04 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El traspaso del club de fútbol londinense, que se ha vuelto a retrasar por un contratiempo con Abramovich, tiene como fecha limite hasta el 31 de mayo

Los problemas en la venta del Chelsea amenazan su participación en Europa y en la Premier

Aficionados del Chelsea.
Aficionados del Chelsea.
Desde que en marzo Roman Abramovich anunciase que vendía el Chelsea, varios postores se interesaron en hacerse con la propiedad del club inglés, entre ellos Lewis Hamilton y Serena Williams, que se han unido a una de las candidaturas más importantes. Sin embargo, ahora la venta se encuentra prácticamente parada debido a la reclamación de Abramovich para que le devuelvan los 1,8 millones de euros que prestó al Chelsea desde que se hizo con él en 2003.

Cuando la venta del Chelsea parecía más encauzada que nunca, vuelven a aparecer los problemas y se complica todo un poco más. Ahora, Roman Abramovich parece haber cambiado de opinión sobre su decisión de no pedir el reintegro de los 1,8 millones de euros que había prestado al Chelsea desde que se hizo con el control del club en 2003, a pesar de que el ruso no podría recibir ningún dinero de la venta y el dinero quedaría congelado por el Gobierno.

Este nuevo contratiempo llega cuando el proceso de la venta del club parecía estar más cerca de resolverse que nunca y el consorcio liderado por Todd Boehly se perfilaba como el nuevo dueño del equipo londinense. La compra, que se iba a cerrar en torno a los 2,5 millones de libras convirtiéndose así en la más cara de una franquicia deportiva, parece haber quedado trastocada al tener que añadir los 1,8 millones para pagar al oligarca ruso.

Roman Abramovich ha llevado al Chelsea a otra estratosfera, pero los  fanáticos del blues no deberían esperar verlo pronto. - Noticias del  Deporte Mundial

Roman Abramovich.

A esta dificultad se le añade que el tiempo va en contra del Chelsea, que había recibido una licencia especial del Gobierno por la que obtenía permiso para seguir operando, y no irse a la ruina, hasta el 31 de mayo. Sin embargo, si no se completase la venta para entonces, el equipo blue entraría en quiebra y se pondría en riesgo su participación en la temporada que viene tanto en Europa como en la Premier

No obstante, en lo deportivo esta situación ya comienza a pesar en el ánimo de los blues, a los que ya les ha costado la salida de Antonio Rudiger. La idea del central alemán de no querer renovar la achacó su técnico, Thomas Tuchel, a la incapacidad del club de negociar nuevos contratos. Al club inglés se le pueden sumar en las próximas horas las bajas tanto de Andreas Christensen como de César Azpilicueta, que parecen estar muy cerca de fichar por el Barcelona. 

Serena Williams y Lewis Hamilton interesados

Desde la llegada de Abramovich, el club londinense se ha visto revalorizado consiguiendo, en menos de 20 años, 21 títulos, entre ellos 5 Premier League y 2 Champions League. Viendo el gran momento por el que pasan los blues, que el año pasado fueron los campeones de Europa, Lewis Hamilton y Serena Williams se han unido a una de las candidaturas para comprar el club inglés.

La tenista ganadora de 23 "grandes" y el piloto, siete veces campeón de la F1, después de mantener durante varias semanas conversaciones con la campaña de Martin Broughton, finalmente aportarán alrededor de 10 millones de libras cada uno al consorcio liderado por el expresidente del Liverpool y de la aerolínea British Airways, Broughton.

Serena Williams y Lewis Hamilton, unidos en la puja por el Chelsea.

La operación de la venta del Chelsea está gestionada por el banco estadounidense Raine Group, ya que así lo decidió Roman Abramovich, cuyos activos permanecen congelados por el Gobierno británico debido a las sanciones impuestas por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania. El Ejecutivo de Londres tendrá que validar la operación y conceder al club una licencia especial para que la venta pueda hacerse efectiva.

Los candidatos

La recta final para conocer al nuevo dueño del club inglés ya ha comenzado. En un principio, se esperaba que en la semana del 18 de abril se conociera quién sucedía a Roman Abramovich a los mandos del vigente campeón del Chelsea, aunque de momento todo ha quedado parado.

Entre los candidatos, destaca Martin Broughton, el expresidente de British Airways Plc y Liverpool FC, que se ha asociado con Josh Harris, cofundador de Apollo Global Management Inc, y a los que se han unido Serena Williams y Lewis Hamilton.

Cuatro candidatos para comprar el Chelsea - El Comercio

Jugadores del Chelsea.

Todd Boehly, expresidente de Guggenheim Partners, es otro de los tres principales candidatos. Boehly ha presentado una oferta para hacerse con el club londinense con Clearlake Capital, con el multimillonario suizo Hansjoerg Wyss y Jonathan Goldstein. También se ha conocido que Boehly, que ya pujó por el Chelsea en 2019, acaba de acordar los términos para vender su empresa CBAM Partners a Carlyle Group Inc. por 787 millones de dólares.

Los últimos en colocarse a la puja han llegado desde la NBA. En su interés por comprar el Chelsea, Stephen Pagliuca, dueño de los Boston Celtics y del Atalanta, ha decidido aunar  fuerzas con otro de los hombres poderosos de la NBA: el presidente de la Junta de Gobernadores de la NBA y representante de los Toronto Raptors, Larry Tanenbaum.

Su experiencia dentro del mundo del deporte ha sido el principal motivo de su unión. Larry Tanenbaum, además de ser el dueño de los Toronto Raptors de la NBA, también es el máximo representante del equipo de la NHL, Toronto Maple Neafs.  En cuanto a Stephen Pagliuca, deberá deshacerse de sus acciones del equipo italiano Atalanta si, finalmente, es la candidatura que gana para comprar el Chelsea.

COMPARTIR: