28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Varios futbolistas de élite han tenido que verse las caras con el Fisco español teniendo que sentarse en el banquillo acusados de fraude tributario

Deportistas contra Hacienda: El caso del exvalencianista John Carew recuerda a otros como el de Messi o Ronaldo

John Carew.
John Carew.
La publicación de que el exfutbolista John Carew podría ir a la cárcel por sus problemas con la Hacienda inglesa demuestra que los deportistas son capaces de lo mejor y de lo peor. Numerosos deportistas de élite como Messi, Cristiano Ronaldo y Arantxa Sánchez Vicario han tenido que enfrentarse a la justicia por este motivo en los últimos años.

El exfutbolista del Valencia, John Carew, vuelve a estar en el ojo del huracán. Esta vez el delantero noruego se ha convertido en protagonista porque podría ir a prisión por evadir impuestos. Según las acusaciones, el exdelantero podría haber ocultado una fortuna estipulada en hasta 27 millones de libras.

Además, también se le acusa de evitar pagar hasta 5,4 millones de libras esterlinas en un periodo comprendido entre el año 2014 y 2019. Por otro lado, en el año 2012, el Tribunal Superior inglés declaró al jugador noruego, que anotaría 40 goles con el equipo de Mestalla, en estado de quiebra, mientras que en 2020 habría ahorrado hasta 6,3 millones de euros. Unas cifras tan altas, que han llevado al jugador, que consiguió ser campeón de Liga y subcampeón de Champions con el Valencia,  ser acusado.

Según ha informado el diario inglés The Sun, el caso se cerrará a final del próximo verano cuando comparezca ante la justicia.

Messi

El crack argentino es uno de los futbolistas que más problemas ha tenido con Hacienda, llegando incluso a escucharse el rumor de que quería marcharse del Fútbol Club Barcelona por lo perseguido que se sentía.

El astro fue investigado por fraude fiscal entre 2007 y 2009. La Hacienda española le reclamaba un total de 4,1 millones de euros al no haber tributado en España ingresos por un valor de 10,1 millones percibidos por los derechos de imagen durante ese periodo.

Detienen a Jorge Messi, padre de Leo Messi, en Argentina

Messi, junto a su padre, sentado en el banquillo de los acusados.

Finalmente, Messi fue condenado a 21 meses de prisión y una multa de 2,093 millones de euros por tres delitos fiscales. A su padre le cayeron 15 meses y una multa de 1,4 millones.

Cristiano Ronaldo

El astro portugués también tuvo problemas con la justicia española. Para solventarlos con Hacienda, en 2019 Cristiano Ronaldo tuvo que reconocer que dejó de pagar 5.717.174 euros en impuestos en España entre 2011 y 2014 como parte del acuerdo con la Fiscalía que le permitía salvar la cárcel. Se le condenó a 23 meses de prisión, casi lo máximo para no estar obligado a ingresar. Además, tuvo que pagar una multa de 18,8 millones de euros.

Cristiano Ronaldo se declara culpable de fraude fiscal

Cristiano Ronaldo yendo a juicio.

Asimismo, el delantero de la Juventus de Turín fue acusado por la modelo Kathryn Mayorga de haberla violado en su habitación de hotel de Las Vegas el 13 de junio de 2009. Un año después, la modelo firmó un acuerdo confidencial con los representantes de Ronaldo, por  375.000 dólares. En el 2018 Mayorga presentó una demanda por soborno y extorsión que finalmente retiró en mayo de 2019.

Arantxa Sánchez Vicario

Cuando la gran tenista española se retiró, comenzó su duelo con Hacienda por una deuda de 5,2 millones con el Banco de Luxemburgo (BDL) que fue de donde obtuvo fondos para pagar la condena por fraude fiscal impuesta por la Agencia Tributaria tras demostrar que su supuesta residencia en Andorra no era real. Ante estas circunstancias, el banco luxemburgués pidió a Arantxa Sánchez Vicario y a su exmarido, Josep Santacana, una pena de cuatro años de prisión por la sustracción patrimonial y una indemnización de 6.170.942 euros a los que hay que sumar intereses y costas procesales en su caso.

Arantxa Sánchez Vicario se enfrenta a un nuevo juicio con petición de cárcel

Arantxa Sánchez Vicario.

Finalmente, la titular del juzgado de instrucción número 4 de Barcelona descartó enviar a prisión a Arantxa Sánchez Vicario y a Josep Santacana, alegando que no había riesgo de que eludieran la acción de la justicia a pesar de vivir en el extranjero.

COMPARTIR: