25 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Raul Bravo, exjugador del Real Madrid e internacional con España, acusado por los investigadores de ser el cabecilla de la trama

Así son los seis principales detenidos por la trama de corrupción y amaño de partidos en el fútbol español

La operación Oikos contra el amaño de partidos realizada por la policía durante el lunes 28 de mayo se ha saldado con seis detenidos. Entre ellos, el presidente del Huesca y varios jugadores y exjugadores de Primera y Segunda División. Repasamos quiénes son los seis investigados por la Policía, aunque no se descarta que haya nuevas detenciones en los próximos días, ya que la investigación se mantiene bajo sumario y no se ha dado por concluida todavía.

Las seis personas que han sido detenidas por la Policía Judicial en cinco ciudades españolas, dos de ellas en Huesca, como posibles responsables de los delitos de corrupción en el deporte, estafa y blanqueo de capitales, al parecer posiblemente relacionados con el amaño de algunos partidos de fútbol, declararán pronto ante el juez, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. De las detenciones practicadas por la Policía Judicial cel Cuerpo Superior de Policía Nacional, por orden del Juzgado de Instrucción número 5 de Huecas, dos se han realizado en esa misma ciudad, una en Málaga, otra en Valladolid, una en Madrid y otra en La Coruña.

Estas detenciones se han producido después de que el juez instructor, Ángel Manuel de Pedro, autorizara este lunes un total de nueve entradas y registros en cinco ciudades españolas. Las diligencias de regitro se practicaron en seis domicilios particulares, dos casas de apuestas y el Club de Fútbol Sociedad Deportiva Huesca, investigada en la causa como persona jurídica. A todos los detenidos se les imputa pertenencia a organización criminal, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales. Junto a las entradas y registros el juez instructor autorizó, igualmente, el volcado de todos los dispositivos informáticos encontrados en poder de los detenidos.

El juez de instrucción número 5 de Huesca ha citado para este jueves a los futbolistas y directivos detenidos por el presunto amaño de dos partidos de la Primera y la Segunda División, según ha informado el TSJ de Aragón. Los partidos bajo sospecha son el de Segunda División Huesca-Nàstic de Tarragona del 27 de mayo de 2018 y el de Primera entre Valladolid-Valencia del pasado 18 de mayo, según confirman fuentes de la investigación.

El magistrado encargado de la investigación judicial, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, abrió diligencias el pasado 12 de noviembre de 2018 por denuncia de la Fiscalía tras las pertinentes investigaciones realizadas por esta. La causa judicial abierta investiga, en principio, la posible comisión de delitos de corrupción en el deporte, estafa y blanqueo de capitales. Esta investigación judicial tiene su origen en la denuncia presentada, en junio de 2018, por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ante la Fiscalía Provincial de Huesca por supuestas irregularidades en el partido Nàstic-Huesca.

Hasta este momento, el Juzgado ha llevado a cabo numerosas diligencias de instrucción y pruebas tecnológicas. El próximo día 30 de mayo está previsto que pasen a disposición judicial los seis detenidos en la mañana de este martes para prestar declaración ante el instructor y el Ministerio Fiscal.

Además de las personas ya detenidas el juzgado investiga también a otros quince sospechosos relacionados con el mundo del fútbol y las apuestas deportivas y una personalidad jurídica, el Club de Fútbol Sociedad Deportiva Huesca. El magistrado ha declarado el secreto de las actuaciones en la causa, ya que podría haber más detenidos durante los próximos días.

Los detenidos

Raúl Bravo, lateral izquierdo, destacó en el Real Madrid con el auge de los Galácticos y formó parte de la Selección Española de Fútbol. La Policía lo acusa de ser el supuesto cabecilla de la trama de partidos amañados y apuestas fraudulentas y ha sido unos de los primeros detenidos en la operación Oikos. Raúl Bravo fue indiscutible en las alineaciones del Real Madrid durante la temporada 2003/2004 cuando subió al primer equipo procedente del filiar, Real Madrid de Castilla, llegando a disputar 52 partidos aquella temporada.

Bravo ya había enfrentado problemas con la justicia en 2004 cuando fue detenido conduciendo un Mercedes SL 500 robado y sin documentación, pero fue absuelto cuando la Policía determinó que el fallo era del concesionario que le había vendido el auto. Se retiró de los campos de fútbol en 2017, aunque ha estado ligado al mundo del balón desde entonces.

Raul Bravo, exjugador del Real Madrid, supuesto cabecilla de la trama.

Borja Fernández Fernández​, exjugador del Real Valladolid y nacido en Orense, es otro de los detenidos por la trama. Su posición habitual era la de mediocentro defensivo. Con tan solo 15 años pasó por el Real Madrid y junto con Bravo militó en el Castilla, ahora ha sido detenido durante el operativo policial.

Durante su trayectoria jugó en equipos como Mallorca, Getafe, Deportivo de La Coruña y finalmente terminó en el Real Valladolid, jugando en Primera División con este equipo hasta su retirada en el 17 de mayo de 2019, quedando estrechamente relacionado con el equipo.

Borja Fernández fue uno de los jugadores más reconocidos del Valladolid.

También fue detenido el futbolista malagueño Carlos Aranda mejor conocido como Aranda. Durante su carrera llegó a jugar en la Primera División con ocho equipos distintos desempeñando el rol de delantero, siendo el jugador que ha jugado con más equipos a este nivel.

En su trayectoria destacan el Castilla, Real Madrid, CD Numancia, Sevilla, Real  Zaragoza y finalmente CD El Palo, de la Tercera división, con quien ha jugado hasta su retirada.  

Carlos Aranda, el futbolista malagueño, es uno de los detenidos.

La trama también salpicó a jugadores en activo, tal es el caso del defensa del Deportivo de La Coruña Iñigo López Montaña. Jugó en varios equipos madrileños como Las Rozas, la Unión Deportiva de San Sebastian de los Reyes, pero destacó en la Agrupación Deportiva Alcorcón, donde se convirtió en uno de los héroes del ascenso a la Segunda División de este equipo.

Tras haber jugado también en el Celta, en el mercado de invierno fue fichado por el Deportivo de La Coruña para jugar como defensa. El club ya se ha pronunciado con respecto a su detención y ha asegurado que el equipo se mantiene “ajeno” al caso y asegura que solo se conoce lo que han publicado los medios hasta el momento.

Iñigo López juega como defensa del Deportivo La Coruña

Entre los detenidos también se encuentra el presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, Agustín Lasaosa. Exfutbolista, jugó en el Tenerife, el Huesca y el Lleida como delantero. Ha sido parte del club oscense desde el año 2007. Lasaosa llegó a la presidencia del Huesca en el año 2017 de forma temporal; sin embargo, su situación cambio después de los buenos resultados obtenidos en la Liga 1,2,3 de Segunda División. La Policía investiga ahora sobre su actividad y posible relación con el escándalo del Huesca-Nàstic de la temporada 2017-2018.

Agustín Lasaosa es presidente del Huesca desde 2017

Del Huesca también fue detenido Juan Carlos Galindo, jefe de los servicios médicos. Galindo ha trabajado durante casi seis años en el equipo donde llegó a "entablar una gran relación con los jugadores”, según dijo en una entrevista. La sede del club permanece intervenida por la Policía mientras lleva a cabo las investigaciones.

Juan Carlos Galindo lidera el equipo médico del club oscense. 

COMPARTIR: