21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La próxima remodelación de la segunda B puede acabar con estos equipos y otros como Salamanca o el Córdoba en la Quinta División

Debacle de los clubes históricos que se alejan del fútbol profesional: El Recre, Numancia o Murcia en caída libre

Jugador Recreativo de Huelva llorando
Jugador Recreativo de Huelva llorando
La reestructuración de la Segunda División B ha revolucionado el fútbol afectando a todos los clubs que competían en la tercera categoría del fútbol español y que durante esta temporada pueden descender hasta a la quinta división. Unos de los que más se están viendo afectados son los considerados equipos históricos que militaban en esta categoría, los cuales han decepcionado mucho a sus aficiones, destacando el Recreativo de Huelva, el Numancia, el Salamanca, el Real Murcia o el Córdoba.

La Segunda B, competición que se disputa desde 1977, desaparecerá al final de la presente temporada. El tercer escalón del fútbol español pasará a estar ocupado por una competición de nueva creación, la Primera División Rfef, antesala del fútbol profesional. La Segunda División B, con 102 equipos, dará paso a una competición con 40 equipos, que se combinará con otras dos competiciones: la Segunda Rfef, con 90 equipos, y la Tercera Rfef, con 324.

En su última temporada, la competición ha adoptado un nuevo formato en dos fases, permitiendo a todos los clubes luchar en igualdad de condiciones por el ascenso a Segunda, clasificarse para la Primera Rfef, bajar a la Segunda Rfef (nueva cuarta categoría del fútbol nacional) o incluso descender hasta la Tercera Rfef.

Sin embargo, a los clubes históricos del fútbol español que militaban en esta categoría parece que no les ha sentado muy bien este nuevo formato.

CD Numancia

Un claro ejemplo de una mala adaptación a la categoría es la temporada del Club Deportivo Numancia, un equipo histórico de la Segunda División, que en la campaña 2007/2008 jugó en Primera División y que en el 2017/2018 disputó los Play Off de ascenso a la máxima categoría del fútbol español, que sin embargo, el próximo año militará en la Segunda división RFEF, cuarta categoría española de fútbol, tras no haber conseguido clasificarse para jugar la Primera división RFEF, lo que supone el descenso de un peldaño más.

El descenso del club soriano trajo consecuencias y tras hacerse oficial, una treintena de aficionados, que al principio de temporada soñaban con regresar a la liga Smartbank, se congregaron en el aparcamiento del estadio para increpar a algunos jugadores a pesar del despliegue policial en la zona.

Pero esto no quedo ahí, sino que Moha, uno de los jugadores que había recibido insultos, quiso tomarse la justicia por su mano y regresó a la zona en un vehículo acompañado de otras tres personas que portaban un arma blanca y bates de béisbol. Su hermano, que le acompañaba, tuvo que ser reducido rápidamente por la Policía Nacional, ya que portaba el arma blanca, para que los incidentes no fueran a mayores.

Amenazas con bates y cuchillos entre aficionados y un jugador del Numancia  tras el descenso - AS.com

Incidente en el aparcamiento del estadio del Numancia.

Por otra parte, la Subdelegación del Gobierno informó a través de un comunicado de la detención de un joven de 23 años como presunto autor de un delito de resistencia, desobediencia y atentado contra agentes de la autoridad, al herir a un agente con un bate cuando intentaba impedir una discusión con seguidores del Numancia. 

Sin embargo, lo del Numancia no ha sido lo peor ya que sin duda el club histórico que mayor batacazo se ha llevado este año ha sido el equipo más antiguo de España, el Recreativo de Huelva

El Decano

 La victoria del filial de la UD Las Palmas ante el Yeclano condenó al Decano a tener que jugar la próxima temporada en la Tercera División RFEF, quinta categoría del fútbol español. Una dura noticia para el club y para sus aficionados, que nunca han visto a su equipo en una división tan baja a lo largo de sus 131 años de historia.

Una pésima trayectoria durante toda la temporada había condenado ya al conjunto del Colombino a jugar la próxima campaña, como mínimo, en la Segunda RFEF (cuarta categoría de este deporte), por lo que el gran objetivo era evitar el doble descenso que para algunos equipos provoca este año esa remodelación efectuada por la Federación, pero la esperanza tardó poco en desvanecerse.

Además, este club no solo se encuentra en un mal momento deportivo sino que también lo esta pasando mal en lo institucional. Con una deuda de 16 millones de euros, la entidad puede seguir respirando porque su máximo accionista es el propio Ayuntamiento. La aportación económica del Consistorio onubense permite que el equipo siga adelante pero también limita la inversión en la confección de una plantilla que esta temporada no ha dado la talla.

Mirandés-Atlético Baleares y Hércules-Ponferradina por escapar del infierno  - Cordobadeporte

Jugador del Recreativo de Huelva llorando.

Y es que la reestructuración de la Segunda división B que acometerá la Federación Española la próxima temporada ha llegado en el peor momento para el Recreativo de Huelva. Además de la decepción deportiva, jugar la próxima temporada en la Tercera división RFEF puede poner en riesgo el futuro de una entidad que arrastra graves problemas económicos en los últimos años.

Pero no son solo estos dos clubes históricos los que han sufrido en esta Segunda División B tan peculiar, el Real Murcia, el Córdoba y el Salamanca también has descendido deportivamente de categoría.

Además, a estos equipos hay que sumarles el sufrimiento que han pasado los aficionados del Deportivo de la Coruña y del Racing de Santander para mantenerse en la tercera categoría del fútbol español, a pesar de que el objetivo no era la permanencia sino el ascenso, y la discordia que esta viviendo el Hércules, que todavía no ha asegurado la permanencia y necesita ganar dos partidos de tres que le quedan por disputar para hacerlo.

COMPARTIR: