05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

DURANTE EL ENCUENTRO DISPUTADO ENTRE EL ESPANYOL Y EL ATHLETIC EN ENERO DE 2020 VARIOS HINCHAS DEL CLUB BARCELONÉS OFENDIERON AL JUGADOR HISPANOGHANÉS

Primera querella por racismo en el fútbol español: Piden prisión para el aficionado que insultó a Williams

El Cierre Digital en Momento en el que Iñaki Williams recibió insultos racistas
Momento en el que Iñaki Williams recibió insultos racistas
El 25 de enero de 2020 durante el encuentro disputado entre el Espanyol y el Athletic en Cornellà-El Prat, varios aficionados del Espanyol pronunciaron gritos racistas contra Iñaki Williams mientras retiraba por uno de los fondos del estadio. La Fiscalía ha solicitado dos años de cárcel para un aficionado del Espanyol por estos insultos, se trata de la primera causa penal por racismo en un estadio de fútbol español frente a las incontables ocasiones que se han ignorado hechos similares.

La Fiscalía ha solicitado dos años de cárcel para un aficionado del Espanyol por proferir insultos racistas al delantero Iñaki Williams, en un encuentro disputado contra el Athletic el 25 de enero de 2020. Se trata de la primera causa penal por racismo en un estadio de fútbol español. Este aficionado lanzó gritos contra el futbolista y realizó gestos de menosprecio de índole racista hacía la persona de este futbolista hispano-ghanés. En esta primera querella por delito de odio en el fútbol la acusación solicita para el aficionado la prohibición de entrar en un estadio de fútbol durante cinco años y una multa de 4.950 euros.

En el minuto 69 del partido de La Liga, Iñaki Williams se retiraba por uno de los fondos del estadio de Cornellà-El Prat, cuando varios aficionados del Espanyol pronunciaron gritos racistas. Varios hinchas del Espanyol le gritaron “Uh, uh, uh, uh”, onomatopeya que reproduce los sonidos emitidos por los monos. La Liga denunció presuntos insulto racistas contra este jugador ante la Fiscalía, solicitando la apertura de un juicio oral “siguiendo su fiel compromiso de denunciar, dentro de sus competencias, todos los insultos y cánticos racistas, xenófobos, homófobos, etc.», según destacó la patronal de clubes el 27 de octubre.

Tras el partido, tanto Williams como el Athletic denunciaron esta actitud por parte de un sector de la grada, “es muy triste que a día de hoy sigamos viviendo escenas de racismo en el fútbol. Tenemos que acabar con ello entre todos. Gracias por vuestro apoyo”, escribió el delantero del Athletic. Según explica la Fiscalía, la demanda “ha sido proferida en diversas ocasiones por grupos de aficionados de distintos países para menoscabar la dignidad de los futbolistas de raza negra”.

Con motivo de los hechos denunciados, los Mossos de Esquadra, iniciaron una investigación que derivó en una querella del Ministerio Fiscal frente a los presuntos autores de insultos, por delito de odio y discriminación. Tras la investigación el Juzgado número 2 de Primera Instancia de Cornellà ha dictado auto para la apertura de un juicio oral contra los acusados.

La querella del Ministerio Fiscal

Durante la instrucción del caso, Iñaki Williams se personó en el juzgado para prestar declaración y corroborar los lamentables hechos de los que fue víctima. La Fiscalía ha tomado una decisión ejemplar ante la primera vez que se ha querellado contra autores de insultos racistas en un campo de fútbol. 

Su escrito –al que ha tenido acceso elcierredigital.com– dictamina que “el acusado, ​​​​mayor de edad y sin antecedentes penales, quien personalmente, entre otros muchos, obrando con evidente desprecio al color negro de la piel del jugador profirió contra el mismo gritos y escenificó gestos de menosprecio de carácter racista hacia su persona generándole sentimientos de frustración, vergüenza y humillación, con el consiguiente menoscabo de su dignidad intrínseca”.

inakiwilliams

Iñaki Williams

“Concretamente dichas manifestaciones de menosprecio consistieron en simular los gestos que hacen los primates y reproducir gritando de forma repetida los sonidos “uh, uh, uh, uh”, onomatopeya que imita el sonido emitido por los monos y que, como es público y notorio, ha sido proferido en diversas ocasiones por grupos de aficionados de distintos países para ofender públicamente a futbolistas de color de piel negra durante el transcurso de un partido de fútbol”, sintetiza la querella.

El escrito indica que “los hechos descritos son constitutivos de un delito cometido con ocasión del ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas reconocidos en la Constitución en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por motivos racistas del art. 510.2 a) y 510.5 del Código Penal en concurso de normas con un delito contra la integridad moral del art. 173.1 del Código Penal. Procede imponer al acusado la pena dos años de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y 12 meses de multa con una cuota diaria de 15 euros con la consiguiente responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago del artículo 53 del Código penal”.

“Procede imponer al acusado la pena de inhabilitación especial para profesión u oficio educativos, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre, por un tiempo superior a cinco años al de la pena de prisión impuesta. Por último se impondrá la pena de prohibición de acceder a estadios de fútbol en cualquier categoría durante un tiempo superior a 5 años al de la pena de prisión impuesta”, concluye la querella.

COMPARTIR: