21 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Unido veinte años a Constanza Echevarría con la que ha tenido tres hijos, se le han conocido varias parejas como la exactriz porno María Lapiedra

Vuelve Joan Laporta al F.C.Barcelona con la resaca del 'Barçagate' y el respaldo soberanista

Joan Laporta.
Joan Laporta. / TV3
Joan Laporta se ha convertido este domingo, 7 de marzo, en el nuevo presidente del FC Barcelona tras ganar las elecciones celebradas al acumular un 54,28 % de los votos, por delante de Víctor Font, el segundo más votado en los comicios, y de Toni Freixa. Laporta vivirá una segunda etapa en el club blaugrana tras presidirlo entre 2003 y 2010. Sustituye a Josep Maria Bartomeu, que dimitió en octubre de 2020 acosado por el caso Barçagate, y ahora deberá afrontar unos años de grave crisis económica.

El abogado y empresario Joan Laporta Estruch, nacido en la Ciudad Condal en 1962,  se ha proclamado de nuevo presidente en la historia del FC Barcelona. Licenciado en Derecho por la Universitat de Barcelona, fue socio fundador y titular del bufete Laporta & Rabos, Advocats Associats. Fue conocido en su momento inicial por ser el líder del desaparecido Elefante Azul, la plataforma opositora más beligerante de los últimos años de la era del constructor Josep Lluís Núñez.

Ya en el año 2000, Laporta se presentó en la candidatura de Lluis Bassat, pero desde entonces decidió repetir por su cuenta. El nuevo presidente blaugrana quiere un cambio definitivo en la forma de manejar el FC Barcelona. Su nuevo triunfo ha sido incontestable y a partir de ya mismo se pondrá a trabajar para un proyecto manchado por una grave crisis financiera y con la resaca del "Barçagate" de su antecesor Josep Maria Bartomeu, su ex amigo y compañero en su anterior directiva.

Hoy, asegura que tiene la fórmula para devolver al FC Barcelona a la primera línea mundial y los socios se lo han creído, hasta el punto de que han apoyado mayoritariamente su proyecto además de contar con el respaldo de los movimientos soberanistas catalanes. Aunque su nuevo talante no es tan excluyente como el anterior. "Con este club no hay quien pueda, está más vivo que nunca, por más números rojos que tenga", ha señalado.

Todo apunta a que este Laporta parece no querer ser el de siempre. Consciente de la importancia de esta cita electoral ha adoptado un perfil mucho más bajo con un discurso comedido. Quizá por ello, el nuevo Laporta quiere transmitir una imagen moderada, algo que ha quedado reflejado en su discurso preelectoral. 

El gran protagonista

Pero este perfil bajo no evita que los focos se hayan concentrado en él y que la cobertura de los medios de su precampaña ha dejado en pañales a la de sus rivales. Además, si algo le gusta a Joan Laporta es generar expectación, motivo por el que no presentó su precampaña hasta el último momento, dándola a conocer el 30 de noviembre. Su carisma también ha logrado que se olvidara que en 2015 ya perdió unas elecciones frente a Josep María Bartomeu para presidir el FC Barcelona.

No obstante, Laporta no ha podido resistirse y quiso protagonizar el ‘bombazo’ de la precampaña. El 15 de diciembre, Madrid amaneció con una lona gigante, a 100 metros del Santiago Bernabéu, con una imagen de Laporta y el lema Ganas de volver a veros. La acción era toda una provocación a los madridistas, pero también un llamamiento a los socios del Barcelona presentes en la capital. Por si quedaban dudas, la iniciativa escenificaba su vuelta mediática a la primera plana de la actualidad.

Lona de la precampaña de Laporta. / Joan Laporta

Esta lona acaparó todos los titulares de la prensa. En Madrid y Barcelona no se hablaba de otra cosa. Incluso Víctor Font señaló que Laporta era “el puto amo” de cara a hacer acciones así, pero apuntó que con pancartas no se ganan Champions, no se construyen nuevos estadios ni se paga la deuda del club, por lo que invitaba a “contrastar proyectos”. Pero el golpe de efecto del equipo de campaña del expresidente blaugrana ya estaba dado.

Además, la precampaña de Laporta también ha tenido eco fuera de España. Hasta en los lugares menos esperados, como la ciudad polaca de Szczecin. Allí se ha visto un autobús de la línea 2513 que, en su panel luminoso, apoyaba al catalán. Laporta president, se leía en el mensaje. Se desconoce si es una acción más del equipo de campaña o una iniciativa propia del conductor del vehículo, pero el hecho ha sido sumamente llamativo.

Autobús en Polonia haciendo campaña por Laporta. / El 10 del Barça TV

Esta vuelta al ruedo deportivo de Joan Laporta también quedó reflejada con una gira del nuevo presidente blaugrana por toda España. Lejos de hacer campaña solo en Cataluña, Laporta acudió a Madrid para saludar a los socios que viven en la capital. Lo hizo el mismo día en el que se desplegó esa lona de 50 metros. Luego acudió a

Reconciliación con Rosell y beneplácito del independentismo

En su nueva estrategia, Laporta también ha apostado por dejar las tensiones atrás y unir fuerzas. Ha reconstruido su relación con su examigo y también expresidente del Barcelona Sandro Rosell, con quien ha mantenido un fuerte desencuentro que ha durado años. Laporta le llamó para felicitarle cuando salió de prisión, justo antes de que le declararan inocente. Eso llevó a ambos a quedar en persona y limar asperezas

Como también lo ha hecho con los movimientos independentistas, Así, Sergi Sol, mano derecha de Oriol Junqueras y antiguo jefe de gabinete en la vicepresidencia de la Generalitat, valoró positivamente la posibilidad de que Laporta se presentase a las elecciones (aún no se había presentado su precandidatura) y consideraba que sería capaz de dar la vuelta a la mala situación en la que se encuentra el Barcelona.

Sin embargo, hay dudas en ERC sobre el hecho de volcarse definitivamente con el nuevo presidente por los múltiples guiños a Junts Per Catalunya. Pero a nadie se le escapa que Joan Laporta es un independentista confeso. No obstante, ha decidido dejar este aspecto de lado en su precampaña, de cara a hacer un Barça “más universal”. Pero los partidos independentistas no se olvidan de su ideología y pasado político y ven con buenos ojos que alcance la presidencia.

Tuit de Lluís Carrasco

En este sentido, Puigdemont y su entorno ven con buen agrado manifestaciones como las que acostumbra a realizar Lluís Carrasco, publicista y jefe de la campaña de Laporta. Por ejemplo, Carrasco criticó en verano a ERC y la Cup por “alinearse con Vox, PP, C´s, PSOE y con las cloacas” que quieren ver a los independentistas “aniquilados”. “De hecho, no entendemos nada de lo que estáis haciendo”, aseveró. Por ello, Puigdemont podría convertirse en uno de los principales valedores del nuevo presidente blaugrana.

Una vida frívola

Laporta ya no es hoy día protagonista de sus conocidos excesos en enormes y largas fiestas nocturnas. De hecho, hace ya cuatro años de la última vez que fue noticia por un hecho de este estilo. Ocurrió en Girona, en una fiesta en la residencia de verano de la política y periodista independentista Pilar Rahola. Allí se congregaron también el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, el recientemente restituido jefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero y el doctor Bonaventura Clotet.

Joan Laporta estuvo veinte años unido a Constanza Echevarría, hija del empresario Juan Echevarría  ex presidente de FECSA, Nissan Motor Ibérica o Mutual Universal y hombre que siempre apoyó a su yerno en sus veleidades políticas y en su asalto a la presidencia del Barça. En el equipo blaugrana llegó a introducir a su entonces cuñado Alejandro Echevarría, a pesar de la distancia ideológica entre ellos, ya que éste era popular en Barcelona por su posicionamiento en posturas ultraderechistas llegando a ser vocal de la Fundación Francisco Franco.

Después de dos décadas de convivencia y tres hijos en común, el matrimonio Laporta llegó a su fin. No era un secreto para nadie en Barcelona que el éxito con las mujeres de Laporta era un problema en al convivencia con Constanza.

Fue en 2007 cuando la prensa descubrió su relación con Flavia Massoli Teixeira a la que había puesto a sueldo del club como responsable del Departamento de Relaciones Públicas. Un escándalo que acabó con su matrimonio y le generó críticas por mezclar lo privado con la administración del club.

Joan Laporta y María Lapiedra. 

Esta relación acabaría en escándalo cunado Flavia fue despedida en 2008, en la época de la moción de censura planteada por Oriol Giralt, para paliar problemas de imagen. Flavia llevó a la directiva del Club a los Tribunales acusándoles de acoso laboral. El asunto legal no hizo más que aumentar el escándalo de la relación entre ambos y Flavia acudió a dar datos de su historia con el líder del equipo al programa de Antena 3 Dónde estás corazón. En la entrevista habló de las fiestas de Laporta y cómo llegó a tener un romance con la hija del presidente de Uzbekistán.

Poco tiempo después aparecían sus fotos con Vicky Martín Berrocal en un barco. Ni al ex del Cordobés ni el catalán confirmaron nunca que hubiera algo entre ellos.

En 2010 se le relacionó con exreina de la belleza italiana convertida en periodista deportiva Simona Ventura. Desde entonces se la ha relacionado con varias mujeres, siendo la más popular, sin duda, María Lapiedra, la exactriz porno hoy unida sentimentalmente al colaborador televisivo Gustavo González.

Ahora queda por saber si el que fuera concejal soberanista volverá a ser el gran presidente balugrana. Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, pero Laporta recuerda que “Steve Jobs relanzó Apple” en su retorno a la compañía. El tiempo y los resultados  lo dirán.

COMPARTIR: