24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El ciclista de Bogotá, que quería ser periodista, es además el ganador más joven de la historia moderna de la vuelta ciclista del país galo

Esta es la verdadera historia de Egan Bernal, de 22 años, primer colombiano en ganar el Tour de Francia

Egan Bernal.
Egan Bernal.
Egan Bernal, el ciclista de 22 años, ha hecho historia por partida doble, no sólo es el primer colombiano en ganar el Tour de Francia sino que es, además, se ha convertido en el ganador más joven de la Vuelta Ciclista francesa. Nació el 13 de enero de 1997 en Bogotá, pero fue criado en Zipaquirá, una población cercana ubicada a 2.650 metros sobre el nivel del mar. Bernal quería ser periodista, pero acabó como ciclista profesional y ahora es una firme promesa.

Nacido el 13 de enero de 1997 en Bogotá, fue criado en Zipaquirá, una población cercana a la capital, ubicada a 2.650 metros sobre el nivel del mar. Bernal empezó practicando ciclismo de montaña, pero ahora se ha convertido en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia, además de ser el vencedor más joven de la ronda gala en la era moderna, lo que ha provocado la  locura en su país, donde ya es un ídolo.

No fue hasta el año 2016 cuando saltó al ciclismo amateur en ruta. Ya en 2017 se impuso en la prestigiosa carrera juvenil Tour del Porvenir, que años atrás también habían ganado sus compatriotas Nairo Quintana y Esteban Chaves.

Esto le valió ser contratado por el ya desaparecido y potente equipo Sky (ahora Ineos), donde su carrera se disparó el año pasado.

Egan Bernal sobre la bicicleta. 

Primero ganó la Carrera Oro y Paz de Colombia, quedando por delante de su compatriota Nairo Quintana, ganador del Giro de Italia y de la Vuelta a España, al que parece ya desbancar en popularidad.

Después un nuevo triunfo en la Vuelta a California y un segundo lugar en el Tour de Romandía terminaron por convencer al director general del equipo, Dave Brailsford, de adelantar su participación en la vuelta a Francia.

En su primera participación en el Tour, con solo 21 años -el más joven de 176 competidores-, Bernal terminó en decimoquinto lugar y fue clave en la victoria de su compañero de equipo Geraint Thomas, al que este año ha batido y adelantado.

"Creo que será un futuro ganador del Tour. Lo creo verdaderamente. Rara vez he visto un talento con su capacidad, con la fuerza mental de tener tal actuación con tan corta edad y manejar así los desafíos de esta carrera", dijo en por entonces Brailsford.

Y no parece haberse equivocado. Bernal se ha vestido de amarillo en Los Campos Elyseos, incluso antes de lo esperado, pues la primera apuesta del equipo Ineos para el tour de este año era el campeón defensor, Geraint Thomas.  Egan Bernal rompe así con décadas de intentos fallidos de los escarabajos para coronarse en tierras galas.

Desde pequeño fue campeón

Cuentan que el médico de confianza de la familia Bernal Gómez sugirió cuando nació el pequeño hace 22 años en la capital de Bogotá que le pusieran el inusual nombre de Egan, ya todos creían que este era sinónimo de campeón en griego. Es el hijo mayor de una familia humilde sostenida con las labores de guardia de seguridad de su padre y de cultivadora de flores de su madre.

El joven pasó su infancia en la localidad de Zipaquirá, de 126.000 habitantes, ubicada a 42 kilómetros de la capital colombiana.  Su padre fue un ciclista frustrado al que no le gustaba que su hijo practicara este deporte sobre una bicicleta de ciclomontañismo. Este fue su primer paso para graduarse en esta disciplina deportiva. Así en Zipaquirá aprendió a subir montañas, lejos de las cumbres de Los Andes, donde se forman la mayoría de ciclistas colombianos, los célebres escabarajos.

Su primer entrenador y valedor fue Fabio Rodríguez, exgregario colombiano de lujo que corrió en dos Vueltas a España a principios de los noventa. Sin embargo, fue Gianni Savio, del equipo Androni Giocattoli-Sidermec, quien lo puso en pista en competiciones junior en Italia. Al ver su recorrido triunfante, este le ofreció un contrato de cuatro años, pero el poderoso equipo del Team Sky -hoy Ineos- lo fichó en 2017.

"Aunque se le ve frágil, tímido y menudo, su talento es desbordado y sus condiciones completas y sobrehumanas. Además con una mentalidad muy firme. Va camino de ser el mejor escarabajo de la historia", afirman los expertos de ciclismo consultados por elcierredigital.com.

Desde los años ochenta, Colombia ha dado grandes corredores de primera línea. Desde: Lucho Herrera, Fabio Parra, Santiago Botero, Víctor Hugo Peña, Mauricio Soler, Nairo Quintana, Rigoberto Urán, Esteban Chaves, Sergio Luis Henao, Miguel Ángel López, etc. Hasta  Nairo Quintana se llevó la camiseta rosa en el Giro de Italia y la roja en la Vuelta a España, pero nunca el maillot amarillo que le ha sido esquivo, como a todos  los demás referentes colombianos.

Bernal se lo enfundó por primera vez en la localidad de Tignes en la etapa 19, en la segunda de las tres salidas por Los Alpes. Y desde entonces se convirtió en el tercer colombiano en hacerlo junto a Víctor Hugo Peña y el velocista Fernando Gaviria. Pero lo ha mantenido hasta París, algo que nunca hicieron sus compatriotas.

 Bernal Egan, un chico que quería ser periodista de joven y al que su médico bautizó como "campeón", ha cumplido esta realidad con tan solo 22 años.

 

COMPARTIR: