16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La jugadora del CB Albacete señala a elcierredigital.com que "es una pena que muchas madres no puedan conciliar su carrera deportiva con la familia"

Mireia Rodríguez, primera mujer en competir en un equipo masculino de balonmano

Mireia Rodríguez junto al resto del equipo tras la disputa del amistoso
Mireia Rodríguez junto al resto del equipo tras la disputa del amistoso
Mireia Rodríguez pasará a la historia como la primera mujer que competirá en una liga masculina de categoría senior en España. Esta mujer llegó a Albacete con su marido futbolista y no encontró equipo femenino en la ciudad. La distancia entre su domicilio y los equipos de la provincia le impedían seguir jugando y conciliar su vida familiar con un hijo pequeño. El entrenador la dejó entrenar con el senior del Balonmano Albacete y le pidió competir con ellos. La Federación dio el visto bueno.

El pasado domingo 3 de octubre sucedió un hecho histórico en el balonmano de la región de Albacete y en el deporte a nivel nacional. Mireia Rodríguez, a sus 31 años, debutó como jugadora del equipo senior masculino del Club Balonmano Albacete. Este equipo, militante en la Segunda División Territorial de Castilla-La Mancha, disputó un partido amistoso contra el Retamar de Pedro Muñoz. El encuentro contra el equipo de Ciudad Real se disputó en un polideportivo de la calle Juan de Toledo y convirtió a Mireia en la única mujer de la historia de España en balonmano que formó parte de un equipo categoría senior masculino.

La decisión de jugar en el equipo masculino fue iniciativa de Mireia y del entrenador del equipo, José María Valerio. Ella se había trasladado a Albacete por el fichaje de su marido futbolista por el equipo de la ciudad. Llevaban cuatro temporadas en Logroño. Desde el primer momento, al igual que hacía en otros destinos, buscó equipo de balonmano, pero no encontró equipo femenino. “La peculiaridad es que en esta ciudad había desaparecido durante muchísimo tiempo el balonmano. Nuestro presidente junto a la dirección volvió a reconstruir un poco el proyecto pero no había equipo femenino. Los equipos más cercanos estaban a una hora de distancia. Nosotros tenemos un hijo, y mi marido viaja por su profesión, por lo que no tenía posibilidad de trasladarme a una hora para entrenamientos y competición”, nos explica Mireia.

Ante la dificultad para conciliar su carrera deportiva y su vida familiar, Mireia consultó al entrenador del senior masculino si podía entrenar con ellos, ya que en numerosas ocasiones había compartido entrenamiento con hombres en sus anteriores equipos. Mireia cuenta el proceso de su inclusión en la Liga: “Una vez empecé a entrenar, mi entrenador me propuso si quería competir. Yo, como un niño con zapatos nuevos, le dije que por supuesto, sin ningún problema. Consultaron a todos los clubes componentes de nuestra liga y estuvieron de acuerdo. Entonces, María, la presidenta de la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha, comenzó a trabajar y lo han hecho posible”.

Y es que, una vez se tomó la decisión por parte del presidente y del entrenador de incluir a Mireia en su equipo, el siguiente paso era obtener el visto bueno de la Federación. María López, la presidenta de la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha, cuenta a elcierredigital.com cómo fue el proceso: “A nosotros nos llamó el presidente del Club Balonmano Albacete, y nos comentó que tenían a una chica que estaba entrenando y que le encantaría poder jugar. Que no habían conseguido crear un equipo femenino senior porque no había chicas. Cuando se me propone esa posibilidad, yo como mujer, como exjugadora del balonmano, creía que nadie se podía quedar sin jugar porque no haya un equipo de su mismo sexo”.

Mireia Rodríguez ha jugado al balonmano en competiciones femeninas de alto nivel nacional

Tanto la presidenta como su equipo recurrieron a la normativa a nivel federación de Castilla-La Mancha y no encontraron ningún impedimento para la inclusión de una mujer en una competición regional. Piensa que si hubiesen estado ante un campeonato nacional probablemente no se habría permitido. Lo siguiente era consultar al resto de participantes en la Liga. “Hemos tenido el apoyo del resto de clubes. Esta era una cuestión que se tenía que compartir y teníamos que ver la opinión de los equipos participantes en esta competición. No ha habido ningún tipo de problema, sino todo lo contrario, han destacado el valor que tiene porque al final entra en una Liga de hombres después de varios años sin entrenar”, dice María López.

Desde la noticia de la incorporación de Mireia Rodríguez a la competición senior masculina, muchos han querido destacar su valor teniendo en cuenta la diferencia física entre hombres y mujeres. “En el entrenamiento, al principio puedes tener más delicadeza pero cuando estás en competición, tú no miras si hay un hombre o una mujer, porque Mireia puede meter los mismos goles que un jugador. El valor que ha tenido es importante de destacar porque estamos hablando de una categoría Senior donde te puedes enfrentar a jugadores de 18 a 40 años, más grandes que tú”, comenta María López.

Mireia ha querido dejar claro que su única intención era jugar al Balonmano fuese como fuese. Reconoce que la diferencia física es real, pero que ella intentará explotar otras características. No obstante, sabe que el contacto llegará y está preparada para ello. Mireia señala: “Sí que es verdad que físicamente hay una diferencia pero yo lo que intento es jugar un poco más rápido para que no me enganchen. Es verdad que existen otras habilidades que se pueden potenciar para contrarrestar la diferencia física. Piensa que el balonmano es un deporte de contacto físico y cuando entras al campo y recibes el primer golpe se te quitan todas las tonterías de golpe”.

Tanto Mireia Rodríguez como la presidenta de la federación de Balonmano de Castilla-La Mancha han lamentado que esto sea noticia. A las dos les parece importante que esto se viralice para romper barreras e ir a mejor. “A mí lo que me da pena de verdad es que muchas madres no puedan llegar a conciliarlo con la vida familiar porque no tienen opción para hacerlo. Por mi parte, todo lo que sea hacer a la gente disfrutar del deporte y se le dé esa opción, encantada de poder ayudar en este sentido. Que esto sirva para que la gente no deje de hacer deporte y practicar el balonmano”, termina Mireia Rodríguez.

COMPARTIR: