25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La selección transalpina acumula 53 años sin levantar el trofeo continental, mientras que la inglesa nunca lo ha ganado

Final de la Eurocopa: Duelo de necesidades entre Italia e Inglaterra, dos históricos rivales

Escudos de la selección italiana y la inglesa junto a la Eurocopa (Fuente: La Razón de México)
Escudos de la selección italiana y la inglesa junto a la Eurocopa (Fuente: La Razón de México)
La Eurocopa 2021 llega a su fin este domingo. Después de un mes de espectáculo y de partidos vibrantes, la selección italiana y la inglesa se enfrentarán en el estadio de Wembley para hacerse con el mayor título continental. Italia, dirigida por Roberto Mancini, ha sido el equipo que mejor fútbol ha desplegado durante el torneo, mientras que Inglaterra, dirigida por Gareth Southgate, cuenta con un gran talento individual que puede decantar el resultado del partido.

Este domingo, a las 9 de la noche, tendrá lugar en el estadio de Wembley la final de la Eurocopa 2021, uno de los torneos más exitosos y emocionantes de los últimos años, en la que, lamentablemente, no estará la selección española. Pese a esto, dos de las selecciones más importantes de la historia del deporte rey como lo son la inglesa y la italiana se enfrentarán en busca de hacerse con la gloria europea.

Ambos conjuntos llegan a este partido tras haber demostrado su calidad y su valía ya que, durante su camino a la final, han eliminado a selecciones de la talla de España, Alemania o Bélgica, por lo que el partido promete ser un gran espectáculo para los amantes del fútbol de todo el planeta. Pero este también será un duelo de necesidades ya que, tanto Italia como Inglaterra llevan mucho tiempo sin saborear las mieles del éxito en competiciones internacionales.

En el caso de Italia, la última vez que su equipo logró alzarse como campeón fue en el Mundial que se disputó en Alemania en el año 2006, si nos centramos en el torneo europeo. La primera y hasta ahora única vez que lograron ganarlo fue en el año 1968, por lo que acumula 53 años sin levantar este trofeo. Durante este tiempo, Italia llegó a dos finales, la del año 2000, que perdió 2-1 ante la Francia de Zidane, y la del año 2012, en la que una gran España, dirigida por Vicente del Bosque, le endosó un abultado 4-0 en Kiev.

Jugadores italianos hundidos tras perder ante España en la final de la Eurocopa 2012.

Por su parte, Inglaterra se encuentra aún más necesitada que la selección transalpina ya que, pese a ser los inventores del fútbol, nunca han logrado alzar el trofeo más importante del continente, de hecho, ni siquiera han logrado clasificarse para una final en toda su historia hasta la de esta edición. En cuanto a la Copa del Mundo, la única vez que lograron ganarla fue hace 55 años, en el Mundial de 1966 que se disputó en su país y que tuvo a Bobby Charlton como su mayor estrella.

Pero, para ganar esta Eurocopa, ambas selecciones deben centrarse en el presente pues las dos cuentan con potentes armas que pueden ser decisivas a la hora de decidir el ganador del partido. La selección italiana ha sido, junto a España, el equipo que mejor fútbol ha desplegado durante este torneo, la calidad de jugadores como Verratti, Insigne o Chiesa, unida a la veteranía de su pareja de centrales compuesta por Chiellini y Bonucci, han otorgado al equipo un equilibrio que le ha permitido imponerse a cualquier rival. El papel de Inglaterra no ha sido tan brillante, ya que, pese a vencer a la todopoderosa Alemania en octavos de final, sus partidos ante Dinamarca o Escocia han sembrado dudas acerca de la calidad de su juego.

A priori, en cuanto a talento individual se refiere, la selección inglesa vence por goleada a la italiana, al contar con jugadores de la talla de Harry Kane, Raheem Sterling, Phil Foden o Jadon Sancho, aunque algunos no están disfrutando de la cantidad de minutos sobre el terreno de juego que les gustaría y eso puede afectar a su concentración en este partido.

Selección inglesa celebrando un gol.

Por último, el duelo en los banquillos enfrentará a Roberto Mancini contra Gareth Southgate, dos entrenadores muy diferentes. El italiano cuenta con veinte años de experiencia en el fútbol de élite como entrenador y ha dirigido a clubes de la talla del Inter de Milán, la Fiorentina, la Lazio o el Manchester City, mientras que el inglés comenzó su andadura en los banquillos en el año 2006 y tan solo ha entrenado al Middlesbrough y a la selección inglesa sub-21 antes de enfrentarse al reto de dirigir a la selección absoluta.

Teniendo en cuenta estos datos, todos los ingredientes están listos para que los aficionados al fútbol disfruten de esta gran final y para que una de estas dos selecciones recupere la senda de la victoria, lo que supondría una motivación importante para afrontar el Mundial del año que viene que se disputará en Qatar.

COMPARTIR: