05 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El equipo de fútbol pimentonero atraviesa una de las peores crisis de su historia bajo la sospecha de corrupción

Estos son los tres nombres que llevan sin control el Real Murcia: Víctor Gálvez, Mauricio García de la Vega y Raúl Moro

Víctor Gálvez (izda.) y Mauricio García de la vega (dcha.)
Víctor Gálvez (izda.) y Mauricio García de la vega (dcha.) / Real Murcia
Actualmente la presidencia del Real Murcia la ocupa Víctor Gálvez, pero podría ser por poco tiempo, ya que Mauricio García de la Vega estaría a punto de ser su sucesor, ya que está a la espera de la resolución judicial sobre el caso de la venta del club. Por su parte, Raúl Moro fue el encargado de venderle el club a Gálvez

El Real Murcia se ha convertido en un avispero. Varios jugadores y empleados de la entidad sufren impagos y el club se dirige hacia un futuro incierto porque aún no se sabe quien será el presidente real del equipo próximamente.

Ahora mismo se encuentra en el ojo del huracán el actual presidente del club pimentonero, Víctor Gálvez, el cual aseguró que el 28 de noviembre dejará de ser el máximo mandatario del club, pero hay dudas sobre si cumplirá su palabra. Este empresario está siendo el centro de las críticas por parte de los jugadores y la afición, los cuales le señalan por ser el presunto culpable de la situación deportiva y económica del equipo.

El lío del Real Murcia tiene tres protagonistas: el presidente, Víctor Gálvez, el que puede ser el nuevo presidente, Mauricio García de la Vega y el expresidente, Raúl Moro. El Cierre Digital analiza quienes son cada uno de ellos.

Víctor Gálvez: el actual administrador único del Real Murcia

Este empresario adquirió el equipo murciano cuando se lo compró al expresidente Raúl Moro. El consejo le nombró administrador único. Gálvez aparece en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) desde 2015, como administrador único de ‘Gálvez Brothers XXI’, la sociedad dueña del Real Murcia. Esta empresa, con sede en Orihuela (Alicante), ha pagado nóminas a algunos jugadores del equipo, según explicaciones de Raúl Moro.

El actual presidente del Real Murcia, Víctor Gálvez | Twitter

Esta empresa se dedica a la inversión privada en varios sectores como la banca privada, las aseguradoras y el mundo inmobiliario. según el BORME, el empresario también está supuestamente vinculado a otros tres proyectos en el mercado inmobiliario- ‘’Ejecutamos operaciones de compraventa en 14 de los principales mercados de valores del mundo’’, explica la web de "Gálvez Brothers XXI". 

Víctor Gálvez, que posee cuentas en distintas redes sociales, tuvo que cerrarlas o hacerlas privadas debido a las críticas constantes por la situación del club. En sus perfiles se pueden observar que tiene en su poder vehículos de alta gama. Una de sus grandes aficiones. Se ha dejado ver al volante de un Porsche, mientras que en otras fotos estaba con un Lamborghini.

Por otra parte, Gálvez utiliza las redes para defender la unidad de España apoyando a los manifestantes que estaban en contra de la independencia de Cataluña.

Mauricio García de la Vega: el, en teoría, sucesor de Gálvez 

Este empresario mexicano compró el paquete empresarial (84%) a Raúl Moro, el cual firmó un contrato con de la Vega. El 7 de marzo, el empresario azteca ejecutó una cláusula en la que figuraba una opción de compra para hacerse con la propiedad del Real Murcia. Raúl Moro no le dio validez, ya que consideró que el mexicano no había cumplido con todas las condiciones del contrato, entre ellas el pago de un millón de euros.

El caso fue llevado ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que le dio la razón a García de la Vega y la decisión fue ratificada por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Por eso, Mauricio García de la Vega está esperando a hacerse con el poder en el Real Murcia cuando se marche Víctor Gálvez, valiéndose de que estos dos organismos le han dado la razón.

El posible nuevo presidente del Real Murcia, Mauricio de la Vega | Real Murcia

El mexicano, actualmente, dirige una agencia de representación de futbolistas llamada ‘IconStar’, fundada en el año 2001. Se conoce que esta sociedad tiene en su poder hasta 58 futbolistas, que aproximadamente tienen un valor de 35 millones de euros, según datos de la web especializada Transfermarkt. Todos los jugadores que representa son mejicanos o tienen la doble nacionalidad, como es en el caso del defensa Ventura Alvarado (méjico-estadounidense), el mediocentro Aldo Leao Ramírez (méjico-colombiano) o los méjico-argentinos, Mauricio RomeroLucas Ayala y Juan Augusto Gómez.

Pero, la agencia ‘IconStar’ no solo es asesora de futbolistas, también es organizadora de eventos y espectáculos de entretenimiento y música. Claro ejemplo fue la gira de Elton John por México, que estuvo gestionada por la firma de De La Vega. Además, también cuenta con cantantes en forma de clientes como es el compositor mexicano Aleks Syntek.

Mauricio García de la Vega ya quiso hacerse con un equipo de fútbol en España, en concreto con el Atlético Osasuna pero, el club pamplonica le negó la venta de la entidad porque es un club que pertenece a los socios y no es Sociedad Anónima Deportiva (SAD).

Raúl Moro, el vendedor y presunto generador de este lío

Raúl Moro se despidió del murcianismo el pasado mes de marzo cuando vendió el equipo a Víctor Gálvez. Desde entonces se ha iniciado una batalla legal entre Mauricio García de la Vega y Víctor Gálvez por el trono del Real Murcia.

Moro emitió un comunicado donde dedicaba unas palabras al Real Murcia y sus aficionados: ‘’Espero y deseo tener que volver a Murcia a disfrutar solo de los éxitos deportivos del Real Murcia, pues ello significará que tanto el Real Murcia como Raúl Moro han conseguido lo que les prometieron. Se despide un expropietario del Real Murcia, expresidente del Real Murcia y exconsejero del Real Murcia para ser un abonado y fiel seguidor. Y me despido sin una sola mentira, sin una sola amenaza; con el corazón agradecido a Murcia y a los murcianos”.

Moro_Raul_Murcia

El expresidente del Real Murcia, Raúl Moro | Twitter

Pero, para la región de Murcia, Raúl Moro es un personaje semidesconocido. Todo lo contrario que en Arcos de la Frontera y en otros pueblos de la serranía de Cádiz. Allí cerró la Clínica Dental Family dejando a decenas de usuarios sin sus tratamientos bucodentales, pero esta no es la única actuación controvertida en su actividad empresarial. Muchas de sus empresas han desaparecido para no tener que asumir deudas, ni siquiera con sus empleados que no han cobrado sus indemnizaciones. Algunas de sus acciones profesionales han acabado en los Juzgados. El Juzgado de lo Social número 3 de Cádiz llegó incluso a declararlo en paradero desconocido.

Por lo tanto, en la casa del Real Murcia se avecinan curvas de aquí a un mes. El próximo 28 de noviembre, Víctor Gálvez dejará el cargo, asiento que ocupará, en teoría, el empresario mexicano Mauricio García de la Vega.

COMPARTIR: