podía pasar al estadio porque llevaba cierta camiseta.

Desde el Sporting señalaron que la mujer se tuvo que quitar la camiseta debido a su significado ultra, ya que lo que quieren es tolerancia cero con esta afición calificada como radical, algo que no entendieron desde Symmachiarii, el grupo ultra del Real Oviedo, ya que según ellos son una facción declarada como apolítica.

Aficionada del Oviedo se queja por haberse quedado casi en sujetador

El enfado en el Oviedo llega cuando sus aficionados no pueden pasar con camisetas que supuestamente tenían simbología ultra cuando en otras en zonas del estadio podrían apreciarse pancartas con frases que rezaban “Fck Oviedo” y “Puta Oviedo”.

El Sporting de Gijón respondió a las críticas con otro comunicado en el que se incluían fotos y vídeos. Según la institución gijonesa aficionados del Oviedo rompieron varias butacas en la zona donde estaban ubicados y algunos urinarios que les fueron proporcionados.

Efecto bola de nieve

Ambas facciones llevan enfrentadas desde hace muchos años y es aquí cuando se genera la controversia respecto a la retirada de los símbolos ultras de la afición del Real Oviedo. Symmachiari nació en 1994 y se autodenominan como apolíticos, pero recientemente fueron enviados a la lista de ultras más peligrosos de España. De hecho, el 2 de noviembre de 2018 la Comisión estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte llegó a un entendimiento con el Real Oviedo para que la grada radical del conjunto carbayón retirara sus símbolos identificativos del estadio para evitar sanciones al club de 30.000 euros.

aficionados_del_oviedo_y_del_sporting

Aficionados del Oviedo y del Sporting se increpan mutuamente.

Una sanción que podría llegar al Sporting de Gijón debido a la colocación de pancartas y banderas con insultos hacia el Real Oviedo. En el lado gijonés están los Ultra Boys, un grupo radical de ultraderecha creado en 1981. Esta facción ha protagonizado batallas campales con ultras de izquierda como son los Biris del Sevilla, Riazor Blues del Deportivo de La Coruña y Bukaneros del Rayo Vallecano. También han tenido encontronazos con la Policía, uno de ellos fue precisamente antes de que se celebrara un derbi ante el Real Oviedo en septiembre de 2017 en el que hubo varios detenidos.

Reconocidos en España

Symmachiarii y Ultra Boys son de sobra conocidos dentro del panorama ultra español. De hecho, figuraban en diciembre en una lista compuesta por las 12 facciones más peligrosas, que el pasado 19 de marzo aumentó a 16 según la Comisión contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia por haber incumplido la Ley 19/2007 del 11 de julio.

En este listado figuran diferentes grupos de ideología diferente de Primera y Segunda División. El Barcelona es el equipo que más facciones tiene dentro de este documento con tres: Boixos Nois, Cachorros FCB y Casuals FCB (nacionalistas de extrema derecha). El siguiente lo ocupa el conjunto de Segunda División, Real Zaragoza, que tiene dos: Avispero (extrema izquierda) y Ligallo Fondo Norte (extrema derecha).

El resto de la lista lo conforman: Ultras Sur del Real Madrid (extrema derecha), Frente Atlético del Atlético de Madrid (extrema derecha), Herri Norte Taldea del Athletic (extrema izquierda, nacionalista), Iraultza 1921 del Alavés (extrema izquierda) y Biris Norte del Sevilla (extrema izquierda) de Primera División y Jove Elx del Elche (extrema derecha), Frente Bokerón del Málaga (extrema derecha), Riazor Blues del Deportivo (extrema izquierda), Indar Gorri del Osasuna (extrema izquierda) y los ya mencionados Ultra Boys del Sporting (extrema derecha) y Symmachiarii (según ellos apolíticos) de Segunda División.

Así se vive el derby asturiano | COPA90

Tanto el Real Oviedo como el Sporting de Gijón nunca han impedido su presencia o actividad dentro del estadio y es ahí donde ha surgido la bola de nieve que ha terminado por romper las relaciones entre ambas entidades. Con el paso del tiempo se verá si la situación se agrava fuera de los terrenos de juego o, por el contrario, si las relaciones mejoran entre los dos clubes por antonomasia del Principado de Asturias.

Grupos históricos

Dentro de los grupos históricos, hay cuatro que están en la lista de más peligrosos. Otros han ido saliendo, pero aun así su presencia se ha hecho notar durante el 2018, como es el caso de los Boixos Nois del FC Barcelona.

Además, la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu entre Boca Juniors y River Plate hizo que algunas secciones más extremas también pudieran hacerse notar, como es el caso de los Bukaneros del Rayo Vallecano que pudieron amparar a ultras de River de cara a la final.

Frente Atlético

Nacido en 1982 y de ideología de extrema derecha, es el grupo con más adeptos y cuenta con una cifra aproximada de 1.200 integrantes. A lo largo de su historia han sido relacionados con distintos actos de violencia en los que ha llegado a haber muertes. Una de ellas fue en 1998 cuando el seguidor de la Real Sociedad, Aitor Zabaleta fue apuñalado por Ricardo Guerra, miembro de una de las secciones más duras del ‘Frente Atlético’, los conocidos como Bastión.

El pasado 8 de diciembre se cumplieron 20 años del asesinato. Ricardo Guerra fue condenado a 17 años de cárcel y el pasado 18 de diciembre fue detenido en Bélgica, cuando jugaba el Atlético en Brujas, por hacer un saludo nazi y no haber informado de su viaje a la ciudad belga. Guerra fue encontrado junto a otros miembros de otra de las secciones fuertes del Frente, los Suburbios Firm.

Frente_Atletico

Frente Atlético.

Otra de las peleas históricas en la que estuvo inmiscuido el Frente fue el 30 de noviembre de 2014, cuando siendo un domingo por la mañana, acompañados por gente de Ultra Boys del Sporting, se citaron en los aledaños del Vicente Calderón por la zona de Madrid-Río con los Riazor Blues del Deportivo que contaban con el apoyo de miembros de los Bukaneros del Rayo Vallecano y Alkor Hooligans del Alcorcón. Aquel día terminó con la muerte del ultra de los Blues conocido como Jimmy, tras severos golpes y la posterior caída al río Manzanares, produciéndole una hipotermia que provocó su muerte. El caso sigue sin resolverse y el club les eliminó del listado de peñas oficiales, aunque mantienen su ubicación en el fondo sur del ahora estadio del Atlético, Wanda Metropolitano.

Dentro del mundo ultra hay conexiones entre grupos. En el caso del Frente Atlético, está hermanado con Supporters Gol Sur del Real Betis y Ultra Boys del Sporting de Gijón. Según ha podido saber elcierredigital.com también pudieron tener un affaire con los Boixos Nois del Barcelona.

Biris Norte

Nacido en 1975 y de ideología de extrema izquierda, es el grupo ultra más antiguo de España. Su nombre se debe al jugador gambiano Biri Biri que lució los colores del Sevilla allá por la década de los setenta. Son muy conflictivos y peligrosos, hasta tal punto que el estadio tuvo que cerrarse en ocasiones por sus actos. En la memoria quedan como durante un derbi se lanzaron fuegos artificiales con aficionados del Betis en su estadio, Manuel Ruíz de Lopera (actual Benito Villamarín), o la paliza que recibió un guardia de seguridad en un encuentro con el conjunto verdiblanco, pero en el Sánchez Pizjuán.

En los últimos tiempos han vuelto a dejarse notar e incluso han mandado mensajes de apoyo a El Prenda, miembro de Biris y uno de los integrantes de La Manada, el grupo de cinco hombres que agredió sexualmente a una chica madrileña en los Sanfermines de 2016.

Biris_Norte

Biris Norte.

También han tenido tensiones con el presidente del club, Pepe Castro, e incluso se presentaron en un entrenamiento del equipo la temporada pasada, por lo que La Liga tuvo que investigar el suceso. Además, según fuentes consultadas por elcierredigital.com, Biris pudo tener problemas con una de las secciones de este sector del campo, Gate 22, un subgrupo catalogado como antifascista y defensores de la agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra).

En el caso de los Biris Norte, se sabe que están hermanados con varios grupos ultras españoles, como son los Riazor Blues del Deportivo, los Bukaneros del Rayo Vallecano y los Herri Norte del Athletic.

Boixos Nois

Nació en 1991 y son de ideología de extrema derecha nacionalista. En el año 2003 cuando llegó a la presidencia del FC Barcelona Joan Laporta, se les prohibió a los Boixos Nois la entrada en el campo y tampoco podían desplazarse con el equipo. Además, fueron los responsables de la muerte de un seguidor del Espanyol.

Este año han vuelto a la carga. Los Boixos se han dejado ver en Barcelona y en Madrid. Desde septiembre se les ha visto inmersos en tres peleas. La primera fue ante Supporters del PSV de Eindhoven holandés en septiembre, en la previa de un partido de Champions entre el Barcelona y el PSV. Aquel día acabó herido un aficionado tras recibir varios golpes con una silla de una cafetería.

Boixos_Nois

Boixos Nois.

El 28 de octubre en la previa del encuentro ante el Real Madrid salieron de nuevo a relucir. Los Mossos d’Esquadra se vieron en la obligación de cargas contra miembros de este grupo radical. El 3 de noviembre, antes de que se disputara el choque entre el Rayo Vallecano y el FC Barcelona en el Estadio de Vallecas, hinchas radicales del Barça, Boixos Nois, y del Rayo, Bukaneros, quedaron para pelearse.

La trifulca se produjo en la esquina de la calle Payaso Fofó y Puerto del Monasterio, cerca de los accesos a los vestuarios del estadio. El balance de la reyerta fueron tres heridos con una edad inferior a los 30 años.

Debido a la pelea, en la que participaron varias personas con palos y otros objetos contundentes, un varón de 29 años fue atendido por una brecha en la cabeza y además trasladado por una ambulancia de Samur-Protección Civil al Hospital Gregorio Marañón. Por otra parte, los otros dos heridos acabaron con varias contusiones. Ambos fueron enviados al Hospital Infanta Leonor de Vallecas en estado leve.

Están hermanados con el grupo Standarte Bremen, los hinchas del equipo alemán del Werder Bremen, aunque en ocasiones también compartieron ideales antimadridistas con el Frente Atlético y también pudieron estar hermanados con los Herri Norte, también de corte nacionalista.

Herri Norte

Comenzaron su andadura en 1981 son antifascistas y nacionalistas vascos. Es la sección ultra del Athletic Club de Bilbao y presuntamente guardan simpatía con la banda terrorista ETA. Tienen un total de 200 miembros y es uno de los menos numerosos de Primera División. En los años 90 estuvieron subdivididos en dos grupos: los Rojos y los Ultrillas. Estos últimos fueron expulsados por querer erradicar elementos ideológicos del colectivo.

Herri_Norte

Herri Norte.

El pasado mes de febrero se vieron inmersos en una pelea ante los ultras del Spartak de Moscú ruso en la que murió un ertzaina. También fueron protagonistas en otros altercados. En 2011 ante ultras del PSG, del Oporto en 2014 y del APOEL de Nicosia en 2017. Un curioso caso se dio en 2016 pues protagonizaron un altercado contra los ultras del Olympique de Marsella, los cuales son también de carácter antifascista.

A la sección más extrema del Athletic se la ha visto alguna vez que otra hermanada con los Bukaneros del Rayo y los Biris del Sevilla, pero con los que tienen una conexión más fuerte es con los Celtarras del Celta de Vigo, también de corte antifascista y nacionalista.

UltrasSur

A pesar de no salir tanto en las noticias en los últimos años, sí se siguen notando. UltrasSur nació en 1980, es un grupo radical de extrema derecha y está vinculado al Real Madrid y al movimiento Hogar Social Madrid. Fueron disueltos por Florentino Pérez, algo que acarreó más de un disgusto al actual presidente del club merengue porque llegaron a profanar la tumba de la que fue su mujer. 

Ultras_Sur

Ultras Sur.

A los UltrasSur se les ha visto de vez en cuando en desplazamientos y cuando juega el Real Madrid Castilla en Segunda División B. Fueron noticia hace unas semanas por su presencia en el Santiago Bernabéu cuando el equipo jugó ante el Melilla en Copa del Rey.

Esta sección está hermanada con Brigadas Blanquiazules del RCD Espanyol y tiene odio incipiente hacia Frente Atlético del Atlético de Madrid. Fuera de España tienen conexiones con ultras del Austria de Viena y de la Lazio italiana.

Grupos restantes de Primera División

A pesar de no salir tanto en las noticias en los últimos tiempos, también han tenido su presencia. En Primera División hay secciones ultras muy antiguas que han dejado de hacerse notar fuera de los terrenos de juego, pero sí dentro de ellos.

En Galicia están los Celtarras del Celta de Vigo (1987, extrema izquierda y nacionalista). En el País Vasco, Iraultza 1921 del Alavés (2012, extrema izquierda) aunque son catalogados como peligrosos últimamente no se han visto involucrados en ningún altercado, Peña Mujika de la Real Sociedad (1981, extrema izquierda y nacionalistas) y Eskozia la Brava del Eibar (2001, sin ideología política).

En Cataluña está, además de los ‘Boixos Nois’ del Barcelona, Brigadas Blanquiazules del Espanyol que están vetados en Cornellá (1985, extrema derecha) y Ultras Gerona del Girona del que se sabe poco, (extrema derecha). En la Comunidad Valenciana se hallan los Ultras Yomus del Valencia (1983, extrema derecha), Ultras Levante del Levante (1985, sin ideología política) y Colectivo Aldeano del Villarreal (2001-2014, no tenía ideología).

En la Comunidad de Madrid, además de los ultras del Atlético de Madrid y Real Madrid, están los Bukaneros del Rayo Vallecano (1992, extrema izquierda), Comandos Azules del Getafe (1994, extrema derecha) y Ghetto 28 del Leganés (2009, extrema derecha). En Andalucía en Primera aparte de los Biris Norte del Sevilla, sobreviven los Supporters Gol Sur del Real Betis (1986, extrema derecha).

Los dos últimos equipos de Primera División que quedan son el Real Valladolid de Castilla y León, que tiene un grupo fuerte como son Komando Violeta (2005, extrema derecha), y el Huesca de Aragón (apolítico, aunque con tintes antifascista).

Ultras en Segunda División

Un grupo gallego, fuerte y peligroso también es Riazor Blues del Deportivo de La Coruña (1987, extrema izquierda), el cual no se disolvió a pesar de anunciarlo en 2003. En Aragón destacan los ultras del Real Zaragoza, equipo que tiene dos y de ideologías totalmente opuestas, Ligallo Fondo Norte (1986, extrema derecha) y Avispero (2010, extrema izquierda).

En Navarra destacan los Indar Gorri de Osasuna (1987, extrema izquierda), muy caracterizados, porque a pesar de ser navarros en la mayoría de las ocasiones pueden verse banderas del País Vasco en su sector de El Sadar. En la Comunidad Valenciana, en concreto en Alicante, están los Jove Elx del Elche (1982, extrema derecha), muy peligrosos y semihermanados con Ultras Yomus del Valencia por su odio hacia Curva Sur del Hércules.

Ya bajando al sur, en Andalucía, se puede encontrar en el Málaga una situación parecida a la que vive el Real Zaragoza. El conjunto malagueño tiene dos secciones ultras de distinta ideología, Frente Bokerón (1984, extrema derecha) y Malaka Hinchas (2001, extrema izquierda). Entre otras andaluzas destacan las Brigadas Amarillas del Cádiz (1982, extrema izquierda), Brigadas Blanquiverdes del Córdoba (1993, extrema derecha) y Sección Kolokón (2005) del Granada y Grada Joven (2009) del Almería, aunque estos dos sin, en teoría, tendencia política.

COMPARTIR: