19 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cometieron un desfalco de 10,8 millones de euros a través de los fondos del equipo franjirojo entre 2009 y 2011

Nuevo escándalo en el Rayo Vallecano: La ex presidenta Teresa Rivero y el ex gerente Jesús Fraile condenados a siete años de prisión por fraude fiscal

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a la mujer de José María Ruiz Mateos, Teresa Rivero, y al ex gerente del club vallecano, Jesús Fraile, un hombre ligado en su día al emporio de Rumasa a siete años de prisión por un delito fiscal. En teoría, deberían entrar en prisión.

La que fuera presidenta del Rayo Vallecano entre los años 1994 y 2011, Teresa Rivero, y el exgerente del club madrileño, Jesús Fraile, han sido condenados a siete años de prisión. La acusación determina que Rivero y Fraile cometieron un fraude fiscal de 10,8 millones de euros entre los años 2009 y 2011.

La ex mandataria del equipo de Vallecas estaba acusada de participar en un fraude a través de los fondos del Rayo en Impuestos sobre el Valor Añadido (IVA) y el Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), por el que la fiscalía pedía 11 años de cárcel. Según las fuentes consultadas por El Cierre Digital, Fraile fue contratado por una sociedad que creó el Rayo para llevar el restaurante del Estadio de Vallecas y la cafetería de la ciudad deportiva del conjunto franjirrojo, dos establecimientos que a día de hoy se encuentran en mal estado.

No es el primer delito fiscal al que han sido investigados. Teresa Rivero, dos de sus hijos y dos exgerentes del Rayo, entre los que se hallaba Jesús Fraile, fueron acusados de defraudar al fisco más de 6 millones de euros a través del club franjirrojo entre los años 2005 y 2008. Pero, en ese caso, todos los imputados de aquel caso se libraron de recibir condena, pues la Audiencia Provincial de Madrid dictaminó que el único responsable fue el fallecido José María Ruiz-Mateos.

Todo un historial de procesos judiciales

El Juzgado de lo Penal nº 26 de Madrid absolvió a diferentes miembros de la familia Ruiz Mateos del pago de unos 18,5 millones de euros, que entre los años 1996 y 2002 dejaron de ingresar en las arcas públicas en concepto del IRPF que retuvieron a las personas que trabajaban en la entidad del Rayo Vallecano; así como en las declaraciones correspondientes al Impuesto sobre el IVA.

Los miembros de la familia Ruiz Mateos que fueron absueltos por la Justicia de trece delitos contra la Hacienda Pública y por un delito continuado de falsedad en documento mercantil fueron la por entonces presidenta del Rayo y mujer de José María Ruiz-Mateos, Teresa Rivero, y sus hijos Zoilo, Javier y Álvaro, además del que fuera gerente del Rayo Vallecano, Félix Uceda, como también la ‘’testaferro” Ana María Gil Pérez.

 

Teresa Rivero y José María Ruiz-Mateos

Esta última era la administradora de la sociedad ‘Inversiones Deportivas Milsen’ a través de la cual, según la Fiscalía Anticorrupción, los Ruiz-Mateos organizaron toda la trama de supuestas facturas falsas para engañar a Hacienda. La sociedad ‘Inversiones Deportivas Milsen’ era una filial de ‘Milsen Finance INC’, entidad radicada en el paraíso fiscal de Belice y creada en el año 1997. Era utilizada para reducir ilícitamente la carga fiscal del Rayo Vallecano mediante la emisión de facturas que no correspondían a servicios efectivamente prestados.

El club también está ‘’manchado’’

A parte de la condena de siete años de cárcel, Teresa Rivero y Jesús Fraile tendrán que abonar una multa de 17 millones de euros. Por su parte, el Rayo Vallecano, propiedad de Raúl Martín Presa, tendrá la obligación de pagar una multa de 1,1 millones de euros.

Este es otro escollo que ha recibido el conjunto vallecano ahora que parecía todo arreglado con el Estadio de Vallecas, ya que tanto La Liga como la Comunidad han dado el visto bueno para que se juegue el sábado 22 el encuentro entre el Rayo Vallecano y el Alavés.

COMPARTIR: