03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Denuncian que la cúpula culé podría usar otras formas para pagar a los futbolistas y que Piqué cobraría comisiones en contra del código ético

Polémica en el Barça: El club de Joan Laporta podría incumplir el 'fair play' financiero

Joan Laporta.
Joan Laporta.
El Barcelona podría estar incumpliendo el 'fair play' financiero y usando otras formas para pagar a sus futbolistas. Nadie entiende cómo han podido terminar el mercado de fichajes así de bien, aunque Laporta argumenta que han ajustado el sueldo de los fichajes. Esto ha hecho que investiguen otras rebajas salariales como la de Piqué, al que pagan aparte una cantidad importante en forma de comisión por el patrocinio de Rakuten. Todo ello en contra del código ético que deben cumplir los jugadores.

El problema económico del Barça se evidenció con la llegada de la pandemia del Covid-19, en marzo de 2020, y la paralización de la actividad deportiva y empresarial de los clubs, pero ya iba al límite antes. No ahorraba, gastaba lo que ingresaba, principalmente en los altísimos salarios de los jugadores. Sin competición, bajaron los ingresos y el club quedó en una situación de ‘excedido’ en gastos en la que se mantiene, pese a las salidas de cracks con altas fichas como Messi, que estaba sin contrato desde el 30 de junio de 2021, o Griezmann, y a las rebajas salariales de Piqué, Busquets y Alba.

Estas medidas permitieron afrontar en verano una remodelación ‘low cost’ de la plantilla. Y, vital en clave de futuro, esa reducción económica fue la base para poder afrontar las renovaciones de Pedri y Ansu Fati.

Sin embargo, tras varios meses en los que no se paraba de oír que el FC Barcelona estaba muy mal económicamente, ha terminado confeccionando una plantilla de lujo en el mercado de invierno con las incorporaciones de Dani Alves, Ferran Torres, Adama Traoré y Pierre-Emerick Aubameyang, que también han tenido que ajustar sus salarios todo lo posible para que el equipo culé no infrinja las normas del fair play financiero.

Todo ello ha levantado mucha polémica entre los aficionados, ya que no entienden cómo un equipo que se encuentra en dificultades económicas puede fichar a estos cuatro jugadores de tanto renombre. Mucha gente desconfía de la forma en la que el Barça está pagando a sus jugadores y sospechan que el club culé podría recompensar a los futbolistas por otras vías, esquivando de esta forma el famoso fair play financiero.

Caso Gerard Piqué

En 2016, cuando el FC Barcelona presentó el patrocinio de Rakuten, el presidente del FC Barcelona, en esos momentos Josep María Bartomeu, no dudó en hacerle un guiño a Gerard Piqué. Fue una cuestión de justicia, pues el propio presidente señaló que para llegar a firmar ese acuerdo tuvieron antes que contactar con la firma japonesa y para ello entraron en juego las influencias de Piqué y su esposa, la cantante Shakira, ya que ellos tienen relación con el director ejecutivo de la compañía, Hiroshi Mikitani, y fueron los que ejercieron de ligazón entre la directiva azulgrana y la multinacional nipona.

Este hecho en los últimos días ha cobrado relevancia después de que el periodista deportivo Jota Jordi dijese en el Chiringuito de Jugones que Piqué cobra una serie de comisiones fuera de su desempeño futbolístico. “Cuando Pique ayudó a traer a Rakuten al Barça acordó una serie de pagos con la anterior directiva que se tienen que cumplir”, expresó.

Foto: Hiroshi Mikitani colgó esta foto en su cuenta de Twitter.

Hiroshi Mikitani colgó esta foto en su cuenta de Twitter.

De ser así, se incumpliría con el código ético, que en su segundo párrafo dice que, si bien “el FC Barcelona reconoce y respeta la participación del Personal en actividades financieras y empresariales diferentes de las desarrolladas por la Entidad —siempre que estás sean legales, éticas y no colisionen con las responsabilidades hacía el Club—, se deberán evitar en todo momento las situaciones que puedan suponer un conflicto entre los intereses personales y los del Club, o que permiten valerse de la posición en el FC Barcelona para obtener ventajas patrimoniales o personales u oportunidades de negocio”.

¿Qué es el 'fair play' financiero?

Últimamente se escucha de manera insistente el concepto de fair play financiero en la Liga española. Pero ¿qué es el fair play financiero? ¿En qué consiste? 

Conceptualmente, el fair play es el límite máximo que un club puede emplear en los salarios de sus jugadores, primer entrenador, segundo entrenador y preparador físico del primer equipo.

A la hora de determinarlo, La Liga, a diferencia de la UEFA que fija un máximo de un 70% en los salarios de los jugadores, tiene en cuenta dos variables: la previsión de ingresos previstos por un club y la partida de gastos, excepto los correspondientes a los salarios y amortización de los futbolistas. Es decir, variables como los gastos de estructura o la deuda pendiente del club. La ecuación es sencilla: ingresos menos gastos no deportivos.

En función de estas dos variables LaLiga establece el límite del fair play financiero. Límite que en el caso del club culé y, considerando todos los conceptos anteriores, tiene fijado para esta temporada 2021-2022 en torno a 97 millones (no ayudó imputar más pérdidas). 

¿Dónde está el 'fair play'?

La situación del FC Barcelona no solo ha traído polémica entre los aficionados. José Bordalás, actual entrenador del Valencia, tampoco parecía entenderlo hace unos días. "El FC Barcelona tiene una deuda de 300 millones de euros y ha fichado a Ferran Torres, he leído que por 55 millones, aunque no sé la cifra exacta. Y va a fichar a Morata y el presidente anuncia más fichajes, incluso Haaland. ¿Dónde está el fair play?", declaró en la rueda de prensa previa al duelo de Copa del Rey ante el Cartagena.

“El FC Barcelona ha fichado a Xavi, ha visto que no le da para llegar a pelear por 'Champions' y por estar entre los mejores, y tiene que fichar, esta es la realidad. Milagros, en el fútbol, se dan muy poquitos", añadió el preparador alicantino.

COMPARTIR: